YO RECICLO LOS EQUIPOS INFORMÁTICOS

Reciclado y solidaridad son dos palabras distintas, pero unidas pueden generar un gran cambio. Y no solo en el cuidado de medio ambiente–que no es poco–sino que puede cambiar la vida de una o varias personas. Hace semanas se conoció la historia de Mirian Chaile, una mujer que perdió todo en un incendio y que hoy, gracias a la solidaridad, está logrando reconstruir su casa con elementos reciclables, como los ecoladrillos.

A largo de Tucumán se pueden encontrar cientos de historias parecidas, como la de “Yo Reciclo Solidario”. Este es un grupo de jóvenes profesionales y estudiantes de carreras vinculadas a la informática que dedican su tiempo libre a la reparación y reciclado de materiales informáticos, los que luego son donados a instituciones públicas.
“La idea es que la gente se acerque, nos deje su chatarra y nosotros nos encargamos de recuperarla y donarla a distintos establecimientos que lo necesiten. Por ejemplo, hace poco colaboramos con la Fundación Nuestra Señora del Carmen de Villa Carmela, que alberga niños excluidos socialmente y con capacidades especiales, donando una PC reciclada”, comentó el ingeniero Sergio Andrada, miembro de la iniciativa.
El desarrollo de nuevas tecnologías de comunicación e información provoca el recambio constante de artefactos y, con ello, un incremento de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Así, de un año a otro, encontrás en la casa un teclado, un mouse, un monitor que ya no se adecua a tus necesidades o está roto. Entonces, ¿qué hacer con eso? La mejor respuesta es tomar conciencia y pensar que puede servir para ayudar a una persona y achicar la brecha tecnológica.
“Yo Reciclo Solitario” funciona en Lomas de Tafí y está integrado, además de Sergio, por Alejandro Olmos, que es analista de sistemas, y Gastón Rodríguez Zelaya, estudiante de sistemas. “Si bien cada uno de nosotros tiene sus distintas obligaciones laborales, esto nos sirve por muchos motivos. Porque nos mantenemos en actividad y actualizados con distintos temas. Porque tenemos varios proyectos, uno de ellos de capacitación para que las personas tengan su propia autonomía sobre la máquina y puedan repararla ellos mismos y, sobre todo, para hacer un bien al medio ambiente y a la comunidad”, sostuvo Sergio.
Según precisan distintos organismos, en promedio, los equipos informáticos tienen un 3% de elementos potencialmente tóxicos, como plomo, mercurio, berilio, selenio, cadmio, cromo; sustancias halogenadas y otras ignífugas como el arsénico y el amianto que pueden generar daños ambientales o a la salud de las personas. No obstante, los componentes informáticos no contaminan mientras estén en funcionamiento o almacenados correctamente. A la vez se detalla que se puede recuperar y reciclar entre un 90 y un 95% de cada equipo.
Por esta razón, antes de sacar a la calle monitores, computadoras o impresoras en desuso es importante pensar que puede ser recuperado por grupos como “Yo reciclo Solidario”. Los interesados en donar de material informático para que sea reparado y entregado a instituciones pueden hacerlo llamando al 0381-154442618.
Exequiel Reinoso
ereinoso@colectivolapalta.com.ar
Fuente: Colectivo La Palta

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>