EL PRESENTE DE LAS «RECUPERADAS»

Por Santiago Díaz

Con limitaciones propias de las ausencias de normas y de adecuación a la organización científica del trabajo los medios de producción recuperados siguen produciendo y resistiendo.

 

 

Con mayor o menor crisis del sistema, la agudización de la lucha de clases hizo que lo trabajadores sin patrón nos transformemos en un nuevo actor social. La masividad que adquirió nuestras experiencias, elimina el giro de lo espontáneo y sin futuro que se creía podía tener nuestras acciones.

Desde la explotación, quiebra, paro forzoso, abandono de las plantas, hasta la recuperación de nuestros medios de producción hay distintos estadios que fuimos y vamos transitando sin marco teórico. La prueba error como método de construcción, agrava la transformación de esta lucha ofensiva.

La situación por la que atravesamos ofrece distintos estados de construcción, evolución y desarrollo. Nos encontramos, por ejemplo, con plantas cerradas con los trabajadores sin ningún horizonte productivo que sobreviven por la contención social del Estado.

También hay quienes tomaron la planta y resisten custodiando los bienes hasta poder producir. Existen los medios de producción recuperados funcionando autogestionariamente, y también hay «cooperativas» que conducidas por las propias patronales aprovechan la coyuntura.

El instinto de clase no alcanza para superar las contradicciones de la falta de conciencia. Entonces, salir del paro forzoso, manteniendo a la clase trabajadora unida, organizada y movilizada, y reabriendo una planta, si bien no es una cuestión de utopías ni de revelaciones revolucionarias de las masas oprimidas, es un hecho heroico, que sale del marco de las luchas defensivas y pasa al ámbito de las luchas ofensivas contra el paradigma neoliberal y el capitalismo.

 

PROPUESTA

 

Esta acción política de ofensiva ante las maniobras de atraso, especulación, quebrantos fraguados y barbarie capitalista, de por sí, no afectará sus intereses. Requiere entre otras cosas asumirse como parte de la clase que vive del trabajo, y que aprendamos a superar la cultura capitalista con que nos dominaron y cambiar el modelo de la empresa tradicional que conocíamos.

En este sentido, como nuevo actores sociales hay que romper con la cultura y el modelo de acumulación capitalista que nos gobernó durante nuestra existencia como clase y como trabajadores en relación de dependencia y erigir nuestro propio sistema productivo.

Esta ruptura debería cambiar la cabeza y el modelo productivo hasta lograr que la producción y comercialización social sea un hecho concreto que como puntal de la economía social, logre el desarrollo y despegue de una nueva alternativa de clase.

Claro, que para que todo esto deje de ser un mero postulado teórico, haría falta que como nuevo actor social logremos espacios de unidad, participación, organización y movilización propia. Espacio que nos garanticen un ámbito de acumulación propio que mejore la relación de fuerzas. que impulse líneas de acción colectiva que generen pautas, programas y leyes que favorezcan nuestros intereses como medios de producción recuperados.

Hay compañeros que creen que ante la siembra del hambre se cosechara rebelión. Otros, plantean que el Argentinazo volteo a dos Presidentes en una semana. Algunos, dicen que son el nuevo sujeto social se parió en los piquetes. Otros solo creen en la vía parlamentaria. Muchos, o los más son indiferentes. Hay escépticos. Religiosos que creen en la providencia y la bonanza de la otra vida. Y también están los que piensan como nosotros, que la lucha es larga, y que por eso hay que combinar y articular todas las formas de lucha posible.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>