SIGUEN LOS CAMBIOS EN CUBA CON LA APERTURA DE 124 COOPERATIVAS

0 Flares 0 Flares ×

Por primera vez el cooperativismo sale del sector agrario. Hay emprendimientos en el área de la construcción, el transporte y los servicios. Estas empresas funcionarán con reglas de la oferta y la demanda, y estatutos especiales.

Como parte del proceso de desestatización de algunos sectores de la economía, ayer empezaron a operar en Cuba 124 cooperativas de rubros tales como la construcción, el transporte y ciertos servicios. “Con esta medida, apostamos a gestionar de forma cooperativa las actividades en las que el Estado no ha sido eficiente”, explicó Grisel Tristá al diario oficial Granma. Tristá es una de las integrantes de la Comisión Permanente para la Implementación y el Desarrollo, el órgano encargado de supervisar las reformas emprendidas por el gobierno del presidente Raúl Castro.

 

 

Según Tristá, esta medida le permitirá al Estado ir desprendiéndose de actividades que, o bien son demasiado pequeñas, o bien poco productivas. Entre las nuevas cooperativas hay algunas dedicadas a la comercialización agropecuaria, el reciclado de desechos urbanos, la construcción y el transporte con taxímetros o vehículos escolares.  Además, para distintos servicios dirigidos a los automovilistas: chapistas, grúas, lavado de carrocerías y gomerías, entre otros.
A lo largo de cinco décadas, y hasta el inicio de las reformas establecidas en 2010, las únicas cooperativas autorizadas eran las de producción agrícola, pero incluso estas tenían límites para operar. El gobierno de Raúl Castro impulsó un proceso de apertura a la iniciativa privada, generando espacios para los pequeños emprendedores y, ahora, para estas cooperativas con las que se espera dinamizar la economía.
Las nuevas empresas trabajarán bajo las reglas de la oferta y la demanda, tanto para producir como para fijar precios, y tendrán estatutos especiales. El Estado les concederá una mayor flexibilidad impositiva y les ofrecerá una política crediticia especial. Pero, pese a la apertura, mantendrá el control de precios en servicios como el transporte y los productos básicos de la canasta alimenticia, como las papas, el arroz o los chícharos (arvejas).
Las cooperativas “están llamadas a ocupar un lugar importante en la economía del país, aunque el papel principal seguirá siendo de la empresa estatal socialista”, señaló Rubén Toledo, otro miembro de la Comisión Permanente para la Implementación y el Desarrollo. En los últimos tres años el gobierno aprobó medidas de imposible aplicación en la fase inicial de la revolución, cuando lo aconsejable era una estricta economía estatal. Entre ellas, la liberación del mercado de bienes raíces y automóviles, la entrega de tierras a particulares, acompañada de una política crediticia que contempla las hipotecas.
Las medidas fueron el resultado de la necesidad de modernizar el modelo, explicó en su momento el presidente. Aunque desde el campo del capitalismo algunos observadores criticaron una supuesta lentitud en la puesta en marcha de las diferentes políticas anunciadas, el viernes último Raúl Castro reivindicó el cronograma aplicado: “Continuamos avanzando –dijo– y se notan los resultados. Nos movemos a un ritmo más rápido de lo que se imaginan quienes critican nuestra supuesta lentitud e ignoran las dificultades que enfrentamos.”
El mandatario insistió en varias ocasiones en que la idea no es privatizar sino liberar al Estado de actividades menores, para concentrarse en el trabajo de control y las áreas estratégicas como la energía, la salud o las grandes industrias.

Fuente: Tiempo Argentino

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>