TUCUMÁN: UN AGENTE POLICIAL DISPARÓ A UN JOVEN CON UNA ESCOPETA EN LA CABEZA

itakatucuman

El joven tucumano de 24 años se encuentra internado en coma. Su familia denunció el gatillo fácil del que fue víctima Miguel y la persecución policial que sufrió con anterioridad al hecho.
Miguel Reyes Pérez es un joven tucumano de 24 años, padre de una pequeña niña. La tarde del 24 de diciembre Miguel paseaba por el centro del barrio San Cayetano con su hermana, quien estaba de visita por las fiestas, cuando media cuadra antes de llegar a la plaza principal vio a un policía y salió corriendo. El policía al interceptarlo lo tiró al piso y le pegó un tiro en la cabeza con una escopeta Ithaca, dejándolo gravemente herido.
El policía, conocido como “Rambito”, fue quien tres semanas antes había querido detener a Miguel y al no conseguirlo, lo amenazó de muerte: «Ahora anda, pero en donde te pille, te dejo en el cajón» lo sentenció.
Durante esas semanas, “Rambito” y su compañero usual, conocido como “Figueroa” llamaron con frecuencia a la familia Reyes Pérez pidiendo dinero a cambio de la vida de su hijo.
Miguel Reyes Pérez se encuentra en coma en el Sanatorio Integral Luz Médica. El joven fue sometido por la policía a pruebas de parafina, las cuales buscan comprobar si había disparado un arma. Sin embargo el test salió negativo.
La comisaría del lugar no quiso recibir la denuncia de lo sucedido, por lo que la familia de Miguel se presentó en la Fiscalía de San Miguel de Tucumán.

Fuente: Agencia Paco Urondo

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>