VICTORIA DE LOS TRABAJADORES DEL INTI, EJEMPLO DE LUCHA Y ORGANIZACIÓN

 

En el marco del Plenario de Rompiendo Cadenas, entrevistamos a Gustavo Pereyra, delegado de la Junta Interna de ATE del INTI, quien nos relató la importante lucha y victoria que lograron los trabajadores del Instituto Nacional de Tecnología Industrial, por Rompiendo Cadenas.

- ¿Cuáles fueron las causas del conflicto del INTI y cómo se desarrolló?

Fue un conflicto que duró aproximadamente 6 meses, arrancó en diciembre cuando hubo un cambio de autoridades y hacen la quita de un pago de una bonificación que se cobraba hace más de 10 años. Luego de eso, dentro de lo que es el decreto 324 hacen recortes salariales de un plus salarial que veníamos cobrando posterior a las últimas paritarias de 2011, cuando habíamos acordado un aumento del 24%; habíamos discutido internamente con el anterior presidente que ese acuerdo era insuficiente y que el aumento no podía estar por debajo del 30%. Entonces nos dan un plus salarial del 6, 5% que era producto de la recaudación del INTI, producto del trabajo nuestro. Llegan las nuevas autoridades y lo primero que hacen es sacar la bonificación y sacar ese 6,5% y por los medios anuncian una nueva orientación del INTI sacando lo que es el trabajo dedicado a la base social, a la economía social, reorientándolo con más fuerza hacia lo que es el trabajo de la PYME. Básicamente la competitividad de la PYME orientado al negocio agro-minero exportador, que es la política que viene con más fuerza dirigida desde el Ministerio de Industria. El conflicto estalla en diciembre, estuvimos 15 días de paro general por tiempo indeterminado hasta que nos convocan a conciliación obligatoria. Volvimos a trabajar los primeros días de enero, y todo febrero, en total 60 días. Eso a los trabajadores nos dio un respiro, porque era difícil movilizar y lograr repercusión mediática en las vacaciones. Entonces logramos canalizar adentro del Ministerio. Llegamos a un pliego de 13 puntos, entre los cuales estaban los reclamos salariales y otras cuestiones más puntuales. A todos los puntos dicen que sí, dejan para el final los salariales, y ya llegando a los últimos días firman que van a pagar la bonificación y que van a pagar el 6,5%. Que la bonificación la van a pagar en dos partes, mil pesos en marzo y mil más en abril y que harían todos los esfuerzos para pagar la bonificación que venían pagando, pero que eso requería el visto bueno de Economía por la existencia del decreto 324. Termina la conciliación obligatoria, pasan 15 días de marzo y no efectivizan el pago de la bonificación, y anuncian que no van a pagar el 6,5% porque no les habían dado la orden desde Economía. Entonces surge nuevamente el conflicto.

- ¿Cómo se desarrolla esta segunda etapa? ¿Cómo logran la visualización del conflicto?

Arrancamos con paros de 24, 48, y 96 hs., hasta que se decreta el paro de semana a semana a través de las asambleas. El piso histórico de las asambleas del INTI había sido de 80 o 150 compañeros, en las épocas de mayor fuerza llegamos a 250 o 300 compañeros, este fue el piso en marzo y llegamos a la última con 850 compañeros. Nos dimos una importante tarea de difusión hacia adentro del INTI y de difusión afuera hacia los medios, convocando a personalidades de la política, de la cultura, vinieron Pérez Esquivel, Schmukler, algunos periodistas como Maximiliano Montenegro a escuchar qué estaba pasando. Empezamos a movilizarnos a la Av. General Paz, con una fuerte presencia policial. Pudimos hacer dos “caminatas” porque no podíamos hacer cortes. Después vamos con una propuesta de paro a la dirección de ATE provincial y se gana la propuesta para el 10 de mayo, a pesar de que la dirección no quería. Hacemos el paro ese día y una gran movilización a la Av. Gral. Paz, éramos más de mil doscientos compañeros y más de ochocientos policías y gendarmes. No pudimos cortar la avenida pero se hace una gran concentración y eso termina de sacar el conflicto a los medios y ahí empiezan a haber respuestas. Judicializan el conflicto metiendo un pedido de amparo en el juzgado de San Martín, pidiendo que liberemos la puerta, ya que la modalidad del paro siempre fue con bloqueo de la puerta para evitar el ingreso de los proveedores y para evitar que los compañeros adentro tengan que recibirlos y poner ellos la cara. Pero ya en ese momento el paro era total con lo cual no hubo ningún inconveniente. Lliberamos la puerta y ya efectivamente estaban todos los compañeros de paro y no había nadie que reciba a nadie adentro.

Como había tomado visibilidad el conflicto, en el marco de la movilización de ATE del 17 de mayo nosotros vamos al Ministerio de Industria a llevarle el problema a la Ministra de Industria Débora Giorgi. Allí se veía la posibilidad de renuncia del nuevo director que venía de la línea del Ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, Lino Barañao. En ese momento la Ministra había viajado a Angola en la comitiva oficial. Y al regreso del viaje anuncia la firma de un acuerdo del pago de una suma salarial que representaba la bonificación y lo firman Débora Giorgi, Andrés Rodríguez UPCN), y Noemí Rial (Ministerio de Trabajo). Fue un avance importante porque firmaron los que habían dicho que no iban a pagar sumas en negro y esto repercute después en todos los organismos del estado. Junto a esto termina renunciando Guillermo Salvatierra, que era el presidente designado y Vicepresidente de la anterior gestión, a cargo del Ing. Enrique Martínez. En ese momento queda un vacío de autoridades.

- ¿Cuál es el balance en términos organizativos?

El balance en términos organizativos es absolutamente positivo. En lo que hace a los trabajadores sindicalizados en ATE mejoramos sustancialmente nuestras prácticas gremiales en cuanto a la democratización de la asamblea, la dinámica de la asamblea, la elección de presidente de asamblea, el registro en actas, la formación de la comisión de prensa y una serie de cuestiones que democratizaron la vida del sindicato con la participación masiva de los compañeros. Un crecimiento importantísimo de los compañeros que hicieron asambleas de cada sector y eligieron delegados para formar un cuerpo de delegados con reuniones periódicas. Se ve un balance absolutamente positivo y se están viendo los saldos. Además al cierre del conflicto pudimos lograr la efectivización de compañeros monotributistas y becarios dentro de la ley de contrato de trabajo que es lo que nos rige y lograr, no la bonificación del 6,5%, pero sí una recomposición salarial importante y nos dio a nosotros un triunfo importantísimo y al conjunto de los trabajadores estatales la clara imagen de que saliendo a pelear a la calle se puede avanzar en los conflictos y eso se está viendo ahora con otros organismos que están saliendo a la calle. Y es una lección también para el sindicato porque venimos formando un reagrupamiento de los que queremos luchar y ese es el camino para llegar a las pequeñas victorias.

Fuente: Anred

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>