A NUEVE AÑOS DEL RECHAZO AL ALCA

La Cumbre de las Américas de 2005 fue un hito en la historia del continente. Néstor Kirchner, Lula Da Silva y Hugo Chávez encabezaron la oposición el tratado de libre comercio que propuso George Bush y dieron inicio a una construcción regional que se fortaleció con los años.

«Nuestros pobres, nuestros excluidos, nuestros países, ya no soportan más que sigamos hablando en voz baja», dijo Néstor Kircher en su discurso de cierre de la IV Cumbre de las Américas, el 5 de noviembre de 2005 en Mar del Plata, y el auditorio estalló en aplausos. Ese día, los países de América Latina habían tomado, en conjunto, la decisión histórica de enfrentarse con la política económica de Estados Unidos. Fue el comienzo de una década en la que los países del sur empezaron a hablar en voz alta.

 

 

 

El rechazo a la propuesta de George W. Bush de constituir un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) fue el comienzo de un período de integración regional nunca antes visto. Kirchner, Hugo Chávez y Lula Da Sila se constituyeron en los emblemas del enfrentamiento al proyecto neoliberal y del impulso al al Mercosur y, posteriormente, la creación de la Unasur y la Celac.
«A medida que pasa el tiempo cobra mayor dimensión el rechazo al ALCA, porque queda claro que hubiera sido aceptar una integración subordinada a la economía de los Estados Unidos», recordó ayer el entonces canciller, Jorge Taiana, que además afirmó que el rechazo al tratado «fue una decisión estratégica».
«Mucha gente no veía la importancia de la decisión, pero si se hubiera seguido con el ALCA no podría haber existido la Unasur y, por lo tanto, no se podría haber avanzado en la construcción de una visión de la América del Sur como un actor en desarrollo en el escenario internacional», agregó el actual legislador porteño del FpV.

La Cumbre de los Pueblos
En paralelo, en el estadio mundialista se desarrolló la llamada «Cumbre de los pueblos», encabezada por Chávez, que contó con la presencia de figuras como Diego Maradona y Adolfo Pérez Esquivel. Ese fue la presentación en sociedad de Evo Morales, que aspiraba a obtener la presidencia de Bolivia, hecho que se concretaría al año siguiente y apuntalaría la integración regional. «ALCA, ALCA, ¡ALCA rajo!», bramó el venezolano con Maradona al lado, que hizo un pedido sencillo: «Echemos a Bush».

Fuente: Infonews

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>