ULTIMAN DETALLES PARA QUE EL COLEGIO GUIDO SPANO VUELVA A FUNCIONAR

Los docentes que integran la cooperativa de trabajo que se formó ante el intempestivo cierre del establecimiento a principios de este mes, se reunieron con el ministro de Educación porteño para ultimar detalles que permitan el funcionamiento de la institución.

El presidente de la cooperativa, Javier Lamónica, aseguró a la prensa que el encuentro, que se llevó a cabo en la sede de la cartera educativa porteña, fue “muy positivo” aunque destacó que “nos hubiera gustado contar con la presencia del ministro” de Educación porteño, Esteban Bullrich.
Según el profesor, los asesores del funcionario “se han comprometido a reequipar el colegio y nos aseguraron que va a ser girado, a una cuenta judicial, el 60 por ciento del subsidio para las cuotas de diciembre que todavía no habían sido giradas”.
Asimismo, explicó que este dinero “tiene que ver con la relación laboral anterior”, pero que “en tanto y en cuanto el colegio comience a funcionar regenteado a partir de la cooperativa el gobierno se comprometió a mantener ese 60 por ciento”.
Lamónica, aseguró además que el Ministerio de Trabajo de la Nación “se comprometió con nosotros a ayudarnos, en principio por estos primeros dos meses, con una línea de subsidios a las personas, ya que por el momento no tenemos acceso a las matrículas que ya fueron pagadas y es con ellas que los docentes subsistimos durante enero y febrero”.
El docente aseguró que para que el colegio comience a funcionar se necesita “la llave del edificio, poder acceder y ahí vamos a empezar a recibir ingreso genuino cuando los padres puedan empezar a pagar la cuota”.
Lamónica además calificó de positivo el haber “establecido con la entidad propietaria un acercamiento, y esperamos llegar a una rápida solución que es lo que finalmente garantizaría el comienzo de clases y que esta institución educativa pueda funcionar”.
A su vez, destacó que “creemos que las clases van a empezar en marzo, la comunidad educativa está y sigue en pie. Nosotros queremos empezar. Esperamos que todo lo que ha sido prometido se pueda cumplir, que todos los compromisos y la palabra empleada llegue a un buen rumbo”.
Desde que el Guido Spano cerró sus puertas, un colegio ubicado en el barrio de Palermo de más de 90 años de historia, los docentes, no docentes y padres comenzaron a debatir formas de continuidad, para no dejar en la calle a 58 trabajadores y sin lugar de estudio a los 350 alumnos que concurren a la institución en sus tres niveles: jardín, primario y secundario.
Fuente: Télam

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>