FRIGOCARNE SIN PATRÓN VA POR LA EXPROPIACIÓN

Hoy, el la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, se tratará el proyecto de ley que promueve la «EXPROPIACION DE INMUEBLES, MAQUINARIAS E INSTALACIONES UBICADOS EN LA LOCALIDAD DE MAXIMO PAZ, EN EL PARTIDO DE CAÑUELAS, CON DESTINO A SER ADJUDICADOS EN PROPIEDAD Y A TITULO ONEROSO POR VENTA DIRECTA A LA «COOPERATIVA DE TRABAJO FRIGOCARNE MAXIMO PAZ LIMITADA».

El proyecto ya tiene media sanción de la Cámara de Senadores, donde fue aprobado por unanimidad.
Un poco de historia
Desde el 21 de Octubre de 1968, fecha que la familia Piczman, fundó el Frigorí?co Máximo Paz S.A, en la localidad de Máximo Paz, partido de Cañuelas Provincia de Buenos Aires, ésta unidad productiva, se constituyó en la mayor generadora de empleo directo e indirecto en nuestra localidad. Desde los ?nes de los 60, el sector de los pequeños comercios y el sector informal de la economía, crecían al compás del desarrollo del frigorí?co. De esta manera, el frigorí?co, junto al peladero de aves, la sebería y la fábrica de productos químicos, llenaron de esperanza a los hombres y mujeres maximopaceños.Contradicción mediante, en los últimos 30 años, esto sector empresario no fue una empresa modelo, que respetara las leyes comerciales, laborales y sociales. Todo lo contrario. El crecimiento empresario fue desmedido y paulatinamente llenó de atraso, tanto a la fuerza de trabajo como a la población.Dicho de otra forma, aprovechándose de las relaciones con los sectores mas oscuros ligados al poder de turno, mantuvieron una rentabilidad excesiva, que se basó en la apropiación indebida de los recursos de los trabajadores, el Estado, y hasta de los productores y prestadores de servicios de la industria privada.


El atraso y la explotación como norma.

En estas tres décadas, el “grupo” Piczman, llenó de esperanzas y sombras el futuro de los trabajadores y la comunidad. Entre 1968 y 1976, hubo síntomas de crecimiento. A partir de la dictadura, también en Máximo Paz, comenzó la larga noche del atraso de los trabajadores. Con el advenimiento de la democracia, y la participación del “grupo” Piczman con mano de obra “desocupada” de la dictadura como el “Cabo Cosani” ligado al Frigorí?co Gorina, el teniente Radice ligado a Samid y Frigorí?co Yaguane, Mario Caserta – del frigorí?co Carindú y Valijero de Amira Yoma – y gente de la democracia alfonsinista – como el “Coti” Nosiglia – el cielo de la clase obrera se tiño de negro, poniéndose en peligro hasta la vida por causas evitables como el hambre. Sin embargo, el período más oscuro en el aspecto de reivindicaciones, lucha económica, social y ?nanciera, comienza con la década del 90 con el advenimiento del menemismo. Período donde la faena en negro, evasión, atropellos, allanamientos, clausuras, despidos, cambios de directorio con presidencias de indigentes, y hasta el alquiler de la planta, maquinaria, y nuestra fuerza de trabajo incluida el 1 de Febrero de 1993 como si fuera un mueble más, nos marcó para siempre.

La industria de la quiebra
En estas tres décadas, la aplicación de las políticas neoliberales, la superexplotación y las tres quiebras del “Grupo Piczman”, nos dejo como herencia y efecto, un cuadro devastador de atraso permanente. En la violencia de ese atraso, nos condenó al desempleo, subocupación, pobreza estructural, hogares con NBI y en condiciones de vulnerabilidad social extrema. Con el aprovechamiento de la crisis global para su propio bene?cio, la familia Piczman provocó tres abandonos de planta que nos condenaron al paro forzoso y a la violencia del atraso y hambre. De Febrero a Setiembre de 1998, de Diciembre 2000 a mediados del 2001 y desde el 3 Diciembre de 2003 hasta tal vez nunca más. Razón por la cual el 24 de Marzo de 2004, en asamblea directa, los trabajadores resolvimos cambiar el curso de nuestra historia.
Nace una esperanza: Recuperación de la planta frigorí?ca.
Con una última asamblea como trabajadores sin empleo, realizada en nuestra localidad del partido de Cañuelas provincia de Buenos Aires, iniciamos otro proceso de aprendizaje, a través del cual, nos educamos y supimos que la búsqueda del pan, no es nada más que una larga lucha desigual y permanente por la dignidad y la felicidad de los nuestros. En ese aprendizaje y medio de la lucha por salir del atraso y alcanzar el bienestar que nos deben, y debemos a nuestros hijos, también aprendimos que al margen que una lucha hay que dar y poner todo, también necesitábamos una cancha para jugar nuestro nuevo partido. Por eso, y a modo de producir una instancia superadora, el 27 de Marzo, un grupo de trabajadores decidimos recuperar la planta. Después de la recuperación y tras ásperas discusiones con el sector más retrasado de conciencia, y hasta de divisiones internas, resolvimos crear una herramienta social, que en un primer momento no sabíamos bien que era.En esa acción, sostuvimos que crear una instancia cooperativa para producir y comercializar socialmente era nuestra último y contradictoriamente primer objetivo. En esa acción, también de?nimos que la razón de ser de la cooperativa es el trabajo y no el capital, razón por la cual que no podemos hablar de ganancias, y sí de excedentes en función del trabajo realizado.


La lucha y la solidaridad toma forma de cooperativa.

De esta manera, sumamos esfuerzos, a la concepción de crear un instrumento social de carácter colectivo que agrupa a individuos que han asumido valores de igualdad, equidad y justicia para las tomas de decisiones colectivas. constituyéndonos en cooperativa para producir y comercializar socialmente en nuestra unidad productiva ubicada en la localidad de Máximo de Paz partido de Cañuelas provincia de Buenos Aires. De esta manera, y teniendo claro los porque y los para que, el 27 de Marzo recuperamos la planta y posteriormente nos constituimos en la Cooperativa de Trabajo Frigocarne Máximo Paz Limitada. Como cooperativistas, luego de largos debates, tomamos plena conciencia que no dejamos de ser parte de la clase obrera. Como tal, solo nos apropiamos un medio de producción, despedimos a la patronal, y ya sin patrón, y pensando en el futuro de nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos, empezamos a concretar parte del sueño por el que cayeron tantos otros trabajadores.

Desarrollo de la puesta a punto.
Constituidos como Cooperativa Frigocarne y parte del nuevo actor social de las plantas recuperadas, con ayuda del Poder INTI, INTA, INAES, y Banco Nación, conseguimos ayuda económica no reembolsable, maquinaria, pintura, etc., para la puesta a punto de la planta.Con el ?n de instrumentar la puesta en marcha de la planta, recurrimos a los organismos de control administrativos que ponen y rigen normas y resoluciones para el sector cárnico para que nos dejen producir y comercializar en la misma condición y lógica de la industria de la carne. En este sentido, combinando la movilización en todos sus aspectos, sin mayores problemas en la gestión de la Ministra de Economía lic. Felisa Jose?na Miceli y a través del Presidente de la ONCCA Lic. Jorge Rossi, conseguimos que salga vía EXCEPCION una RESOLUCIÓN otorgándonos la MATRÍCULA DE MATARIFE ABASTECEDOR. Allí, parecía que por ?n la parte de la clase que vive del trabajo constituida como un sujeto más en el nuevo actor social de las plantas recuperadas, podríamos tomar el cielo por asalto, y empezar a concretar nuestro sueño de producción y comercialización social.

LA RAÍZ DEL PROBLEMA CONCRETO
Freno a la puesta en marcha de la planta: 1º) ADA – SENASA.

Con la matrícula de Matarife Abastecedor Bovino, la puesta a punto terminada no podíamos producir y comercializar socialmente por problemas con la Autoridad Del Agua (ADA) que no extendía un certi?cado de Vuelco, por no poder analizar el agua que deberíamos estar tirando agua en planta de tratamiento de e?uentes. ¿Cómo tirar agua a las piletas si no nos autorizaban el Vuelco? ¿Qué análisis podían hacer de las aguas si no nos dejaban volcarlas? Esta contradicción, nos afectaba en SENASA. Organismo que nos daba autorización para inspeccionar por la planta y habilitarnos ?tosanitariamente porque ADA no entregaba el Certi?cado de Vuelco. Estas contradicciones solo pudo resolverse con lucha de calle. En ese período, con el ?n de la puesta a punto lista, no podíamos poner en marcha la planta por cuestiones burocráticas. De una u otra forma, la máquina de impedir, logró que se nos cumpliera el año sin producir y comercializar socialmente. Razón por la cual había que solicitar la reinscripción anual como matarife abastecedor bovino de Diciembre en la ONCCA sin haber reabierto la planta.


Freno a la puesta en marcha de la planta: 2º) ONCCA.

Cuando nos presentamos a la rematriculación a ?nes del año 2006, con los problemas de ADA y SENASA resueltos. Los hombres de línea de la ONCCA nos dieron de baja la matrícula como matarife abastecedor bovino. El 19 de Marzo del 2007, tras meses de batalla legal para recuperar la matricula de matarife abastecedor con la cual la cooperativa pudiera producir y comercializar socialmente, tras una movilización y corte de Paseo Colon, con la ?rma del funcionario Daniel Jorge Fortunato de la Dirección de Registros y Servicios nos entregaron matrícula de SERVICIO de esa manera, nos colocaron en el papel de proveedores de servicio sin posibilidades de comercializar socialmente como cooperativa.Tras la entrega de la matrícula de servicio, en la ONCCA entre el asesor Dr Sergio Roberts y el funcionario Daniel Fortunato nos comunican “o? de record” que por presión de las cámaras frigorí?cas la cooperativa no tendría jamás la matricula de matarife abastecedor por “competencia desleal” y ventajas impositivas que el sector privado no tenía. De hecho, con esta acción, sólo ganaba el sector patronal. Frigocarne no podía comprar ni vender, sólo debía servir a los operadores del mercado tradicional. Las patronales a través de Daniel Fortunato y su resolución, nos condenaban a cambiar de collar y a seguir dependiendo de la explotación y opresión de la lógica de la industria de carne tradicional.De esa manera, en fragante contradicción entre los hombres de línea de la ONCCA y el amplio apoyo brindado por el Poder Ejecutivo Nacional, el Ministerio de Economía, de Desarrollo Social y de Trabajo y Seguridad Social de la Nación, INTI, INTA, etc., la ONCCA logró impedir que:
a) Pongamos en marcha la planta;
b) Podamos producir y comercializar socialmente.


Nueva etapa de la lucha de calle

Contradicción mediante entre el resto del gobierno y los hombres de línea de la ONCCA, con la pérdida de la Matrícula de Matarife Abastecedor en la Cooperativa perdimos casi todo. Otra vez el paro forzoso parecía se extendía en el tiempo. Los contratos que habíamos ?rmado para trabajar a fasón con la lógica de la industria en el mercado interno se caían. Con esta acción en contra de los intereses de los obreros de la carne sin patrón, las Cartas de intención y contratos ?rmados con el mercado institucional y privado de la República Bolivariana de Venezuela también se nos escapaban como agua por entre los dedos. El futuro era un crepúsculo perdido en el manto oscuro de la desesperanza.Retomar la lucha de calle para lograr reabrir la planta se hizo una nueva necesidad. Movilizaciones, entrevistas con distintos funcionarios, cortes de calle, nos hizo abrir un nuevo marco de negociación  con el Ministerio de Economía, y a través de él, con la ONCCA. A contramano de las acciones de la entonces Presidente de la Nación, Ministra de Economía, y del Ministerio de Trabajo del Departamento de Trabajo Autogestionado, INAES, INTI e INTA los hombres de línea de la ONCCA tozudamente seguían la línea de la contraofensiva patronal.


Agudización de la contradicción “institucional”

En el crecimiento de la lucha de calle y en el ensanchamiento de la combinación con la estructura y la maduración de los contactos con los hombres y mujeres de los distintos estamentos del gobierno, se fueron creando las condiciones para que los hombres de línea de la ONCCA crearan una nueva variante. Esta variante que dejaran conformes a las directivas patronales y les permitiera seguir siendo peces en el agua con los vientos de cambio que arreciaban en la propuesta política gubernamentales sintetizaba en: La CREACION de una SOCIEDAD ANÓNIMA como ÚNICA FORMA de conseguir la matrícula de matarife abastecedor. Entre los fundamentos esgrimidos se argumentaba que no se nos daba la matrícula como Frigocarne porque “éramos competencia desleal”,” “por que no tributaríamos” y porque “no teníamos dinero para iniciar la actividad”. Como los hombres de línea de la ONCCA aseguraron que “Ni el Presidente Kirchner lograría que abriéramos como Frigocarne” y que la única salida salomónica era crear una SA” en la Asamblea General Extraordinaria de socios fundadores el  23 de Febrero del año 2007 (Acta N°32 del Libro N° 1 rubricado por el Instituto de Acción Cooperativa de la Provincia de Buenos Aires) se decidió crear Fricarnespat. La creación de la SA como herramienta legal para la producción fue rea?rmada en la Asamblea General Extraordinaria del 8 de Abril de del año 2007 (Acta N° 34 del Libro N° 1 rubricado por el Instituto de Acción Cooperativa de la Provincia de Buenos Aires). En esta Asamblea, se discutió y se aprobó una Acta de Compromiso y una Declaración de Principios. Las mismas, ?jaron el por que y el para que se luchaba en Frigocarne y en Fricarnespat. En esa asamblea, se hilo ?no y se  ?jó la línea y los objetivos a seguir en los ámbitos productivo, económico, social, educativo, cultural y político. De esa manera llegamos en la teoría al frigorí?co de carnes sin patrón que aspirábamos construir.

 

A pesar de los interrogantes se inició la puesta en marcha
Entre los coletazos de la violencia del atraso y el hambre y la puesta en marcha en condiciones no deseadas, nos preguntamos ¿Cómo harían estos hombres del Estado, para justi?car la operabilidad en el mercado de una sociedad anónima, con los mismos integrantes de parte del Consejo de Administración de la cooperativa en la presidencia y el Directorio de la SA? ¿Cómo hicieron los hombres de la línea de la ONCCA para inscribir, y otorgar la matrícula de matarife abastecedor a una sociedad anónima que tiene la misma disponibilidad económica y de crédito que la cooperativa para operar en le mercado?Con inmenso dolor, con la relación de fuerzas desfavorable, hecho que nos llevó a negociar en inferioridad de condiciones con el sector de los matarifes – (“Pymes informales”) – y a perder los contratos ganados en licitación con los hermanos de la República Bolivariana de Venezuela, convocamos a asamblea a los socios de la cooperativa para discutir la única salida que nos permitiera pasar de la puesta a punto a la puesta en marcha de la planta.

Mutación de socios sin cambio en la conciencia
Sin perder más tiempo en cuestiones dogmáticas o de pureza política o ideológica y sabiendo ue en medio del crecimiento de la miseria y el hambre entre la familia obrera sin patrón de la carne, no había tiempo para buscar respuestas para todas las preguntas que podríamos formularnos. En Asamblea de socios de la cooperativa Frigocarne, decidimos mutarnos sin perder la conciencia y crear la Sociedad Anónima. La Sociedad Anónima que fuimos capaces de crear, no es otra cosa que FRICARNESPAT SA. Nombre de fantasía, que no quiere decir nada más y nada menos, que FRIgorí?co de CARNEs Sin PATrón. Dicho de otra forma, FRICARNESPAT SA, no es otra cosa que la construcción de una herramienta táctica estratégica de la familia obrera de Frigocarne sin patrón solicitada por la ONCCA para habilitarnos como matarife abastecedor. En de?nitiva, Fricarnespat no es otra cosa que la expresión concreta en Sociedad Anónima del Frigorí?co de Carnes Sin Patrón por el cual luchamos, y un salto en la calidad de los trabajadores autogestionados constituidos como organización o empresa social colectiva, que continua obligadamente en otro estadio, la recuperación de la planta llevada adelante con la Cooperativa de Trabajo Frigocarne.

Abordando el problema concreto
Sabíamos que con la puesta en marcha de nuestra planta se generaría hechos contradictorios que nos bene?ciarían por la producción y contraproducentes para nuestros intereses debido a la contraofensiva del sector más fundamentalista de la patronal. Sector que ni con amenazas, persecución y con?ictos de baja intensidad no pudieron impedir nuestra puesta en marcha. Entre los hechos que contradictoriamente duelen al sector patronal y por eso se transforman en plataforma en nuestra contra podemos citar:
1º) Haber logrado despedir al patrón y constituirnos en parte del nuevo actor social. Este hecho generó un mecanismo de defensa en el sector patronal.
2º) Haber logrado la puesta a punto y en marcha la planta. Este hecho fue la el inicio de la contraofensiva patronal;
3º) Haber iniciado el proceso de producción y comercialización social propio produciendo autogestionariamente como obreros sin patrón. Esta nueva situación generó un incremento de la contraofensiva patronal con persecución a través de todos los medios y formas de lucha. Desde el apriete a algunos de nosotros, hasta el apriete institucional con los hombres que aún subsisten en las líneas de la estructura o?cial.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>