A 5 AÑOS DEL FALLECIMIENTO DE ENRIQUE H. GORRIARAN

Reproducimos una carta de Ana María, compañera y madre de las hijas de Enrique H. Gorriaran.A cinco años de la muerte de Enrique, compartimos estas palabras.

HOY 22 DE SETIEMBRE VAYA ESTE HOMENAJE A ENRIQUE H. GORRIARAN, A LOS 5 AÑOS DE SU FALLECIMIENTO Y A  DOS ENTRAÑABLES CROS. DE ENRIQUE, AMBOS TAMBIEN DESAPARECIDOS EN ESTE MES: LUIS ENRIQUE PUJALS Y EL CAPITAN «SANTIAGO», HUGO IRURZUN

No se me hace fácil escribir, hoy, sobre Enrique Gorriaran (Pelado, Ricardo, Ramon, Marin, etc., en fin, tantos nombres que debio asumir en la clandestinidad  debido a la represion. Se me escurren de la memoria. 
Muchísimas mas fueron  las casas clandestinas que tuvimos que cambiar debido a lo mismo.

Se me hace dificil escribir sobre Enrique, Pelado, Ricardo, Ramón, Marin, etc. porque es mucho mas lo que se lo critica y condena que lo que bien se podria hablar de él. Los campeones de la autocritica, de las críticas, los opinólogos son rapidísimos para ver los errores en el ser ajeno a ellos, pero muy débiles para observarse asi mismos. Y por cierto, queda empañado su derrotero político porque los medios y cierta clase de periodistas, siempre están en contra de los que luchan y son campeones de la mentira, el invento y la deformación.

Tuvimos una vida juntos desde 1958, muy larga y azarosa, desde los 15-16  años hasta 1992 y luego sí seguimos juntos en la militancia. Comenzó la primera toma de conciencia social y política con la participación de ambos en las luchas de «la laica  y de la libre».  Fue en 1958, con las revueltas estudiantiles de la secundaria en todo el país. El presidente Arturo Frondizi presionado por la Iglesia Católica, casi de un manotazo  impuso la ensenanza libre, reduciendo el presupuesto de la enseñanza publica, gratuita y laica en función de la privada.

La segunda toma de conciencia, fue años después contra la 1ra. dictadura dirigida por la Escuela de las Américas, la del dictador Onganía, en 1966. La imposición del gobierno fascista, de facto, fue la intervención a instituciones de nuestro país;  la represión a trabajadores y estudiantes.  La Universidad fue intervenida y reprimida.  Se organizó la resistencia y se profundizó la lucha con la unidad obrero-estudiantil.
Enrique trabajó con otros Cros. en el Frigorífico Swift,  y las condiciones de trabajo y el contacto permanente con los obreros buscando la organización independiente, lo marcó para toda su vida política.  Unido el PRT a la resistencia popular se trabajaba y militaba, mancomunadamente, en las fábricas que en aquella época tenían muchísimos trabajadores, hablo de cientos y de miles; se participaba en la C.G.T de los Argentinos, liderada por Raymundo Ongaro; se militaba en los barrios mas pobres de la ciudad de Rosario,  y los estudiantes, específicamente, en las villas miserias, como en aquel tiempo se las denominaba,  del norte y del sur de Rosario.
De una de esas Villas, sobre las vías muertas del barrio la Tablada, por la Ava, Ayacucho, en aquel tiempo,  surgió la primera simpatizante del P.R.T., ganada para la revolución por el Tordo De Benedetti.  Enrique siempre deseó volver a verla.  Fue padrino de boda, y yo tengo un ahijado, Jesús, el hijo más chico de Olinda. Olinda de Rodriguez, esposa de Juan «Puchero» Rodríguez. Fue una combativa y jugada Cra., a la cual se la cuidó como algo superior en los años mas siniestros de la represión, no yendo a tocar la puerta de su casa.  Finalmente, en el 2006 antes de su fallecimiento, ya legalizado, felizmente, Enrique  la visitó en Rosario. Olinda hoy es una GRAN ABUELA Y BISABUELA, entre nietos y biznietos deben ser alrededor de 30.

Represión y dictaduras pegaban fuerte en America Latina. 
Cuando en 1967, matan al CHE, se desarrolló y profundizó mucho más la conciencia política de miles de jóvenes argentinos, Este fue el 3er momento en el proceso de concientización.

Enrique, antes de la muerte del Comandante Ernesto Guevara, estuvo a punto de irse a Bolivia, a luchar junto al CHE junto a su Compañero y responsable político-militar, Luis Enrique Pujals. La posición cada vez mas clara y estratégica de nuestro lider máximo, Mario Roberto Santucho le hizo cambiar de posición.  Es que en el PRT ya se visualizaban, dos lineas políticas: una trostkista y otra, mayoritariamente del interior que adhería a la corriente revolucionaria liderada en accion y pensamiento por el CHE, Fidel, y todos los independentistas latinoamericanos y en lo internacional, principalmente, por la lucha anticolonialista y antiimperialista de los  revoluciónarios y el pueblo vietnamita. La dirigía Mario Roberto Santucho.

Despejados de las divisiones de la década del 60, irrumpe en la esfera nacional el ERP el cual se funda en 1970, siendo los tres Cros. a los que les rindo homenaje hoy, sus fundadores junto a otros Cros. bajo la dirección del Comandante Mario Roberto Santucho.  La disputa por el poder político se iría convirtiendo en crucial.

Varias fueron las causas por las cuales el poder político no se pudo tomar en la Argentina, pero no es tema de análisis hoy. Sí, opino que hubiera sido importantísimo haber logrado la unidad de las organizaciones revolucionarias de aquella época, la mas importante por su masividad, Montoneros. Una política represiva, siniestra y atroz produjo miles de desaparecidos, miles de fusilados, miles de detenidos, 500 niños robados por los represores a las madres secuestradas, todas ellas militantes revolucionarias, y miles de exilados.  Sí, deseo contar, mas adelante,  sobre la permanencia en el exterior y la entrada posterior a nuestra Patria de Enrique.

Enrique H. Gorriarán fue decisivo en el compromiso revolucionario asumido por la juventud argentina de los años 60 y 70. Entró al PRT del brazo amigo de Luis Enrique Pujals, primer Cro. desaparecido de nuestras organizaciónes, un 17 de setiembre de 1971, a manos del siniestro Feced, que comandaba la policía. El represor y genocida,  le aclaró al «Cuervito» Al cuando cayó detenido, que con la misma pistola que lo apuntaba lo había matado a Luis. Sabía que de la boca de Luis solo saldrían improperios hacia esos repugnantes torturadores de patriotas.  Luis jamás apareció. Su  Cra. fue Susana Gallero, la inolvidable  «Laura», caida 1976, en la quinta de Moreno, Bs. As., donde sesionaba el Comité Central.
Luis y Enrique se conocíeron en la secundaria y fueron íntimos Cros. en la militancia y en la vida.

No se puede separar a Enrique del Comandante Mario Roberto Santucho, fue su guía permanente hasta el día en que fallece, el 22 de setiembre del 2006.  Aclaro que ser el guía es ser ejemplo moral y político, no me estoy refiriendo a la linea política, la cual va cambiando, transformándose, según las circunstancias y la época, más cuando hay un cambio de época como el que acontece, y no una época de cambio. Mucho se lo quiso depreciar a Robi,  pero me recordaba el Colorado Marcos, que la bolsa de Wall Street subió cuando lo asesinaron y desaparecieron, aquel 19 de julio de 1976,  y la derecha argentina celebró con champagna. Y que no se dijo: de guerrillero paso a llamarse «terrorista» y  la dictadura logró imponer este término tan repulsivo en los años venideros.
Figurense, «terroristas» l@s miles y miles de jóvenes desaparecid@s, l@s miles de pres@s en las mas torturantes cárceles de Argentina, sus hij@s, los padres y madres. Todos fuimos «terroristas».
La historia tarde o temprano se cobra la  MENTIRA. 

Enrique continuó su derrotero político, jamás abandonó la militancia, hasta el último minuto. Cuando se descompone estaba con dos periodistas .
Su meta fue la que analizó y recomendó Robi: transformar  las estructuras políticas, económicas y sociales de nuestro país,  tanto mas injustas cuando nuestro territorio es un derroche de recursos naturales, y la pobreza no debería existir, 

Fue un hombre con un análisis político que se adelantaba a los hechos. Con la plasticidad necesaria para adaptarse a los cambios sin renunciar a sus principios, cambiando todo lo que habia que cambiar menos su compromiso con la justicia, la libertad y el socialismo. 

Enrique era un marxista pragmático o mejor dicho, conocedor profundo de la teoría marxista, aplicaba el marxismo según las condiciones concretas.  En mi opinión, no dudo que en las condiciones actuales hubiera apoyado el modelo Kta., al conjunto de cr@s no le hubiera dicho en estas elecciones, libertad de elección, nos hubiera dicho voten a CFK.  No dudo que la hubiera aplaudido cuando en el último  discurso para la UNASUR habló de blindarse alrededor de nuestras economías regionales ante el peligro de un ciclo expansivo de la recesión mundial,  peor que el del 2008.
Ser marxista no es aferrarse a un esquema, a un dogma, es navegar juntos, sobre, detrás, debajo o adelante, según la situación concreta en este caso del país, de la región, del continente, de la relación que existe entre los países ricos del norte y de los países pobres del sur. De la situación de la economía mundial, de la lucha contra el neo-liberalismo y el capital financiero internacional que juega en detrimento de nuestros países. De la agresividad interimperialista. En fin, no hay un solo camino. Aunque tampoco dudo que la visión política de Enrique Gorriarán iba mucho más allá respecto no solo del modelo, sino en cuanto a una visión unitaria latinoamericana, mas cercana o dentro del pensamiento solidario bolivariano.

Retrocediendo en el relato, para 1977, con la represión que golpeaba muy duro se resolvió salir masivamente del país. Conocedor de otras experiencias latinoamericanas, Enrique fue el que más insistió: recuperarse afuera y volver a entrar, apoyados en parte en la ayuda internacional. La represión no dejaba mucho espacio y las cr@s seguían cayendo, igualmente en las otras organizaciones revolucionarias.

En Europa, casi a la par de las divisiones políticas y el individualismo que producía el estar fuera del país, fue que surgio la invitación del F.S.L.N. de incorporarnos a la lucha nicaraguense  contra la dictadura somocista, la cual ya  había tomado caracter insurrecional.  Cercano al triunfo, dirigidos por Enrique, marchó el 1er. grupo de Cros. que participaron directamente de la insurrección final y de la huída del tirano Somoza y la siniestra Guardia Nacional. Allí estuvieron, durante la ofensiva final que derrotó a la dictadura, en el primer puesto de combate, en lo que se llamó Frente Sur, en la frontera con Costa Rica, Enrique, José Beristain, y el Capitan Santiago Irurzún, los tres se iniciaron militantes del PRT-ERP en Rosario de Santa Fe, Roberto Sanchez Nadal, un cro. chofer, del sur bonaerense,  y el Gato, Cro. de Bs. As.
El capitán Santiago Irurzún habia sido jefe de la Cía de Monte en Tucumán. También responsable de las Escuelas Politicas del PRT. o sea con mucha experiencia militar pero también política.

Debo aclarar que no pudimos llegar más Cros. y Cras. a su debido tiempo, porque, es lamentable decirlo, esa invitación nos fue encajonada por los que habían elegido renunciar a la militancia y quedarse en la comodidad europea y mexicana. Su hacedor Luis Mattini, cuyo apellido verdadero es Kramer, entró legalmente al país,  pero sigue haciéndose llamar Luis Mattini (?) en sus escritos.
Cada uno es dueño de elegir el camino que prefiera, lo lamentable fue que mintiera, ocultara y pretendiera que otros no continuaran con sus ideales.

El grupo de Cr@s del PRT-ERP, liderados por Enrique y como 2do. responsable  por el Capitán Santiago Irurzún se incorporó de lleno a la revolución nicaraguense.  Muchos participaron en la construcción de las nuevas instituciones: en el poder judicial como Manuel Gallero, en la construcción de la nueva policía sandinista, en la construcción del nuevo ejército sandinista, en los barrios, en la organización de mujeres (AMLAE), en los centros de salud, en Managua y en la zona rural,  en lo que allí se llaman comunidades y comarcas. Tambien en los ministerios de Salud, en el de la Reforma Agraria.
Pregunto.  a esto se le pude llamar concepción militarista como apuntan algunos periodistas y opinólogos?

Lo recuerdo a Enrique, pegado al teléfono, en una casa grandísima donde vivíamos con nuestras hijas y un montón de Cr@s, ansioso para que los que aún estaban en Europa apuraran el viaje. Eran momentos que en una revolución, son únicos e irrepetibles: la alegría del pueblo, la solidaridad, la fuerza, la convicción, la defensa de lo restituído después de tanto derecho conculcado.

De todas las Cras. que llegaron la más destacada fue Claudia Lareau, Cra. de Pancho Provenzano, los dos caídos en los sucesos de La Tablada.  Enrique le tenía un gran aprecio y profundo respeto.
También llegaron dos Cras. adultas para nuestra edad, una, madre de 2 Cros. caídos, la Dra. cordobesa Idilia Penayo, con su esposo, llegó desde Suecia y la otra Cra.,  la mamá de Carlitos Rey que estaba preso. Una médica, la otra enfermera.  Aún se acuerdan de estas militantes argentinas, ya fallecidas.
La meta de Enrique y de tod@s era la vuelta a la Argentina. Mas adelante comenzaron a llegar Cros y Cras. más jóvenes.  Desde ahi nos preparamos para volver. Las condiciones de deplorables se iban transformando en óptimas y se volvio a la Argentina en plena dictadura.

Hubo un espacio de tiempo muy especial, a algunos les parecerá muy agresivo. Fue la ejecución del tirano Somoza en Paraguay. Hay que tener en cuenta que el contexto histórico era otro. Las dictaduras asolaban América Latina, las guerrillas luchaban contra las dictaduras y también porque su meta era la lucha por el socialismo que tomaba formas violentísimas, como la guatemalteca que llevó 100.000 muertos y desaparecidos debido al carácter sostenido de la represión.

Quiza no se comprenda bien en las condiciones actuales, ese acto de justicia popular, ya que vivimos un estado de relativa libertad, y justicia, como la que se ha tomado con los genocidas que favorece un clima político estable y el funcionamiento de las instituciones, a lo que se suma un modelo inclusivo en cuanto al trabajo y a los derechos sociales.

Así, se decidió conformar un comando revolucionario y ejecutar al tirano Somoza, en Asunción,  en un acto solidario y repito de justicia popular. Somoza habia huído al Paraguay pero seguía siendo el jefe de la contrarevolución. Luego de la ejecución del tirano  aquella quedó dividida  y a los E.EU.U. se les complicó la agresión en marcha.  No obstante, siguieron con su plan contra Nicaragua, de guerra de baja intensidad, para destruir al nuevo régimen. Costó sangre, sudor y lágrimas. Sobre las fronteras, en territorio hondureño y costaricense pusieron en manos de la «contra» todo tipo de recursos, en armamento, dinero y asesores: marines yanquis, israelies, franceses y genocidas argentinos, estos últimosse ocupaban de los interrogatorios como el torturador Davico.
Esa guerra no declarada por el imperio llevó 10 años y agotó al pueblo nicaraguense y el poder que habían ganado en la lucha lo perdieron, transitoriamente, en las urnas.
No obstante los 16 años de gobierno conservador-liberal, los EEUU y la oligarquía interior no salieron triunfantes. Nicaragua ya nunca volvió a ser la misma. Hoy ondea nuevamente junto a la bandera de la patria que es igual a la nuestra, la bandera del Frente Sandinista.

Al Comando Revolucionario que accionó en Asunción, Paraguay, un 17 de setiembre de 1980 contra el tirano,  los definio el pueblo nicaraguense como «los héroes». Cuando se confirma la muerte del tirano, alrededor de las 10 de la mañana, hubo una semana de festejos en las calles de pueblos y ciudades de Nicaragua. Finalmente, caía el ultimo dictador de la dinastía d.a ayuda internacional que llegó a causa del terremoto acaecido en 1972.

Este Comando estuvo dirigido por Enrique, secundado por el Cro. Capitán Guerrillero, Santiago Irurzún (Capitán, Santiago obtiene dicho grado en Argentina, cuando fue jefe de la Cía de Monte en Tucumán) y por Roberto Sanchez Nadal, el «Gordo».
Pregunto: pueden llamarse terroristas o militaristas, estos Cros. cuando el pueblo nicaraguense los denominó héroes?  Cuando el inolvidable y afectivo Santiago, entregó su vida para hacer felices a otros?. Amaba a los niños como pocos. Estaba feliz antes de ir al Paraguay, tenia planeado a su vuelta, ver a su hijo Federico, apenas lo había conocido. Se  le llenaban los ojos de lágrimas cuando hablaba de él. Vivía con su abuela en Santiago del Estero, en La Banda. Su mamá estaba presa en la cárcel de Devoto.  Santiago siempre llevaba consigo una foto de Federico tocando un tambor

Todo el comando pudo salir menos un Cro. que es detenido un día después de la operación.
El 18 de setiembre de 1980 lo capturan a nuestro Capitán  y los esbirros del dictador Strossner lo desaparecen. Su cuerpo nunca se encontró. Hace dos años, en una operación, probablemente, de inteligencia política, unos militares paraguayos informan en Argentina, que su cuerpo fue cremado. 

Santiago, como dijo Tomas Borge de Carlos Fonseca: «es de los muertos que nunca mueren», así lo desaparezcan y por períodos se lo olvide.

Los argentin@s que vivimos esa revolución nos sentimos parte de ella y es Nicaragua nuestra 2da. Patria.

La guerra duró 10 años y conllevó una indemnización de 17.000 millones de dólares que los EEUU nunca reconocieron a pesar de la recomendación de la CIDH (O.E.A)

Enrique, entre el exterior y Argentina, no paró en ningún momento su retorno definitivo al país,  para continuar el proyecto primario, que cambió rápidamente, cuando se produce la derrota de las Malvinas. Estábamos en el monte jujeño y subió, no para quedarse, de acuerdo al proyecto de resistencia a la dictadura que teníamos, sino para decirnos que bajáramos porque nos debíamos abrir a la lucha por la democracia. Tenía claro que, institucionalmente, los militares estaban derrotados, pero que no cejarían en constituirse, nuevamente, en factor de poder.

Es bueno, recordar que la dictadura de 1976, cayó por su propios errores, por su crueldad y por su 2do genocidio, vencida por los ingleses, y con una rendición cobarde.  Ni uno de sus oficiales puso el pecho como se lo hicieron poner a los soldados conscriptos, los que si no murieron de frío y maltratados por los propios oficiales argentinos murieron por las balas asesinas de gurkas e ingleses. Ejemplo de rendición es el caso del genocida Astiz que se rindió cobardemente, como no se rindio ninguno de nuestros héroes y martires populares en manos de sus torturadores. Como no se rindio Luis, como no se rindió Santiago.   Aquella cobardía, es propia de los ejércitos racistas, preparados para la represión interna y no para defender la Soberanía Nacional. Propia de los «marines» y de los hoy llamados «contratistas». Esos oficiales estaban preparados para asesinar, como Cain a su hermano, y no para defender al pueblo del enemigo exterior. 
Ojalá,  que hoy las nuevas camadas, que tienen el cerebro menos lavado, vayan cambiando esta característica tan pro-imperialista y pro-oligárquica. Sería un milagro. Pero todo puede acontecer en un mundo tan cambiante.
Sería un milagro si tomaran como ejemplo a Chaves, a Evo, a Daniel Ortega, a Correa, al Pepe, a Dilma y a Lula. No digamos a Fidel o al CHE porque seria casi imposible, solo en casos excepcionales e individuales,  como los hubo en América Latina, en aquel contexto, como el caso de Letelier, y el general Prats en Chile o el Gral. Torres y el Mayor Sanchez en Bolivia, u oficiales argentinos como el Coronel Perlinger  que resistieron a los genocidas pero fueron casos individuales y excepcionales. Quizás, si el proceso de integración nacional, regional y latinoamericana sigue avanzando en A.L. pueda acontecer. El tiempo dirá y también los pueblos que, en última instancia, son los que deciden,

Enrique que era pragmático y estudioso de los procesos históricos L.A., incluídos los militares, sostenía que todo era posible.  Hoy la Escuela de las Américas no existe. Es un hecho. Y la relativa estabilidad de gobiernos progresistas y revolucionarios es un hecho.
En primer lugar,  sostenía que era bastante difícil,  porque para ser militar hay que ser primeramente ciudadano,  y asistir en su educación a la escuela y a la universidad pública y no a la cerrada y formal como la que tienen hasta ahora. También sostenía que había que hacer lo que intentó llevar adelante Perón: una sola academia de cabo a general. O, de otra manera,  una revolución como la hoy bolivariana en Venezuela; el hablaba de la revolución nicaraguense y la cubana que transformaron las estructuras dando lugar a un nuevo ejército nacional, patriótico y revolucionario, defensor de la soberanía popular y nacional y no de las élites oligárquicas. Hoy, seguro que le agregaría, «ligadas al narcotráfico y al crimen organizado» como ocurre en Mexico, Honduras, Guatemala y en otros países de A. L.

Entre salidas de Argentina y llegadas a Nicaragua y a Cuba se fue reuniendo con Cr@s de todas las tendencias políticas progresistas, de izquierda, peronistas y cristianos,  prestos a volver al país y retomar la lucha para profundizar la democracia. También con Cros. que preferían reunirse afuera como Allende o Perlinger. En Nicaragua hay una 1ra. fundación del M.T.P.. Fue el Movimiento Todos por  la Patria.  Nuestra consigna en uno de los mas peligrosos momentos de inestabilidad institucional fue AL MIEDO Y AL GOLPE LO VENCEMOS ENTRE TODOS: fue en la Semana Santa de 1987. Luego vinieron 2 intentos mas de sublevaciones militares y mas adelante, un 23 de enero de 1989 se producen los hechos de la Tablada. El objetivo era parar a los militares antes de que salieran de nuevo.  Adelantarse a ellos y llamar a la población a movilizarse.  No ocurrieron los resultados que se esperaban y perdimos muchos Cr@s, incluso mas de los que se salvaron.   El 3 de diciembre de 1990 fue el ultimo intento de sublevación  fascista, liderado por el Coronel M. Seineldín preso y presto a que lo liberaran.

Enrique Gorriarán siempre fue audaz, valiente, honesto. No fue jamas un militarista, como sus detractores suelen decir. Aprendio constantemente de Mario Roberto Santucho, y creo, fervientemente, que fue su heredero.  Muchos de sus detractores lo quieren ubicar como residuo de las luchas de los 70.  Son muy subjetivas estas apreciaciones. Gran lector, de mucha concentración, conocía las obras de Marx y de Lenín. Le apasionaba la economía y la historia latinoamericana, Leía tanto a autores de derecha como de izquierda. Tenia muy claro hacia donde iba el mundo con la caída del bloque socialista, la irrupción de nuevas tecnologías que excluyen al ser humano del trabajo y lo tiran a la desocupación permanente y a la pobreza extrema, atrapados por el modelo neo-liberal. Era muy claro en sus apreciaciones y análisis políticos y escribía para todos. Nunca vivio oportunistamente, para él la política y la  militancia eran un servicio, sin afanes de lucro como suele acontecer hoy dia,  como producto de la ideología neoliberal, que finalmente se impuso por largos años en las mentes y formas de vida, incluso de los militantes. 

Con un clarísimo horizonte humanista. fue un revolucionario que luchó por la justicia social y la libertad.  Jamás se le hubiera pasado por su cabeza utilizar la politica para lograr un cargo en las instituciones, para ascender politicamente, o aprovecharse de los mas pobres.
Fue un revolucionario en el sentido mas integral de la palabra, como lo fue Luis Pujals y el Capitan Santiago Irurzún.

Les quiero rendir a los tres este homenaje en el mes de la desaparición de Luis y de Santiago y del fallecimiento de Enrique. Y decirles CROS, SIGUEN PRESENTES!!!!!!!!!!!
Ana Maria

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>