«HAY UNA TOMA DE CONCIENCIA»

evitaentrevista

Por Julián Bruschtein
En diálogo con Página/12, referentes del Evita destacan el nivel de debate y de movilización con que reaccionaron la sociedad y la militancia ante el ballottage. “Estamos a un paso de la victoria o a un paso de la tragedia nacional”, señalan.
“El común de la gente está tomando protagonismo en la campaña, hay una toma de conciencia generalizada. Estamos convencidos de que vamos a ganar la elección.”. Mientras organizan el frente de movimientos populares que impulsa la consigna “de las tres T: Tierra, Techo y Trabajo”, dirigentes del Movimiento Evita analizaron en diálogo con Página/12 el escenario político antes del ballottage. El senador provincial Eduardo “Cholo” Ancona, la diputada bonaerense Patricia Cubría, el secretario de organización del ME, Gildo Onorato, y el director de la revista La Negra del Sur, Beltrán Besada, destacaron la “apertura de un estado deliberativo”, así como también realizaron una autocrítica: “Es importante que sigamos mostrando la humildad de escuchar, de sumar, de tener la apertura necesaria para que con esos votos que nos faltan, así sea por poco margen, podamos tener una victoria nacional, porque si vamos a reconstruir la idea de patria lo tenemos que hacer con un gobierno nacional y popular”, dijo Cubría, poniendo el ojo en la ajustada elección del próximo domingo. “Estamos a un paso de la victoria o a un paso de la tragedia nacional”, definió.

–¿El resultado de las elecciones generales provocó una mayor movilización popular en defensa del modelo?
Gildo Onorato: –Vemos que se ha generado un alto nivel de debate en la sociedad, de discusión horizontal, en el que mucho ha influido la politización que le imprimieron Néstor y Cristina. Más allá de que quizás en la primera parte de la campaña, o en la última parte del gobierno, nos faltó escuchar un poco más, nos faltó el reconocimiento de la problemática de la inflación, de ver la situación de los sectores más vulnerables, independientemente de esto, hemos hecho un aprendizaje como lo dice Scioli en los spots de campaña y lo dice la militancia cuando recorre las calles.
Eduardo Ancona: –A partir de la primera vuelta vemos una reacción no solamente de la militancia que se venía organizando, nosotros veníamos trabajando mucho la línea de la tres T con las organizaciones populares, movimientos sociales, gremiales, etc. Pero lo que veíamos era que el conjunto de la militancia tomó la campaña con mucha más preponderancia, que creemos que es muy importante. Pero lo más importantes es que el común de la gente que acompañó este proceso, que comprende este proceso y reafirma sus políticas, también está tomando protagonismo en la campaña y, a la vez, vemos que hay una toma de conciencia generalizada, que nos hace ver con expectativa bastante interesante este proceso. Estamos convencidos de que vamos a ganar la elección.
Beltrán Besada: –De la victoria de Scioli para acá, en las condiciones en las que se dio, se abre un momento interesante. Se produce un momento liminar del que emerge la política. Después hay que ponerse a construir la victoria para que Scioli gane las elecciones presidenciales, pero a partir de una base distinta, en la que comienza a haber iniciativas callejeras, en las que se pone de relevancia esta idea de confrontación de dos modelos, y no necesariamente desde una práctica organizada de los dirigentes.

–¿Han hecho un análisis y balance de los resultados del 25 de octubre?
Ancona: –Tenemos que ver qué es lo que ha fallado en el Estado y qué es lo que ha fallado en las organizaciones, porque quizás estamos en esta situación porque no hemos construido la correlación de fuerzas necesarias para avanzar más. Siempre en los procesos populares se cuenta con distintos sectores que acompañan, estudiantes, campesinos, trabajadores, etc, en este caso tuvimos un pedacito de cada uno pero no hemos podido reconstruir el movimiento nacional, esa es una deficiencia. Bienvenido este debate, pero lo mejor para nosotros es ganar y a partir del 10 de diciembre reformular o cambiar lo que haya que cambiar.
Patricia Cubría: –Está tomando una dimensión épica la disputa de dos modelos de país. Cada vez cae más la ficha de qué depara el futuro de nuestro país si volvemos al modelo del ajuste, si tiene además la fuerza política liberal de derecha del PRO… sería gravísimo si además de sufrir la derrota en la provincia de Buenos Aires pasa lo mismo a nivel nacional. De todas maneras, es importante que sigamos mostrando la humildad de escuchar, de sumar, de tener la apertura necesaria para que esos votos que nos faltan, así sea por poco margen, podamos tener una victoria nacional, porque hoy estamos con esta preocupación de que estamos a un paso de la victoria y a un paso de la tragedia nacional.
Besada: –Es complicado hacer un análisis ahora, pero es un momento que a nosotros nos obliga a repensar cómo es la práctica política en esta democracia. Lo que no podemos hacer es desacumular el capital político y la politización que generaron Néstor y Cristina. Cuando el pueblo empieza a intervenir son los mejores momentos de la historia

–Se ve un avance de las derechas a nivel regional como en Brasil, Venezuela, Uruguay. ¿Creen que forma parte de esta idea de caprilización, en la que la derecha se reúne contra lo que llaman despectivamente “gobiernos populistas”?
Onorato: –En los últimos años hemos discutido mucho sobre la crisis internacional, el problema económico, la profundización de la concentración de la banca, el sistema financiero, y lo que no vimos era que nació a partir de ahí una nueva derecha. Una nueva derecha que antes no construía mayorías políticas por el camino electoral, y que hoy apela profundamente a las cuestiones perceptivas, a las cuestiones emocionales, que habla desde la antipolítica, de la no ideología y que eso sumado a las tecnologías aplicadas y a la comunicación produce fenómenos masivos desde un lugar que la política tradicional no lo tenía. Creo que está claro que ellos son los dueños del poder, de los procesos económicos, pero estamos convencidos de que siempre las batallas las dan los hombres de carne y hueso. Si logramos salir del microclima militante y nos metemos en el barro, nos enchastramos de pueblo, ahí está garantizada nuestra victoria.
Cubría: –Por supuesto, hay un piso de acumulación en que la idea de construir con política es sano y posible, en contraposición con la antipolítica que pregona la derecha. Nunca la militancia va a dejar de soñar que es posible seguir profundizando y avanzando y construyendo. Más allá de la autocrítica que por supuesto vamos a hacer, el piso de acumulación nos da para pensar en un proceso de reconstrucción y avance a partir del 10 de diciembre.

Fuente: Página|12

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>