SE CELEBRÓ EL UNDÉCIMO CARNAVAL- CUMPLE DE POCHO

0 Flares 0 Flares ×

 

Por Martín Stoianovich

Carnaval que denuncia

El sábado arrancó temprano, con un sol radiante a veces tapado por densas nubes que invitaban a mirar a lo lejos y distinguir una posible amenaza de lluvia. La plaza Pocho Lepratti del barrio Ludueña había comenzado a poblarse en su corazón, ahí donde brotan tres veces al año las semillas del carnaval. Siempre un mate, dos, tres o cuatro estaban circulando. Pasaban de mano en mano junto a saludos, abrazos, diálogos. De rojo se iban engalanando, para distinguirse, quienes habían encabezado la organización o colaborado en ella. Se palpitaba cada vez más con el correr de los minutos la llegada de un nuevo Carnaval – Cumple de Pocho en el barrio. Se trata del undécimo carnaval. Ese que se festeja tres días anualmente, antes y durante la fecha del nacimiento de Claudio Pocho Lepratti, desde que un plomo de la policía atravesó su garganta para enmudecerla por algunos momentos. Porque como dicen por ahí para juntar fuerzas y seguir, esa bala no mató a nadie sino que multiplicó un hormiguero.

En las primeras horas del mediodía, el escenario ya iba tomando forma. Lo mismo ocurría con el resto de la decoración, que en pocos minutos se transformó en un lugar listo para albergar con sintonía de carnaval a vecinos, organizaciones, gremios, agrupaciones y demás personas que estaban dispuestos a brindar su compañía. En el centro de la plaza, Arte por Libertad pintó su clásica hormiga. Con ayuda de algún que otro niño que andaba por ahí acompañando, la hormiga se empapó de colores. Por otros rincones de la plaza repitieron la pintada, siempre con la participación de los más chicos.

Las actividades estaban planificadas para comenzar alrededor de las 16, de la mano de la Asamblea de los Huertos. Así fue que mientras se ultimaban algunos detalles de la organización y se comenzaba con la pega y repartija de afiches, en un sector de la plaza comenzó la asamblea. Más de treinta personas estaban ahí, sentados y dispuestos a conocerse para intercambiar experiencias y posturas. La Asamblea de los Huertos es una iniciativa de bandas musicales, organizaciones culturales, artísticas y otras agrupaciones, que buscan coordinar de manera autónoma las iniciativas culturales populares de Rosario. Luego de dividirse en tres grupos, se estuvo trabajando cerca de dos horas. Más tarde, se le dio la oportunidad a los compañeros participantes de que manifiesten a los presentes sobre qué se había debatido y cuáles habían sido las conclusiones. Allí se mostró un afiche y se habló del plan de lograr una actividad cultural para mediados de año.

Para ese entonces, la plaza ya estaba colmada. A sus alrededores los vecinos, siempre dispuestos, ya habían instalado sus carros de comida para vender a quien quiera. El humo de las parrillas comenzaba a atraer multitudes. Así también lo hacía el calor y la humedad, que a pesar de la tarde caía, permanecía latente y despertaba la necesidad de hidratarse.

Fue de repente que por una de las diagonales de cemento que se dirigen al núcleo del playón, apareció la Reina Moma, acompañada de cantos y bailes murgueros. La alegría incrementaba al compás de la multitud que le dio la bienvenida a quien este año fue Moma y no Momo. “Nace en los barrios, se construye y va tomando vida con las distintas historias: la tuya, la mía, la nuestra, la de todos y todas”, decía el tríptico que se propagaba por todas partes. A sus costados tenía papeles de colores para escribir un deseo, y una bolsa para depositarlo y esperar a que ese pedido comience a cumplirse una vez quemada la Moma, como sucede cada año. Los pibes corrían, jugaban, saludaban, hablaban con los más grandes, se acercaban y se alejaban de la Moma, la miraban, le pedían deseos. “¿Por qué la queman?, preguntaba uno. “Cuando la queman, los deseos se van para el cielo”, aseguraba otro mientras rogaba que se cumpla el suyo. Los adultos también se acercaban a escribir su deseo y su pensamiento, para depositar en la tradicional escultura un grano de esperanza.

La amenaza de horas anteriores se tornaba a cada momento un poco más cercana. Las nubes eran espectadores de lujo, observando desde una vertical altura el desarrollo del carnaval. Eso no impidió que el Colectivo Bella Vista, Las Hormiguitas y La Pocilga se desempeñaran con total tranquilidad una vez solucionados los problemas de sonidos y luz que siempre suelen aparecer. Pero con el correr del horario, el viento incrementó y así también la alerta ante una posible tormenta. De todos modos, Farolitos subió al escenario e hizo de las suyas. La gente vibró al compás del rock rosarino de abajo, de esos que no traicionan sus ideales. Una buena compilación de temas alcanzó para conformar al público, quien entendió de manera perfecta cuando se informó que se suspendían las actividades por las gotas que comenzaban a caer. Así fue que terminó la primer jornada de los tres días del Carnaval – Cumple de Pocho, con Farolitos en el escenario y cientos de personas denunciando a los corruptos y culpables de siempre y homenajeando una vez más al Pocho de Ludueña.

Anunciando

La lluvia quedó sólo en amenazas y algunas gotas. El domingo recibió a los organizadores y demás personas como el día anterior. El sol volvía a resplandecer, para acompañar desde las diez de la mañana la primera actividad. La Mateada en compañía de “Los Caminos del Che”, comenzó con una gran ronda de presentación y explicación de la actividad. Los Caminos del Che, según explica su red social en internet, es una propuesta de Turismo Cultural, conformado por los principales museos e hitos históricos relacionados a la vida del Che Guevara. Llegaron a Rosario con la iniciativa de plantar un árbol y llevarse un poco de tierra para plantar otro en Cuba, en homenaje al Che y los suelos que pisó durante su vida. A cargo de esto estuvo gente de ATE Capital, de La Pastera (Museo del Che), y el hermano del mismo Ernesto Guevara, Juan Martín. Un intercambio de experiencias, anécdotas y posturas, dieron a luz a una semejanza entra la vida y obra del Che y el Pocho como luchadores por un mundo mejor.

Una vez plantado el árbol, y luego de una pausa para el almuerzo de los que se encontraban en la plaza, la gente comenzó a llegar de a montones. Chicos sobre todo, listos para participar de algunos de los talleres que comenzarían en minutos. Desde las 14 hasta las 17 aproximadamente, se realizaron talleres de canto murguero, de maquillaje murguero, de niños y de género. En las cuatro esquinas de la plaza se desparramaron niños y adultos que permanecieron allí durante algunas horas, para luego plasmar ante el público lo que se había trabajado. Desde una pequeña moma fabricada en el taller de niños, hasta una presentación murguera elaborada en el taller de canto, sirvieron para demostrar el interés de los más chicos por aprender, y la capacidad que tienen para ello.

Esta vez el cielo estaba despejado. Cuando el sol ya no dejaba rastros, algunas estrellas se asomaban y repartían el alivio de saber que ni una gota iba a negar el completo desarrollo de la grilla. Por eso, continuaban con normalidad las actividades que habían comenzado alrededor de las 18. Participaron los que el día anterior habían quedado pendientes, y quienes tenían designada esa fecha. La música de la Orquesta del Ludueña, de Bella Jota, Cristian y Evolución Rebelde Crew, de Eternos Inquilinos, Jorge Fandermole, La Semilla y sus Narices fueron algunas de las actuaciones que entretuvieron a la gran cantidad de personas que se reunían para acompañar en Ludueña la víspera del cumpleaños del Pocho.

Para comenzar a despedir la noche, fue Varón y la Peinate que viene gente quien ofreció su arte. El playón de la plaza se convirtió nuevamente en pista de baile, de alegría y de unidad. Esos músicos que estaban ahí, tocando para el barrio y más, son los amigos, compañeros de Pocho y herederos de su laburo de hormiga. Por eso, las emociones trasmitidas no eran incorrectas, ni mucho menos. Pasaditas las doce de la noche y ya en la fecha de cumpleaños de Pocho, toda la plaza se unió en un sencillo pero emocionante canto de feliz cumpleaños a quien por esos momentos seguro andaba por ahí, en cada remera, en cada bandera y en cada grito que pedía justicia y ni un segundo de olvido. Finalmente, la banda se despidió al ritmo de Comandante Che Guevara y el clásico Pocho Vive Carajo.

Para terminar el día a puro baile y alegría, los pibes de El Bloke subieron a las tablas para hacer delirar a los presentes. Amigos de la banda y vecinos del barrio se reunieron bajo el escenario para acompañar lo más cerca posible a esta banda que despidió un gran día con lo mejor de la movida cumbiera. Fue de esta manera que el segundo día del Carnaval – Cumple de Pocho llegó a su fin, logrando esa invencible unión que se obtiene cuando la alegría, el respeto, el compromiso y la diversidad van de la mano.

El latido de una lucha

Ya entrada la tarde del lunes 27, comenzaron los talleres de Comunicación Popular, de Memoria, de Barrios y de Educación Popular. Mientras algunos jóvenes jugaban un picado en un lugarcito de la plaza, otros rincones eran utilizados por los talleristas. Una vez terminadas estas actividades, se hizo para todo el público presente una breve reseña de lo más importante de cada taller. Se explicaron los conceptos de la comunicación popular del barrio, y los conceptos de la educación popular. Por su parte la Asamblea del 19 y 20 (encargados del taller de memoria) volvió al incansable pedido de justicia, y memoria por todas las víctimas del diciembre de 2001. Lo mismo hicieron integrantes del Frente Popular Darío Santillán (taller de Barrios) por los militantes del Movimiento 26 de junio asesinados recientemente.

Los días habían pasado, los meses de trabajo continuaban mostrando su fruto. El carnaval se desarrollaba con total alegría, a la vez que se iban palpitando las últimas horas. La tarde del lunes estaba totalmente dedicada a las murgas. Las murgas son sinónimo de felicidad, de fiesta y de baile. Pero también son sinónimo de denuncia, de compromiso y de trabajo. Algunas de las que participaron fueron Vamos Che, Inundados de Arroyito, La Cotolengo, Aguantando la pelusa, Los vecinos recontentos, Okupando Levitas, Caídos del Puente, Somos lo que Somos, La memoriosa, Matadero Sur, Mal ejemplo y Los Trapos.

Todas desplegaron diversidad de colores, de bailes y de cantos. Denunciaron una vez más la injusticia, la represión, la discriminación, la violencia de género, la explotación infantil, las corrupciones políticas, las mafias policiales y tantas otras situaciones por las que además se realiza un intenso trabajo para intentar revertirlas. A través de las murgas, estas temáticas logran llegar a todo el público, porque desde niños hasta ancianos ninguno se ahorró en demostrar su conformidad.

Cuando la Murga Los Trapos terminó su impecable actuación, llegó uno de los momentos más esperados. La Moma comenzó a ser trasladada por todo el playón hasta llegar al punto de la plaza donde iba a ser quemada, para que la esperanza crezca y los deseos se cumplan. La Moma comenzó a consumirse, para desaparecer y quedar por siempre en Ludueña, en la Plaza del Pocho como en cada año. Todas las edades rodearon a la Moma para despedirla con batucadas y danzas, cual ritual de otras épocas. La sonrisa enorme que esa Moma llevó durante los tres días, se veía ahora reflejada en muchísimas personas que veían un poco más cerca el deseo pedido.

Mientras tanto, en el escenario se escuchaba de la voz de Milton del Bodegón Casa de Pocho, el pedido de justicia, la invitación a un nuevo canto de feliz cumpleaños a Pocho, y la presentación de Varón y Peinate que viene gente, que nuevamente subiría al escenario. Aunque esta vez sería para cerrar definitivamente el carnaval. Con clima de fiesta, la gente bailó un par de cumbias y volvió a cerrar la noche con el canto al Che y al Pocho. Porque ya parece ser que van de la mano, el Che, el Pocho, la fiesta y la memoria, para sembrar por Ludueña y el país el latido de una lucha.

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>