Semana de Mayo (Parte VII)

1 jun 2

Por Santiago Diaz.

Viernes 25 de mayo

En la “Jabonería de Vieytes” el grupo revolucionario homogéneo de Castelii, Moreno y Paso, articulaban con Alzaga, Belgrano, Matheu y Larrea. Todos debatieron y en la madrugada se organizaron para armar piquetes, barricadas y tomar el Cabildo o la Sala de Reunión de ser necesario. Se organizaron los grupos de resistencia, ofensiva y quienes debían estar con Saavedra y Azcuénaga a sol y sombra. Del 25 no se podía pasar había que declarar la Independencia.

French y Berutti contabilizaron las pocas armas, cuchillos, “chuzas” cuchillos, y vituallas varias para bancar la lucha definitiva contra Cisneros. Había muchas ganas, dudas, contradicciones entre todos.  A pesar de ello, primaba la unidad de acción ya que los ánimos venían enardecidos por la nueva traición del invasor Cisneros.

A la mañana, Castelli había llamado “A defender la libertad hasta con la vida si es preciso”. Belgrano había planteado que “Me hierve la sangre tanto obstáculo, tantas dificultades que se vencerían rápidamente si hubiera un poco de interés por la Patria”. Había que ir por todo. Una gran multitud comenzó a reunirse en la Plaza Victoria (actual Plaza de Mayo) liderados por los milicianos Domingo French y Antonio Beruti.

Todos los revolucionarios luchaban por: Uno, la anulación de la resolución del día anterior que ponía a Cisneros de Presidente de la Junta. Dos, la renuncia definitiva del virrey Cisneros. Tres, la formación de una nueva Junta de Gobierno Patrio independiente de los reyes de España. Eso garantizaría la primera independencia.

French y Berutti repartieron cintas rojas entre los revolucionarios armados y los más fieles exponentes del sueño revolucionario. Eso evidenciaba que había que realizar acciones militares para garantizar que se hiciera efectiva la Primera junta. Ante las demoras en emitirse una resolución acorde a la derogación de la Junta armada el día anterior y que se fuera Cisneros de Virrey y/o presidente de la Junta. Los revolucionarios empezaron a agitar, a sus hombres y mujeres y emitieron una consigna que quedo en la historia: “¡El pueblo quiere saber de qué se trata!”

primera junta

Los revolucionarios siguieron agitando contra Cisneros. Adentro las negociaciones no llegaban a buen puerto. Entonces decidieron tomar la sala. El grupo revolucionario armado y la multitud invadieron la sala capitular, reclamando la renuncia del virrey y la anulación de la resolución tomada el día anterior.

El Cabildo se reunió inmediatamente y reclamó que la conspiración y la bronca del pueblo fuese reprimida por la fuerza. Ante esa acción los españoles de como Ruiz de Huidobro y otros se integraron al planteo revolucionario. El síndico convocó a los principales comandantes militares. Pero éstos no obedecieron las órdenes de reprimir.

Varios, jefes militares como Saavedra, no se presentaron. Los que lo hicieron, tampoco quisieron reprimir al pueblo. Allí, afirmaron que no podrían sostener al gobierno de Cisneros y ni sus cargos en caso de intentar reprimir. Sí lo hicieran serían desobedecidos o enfrentados ´por las armas de los revolucionarios.

Cisneros intento algunas otras maniobras, pero no pudo hacer más nada. De esa manera Cisneros capítulo. Firmó su renuncia. Esto, resultó insuficiente, para los revolucionarios y representantes de la multitud reunida en la plaza. Todos reclamaron que el pueblo reasumiera la autoridad delegada en el Cabildo Abierto del día 22. De esa manera exigieron la formación de una nueva Junta. Por último se determinó enviar 500 hombres a solucionar problemas en el interior.

De esa manera, los revolucionarios presionan más todavía, y presentan un escrito a través de French y Berutti, con la composición de la Primera Junta. Esa lista es respaldada por un gran número de firmas. Por fin se acepta y respetando una cuestión administrativa los “renunciados” salen al balcón a comunicar la nueva Junta. Cómo muchisima parte del pueblo se había retirado por la lluvia y quedaban solo los revolucionarios Leiva habló a los “diputados” que hablaban en nombre del pueblo que no estaba. Esto colmó la paciencia y se preparó todo ´para el asalto final.

La Primera Junta Patria estaba compuesta de la siguiente manera: Presidente: Cornelio Saavedra. Vocales: Dr. Manuel Alberti, Cnel. Miguel de Azcuénaga, Dr. Manuel Belgrano, Dr. Juan José Castelli, Domingo Matheu, Juan Larrea. Secretarios: Dr. Juan José Paso, Dr. Mariano Moreno

Por último, Saavedra salió al balcón y habló a la muchedumbre reunida bajo la lluvia, y luego se trasladó al Fuerte entre salvas de artillería y toques de campana. La primera Junta Patria estaba elegida, Desde esta ¨Primer Junta Patria tendría que lograr las condiciones para firmar la Independencia de España. Eso lo veremos después en Memoria Histórica. Espero que esta siete notas hayan servido para ayudar a reconstruir la identidad y la subjetividad en camino a lograr elementos para luchar por la Segunda y Definitiva Independencia.

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>