«VILLA URQUIZA»: GEREZ SUFRIÓ UNA NUEVA DESCOMPESACIÓN, PERO LA SEGUNDA AUDIENCIA SE PUSO REALIZAR

En este juicio la mayoría de las víctimas son sobrevivientes y pueden atestiguar

Roberto Heriberto «El Tuerto» Albornoz. Ya fue condenado en la causa Arsenales II-Jefatura II. Vuelve a estar en el banquillo en la causa Villa Urquiza

La mayoría de las víctimas de delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura cívico militar comprendidas en la megacausa «Villa Urquiza», cuya segunda audiencia se realizó hoy, «son sobrevivientes, y eso permitirá contar con valiosos testimonios que nos ayudarán a reconstruir el camino recorrido por ellos y otros detenidos», destacó el fiscal Pablo Camuña. Este proceso revelará el paso previo que dieron las víctimas antes de llegar a este centro clandestino instalado en el penal de Villa Urquiza y a otros penales ubicados en diferentes jurisdicciones del país».

«Ellos -los sobrevivientes- pueden dar cuenta de todas las circunstancias del caso y en particular de haber convivido con otras víctimas, de haberlos visto dentro del penal y en qué condiciones estaban», destacó Camuña en diálogo con Télam. En el caso de los dos homicidios que se cometieron dentro del penal de Villa Urquiza, el fiscal indicó que «vamos a reconstruir todas las circunstancias que van a permitir una condena».
Camuña recordó que una mujer fue víctima de abuso sexual y tuvo un hijo en cautiverio. «Lo estamos investigando porque si bien ella fue posteriormente liberada, se encontraba en una situación de absoluta clandestinidad dentro del penal de Villa Urquiza, lo cual nos permite pensar sobre la existencia de un circuito de mayor y menor clandestinidad dentro del penal», agregó el fiscal.
La segunda audiencia de la megacausa “Villa Urquiza” se desarrolló pese a la descompensación sufrida por el imputado José Víctor Gerez, quien pasó por una situación similar la semana pasada cuando Gendarmería intentó detenerlo para el inicio del juicio. Luego de ser revisado por Miguel Frontini, médico del SIPROSA, se informó que el imputado presenta un patología cardiáca de base, es diabético y que tiene dolor precordial, y se recomendó que sea revisado por un especialista.
El Tribunal resolvió la continuidad de la audiencia y la lectura del requerimiento de elevación a juicio, prescindiendo de la lectura de la imputación concreta en lo que se refiere al acusado Gerez, paso que se cumplirá el 1 de octubre. El imputado se retiró del TOF en ambulancia y permanecerá internado en el hospital Centro de Salud. Posteriormente, se procedió a la lectura del requerimiento de elevación a juicio y se destacó que los delitos de esta acusación fueron cometidos desde el aparato estatal.
Estos casos constituyen masivas y gravísimas violaciones de derechos humanos, que por su modalidad de ejecución implican la realización de crímenes de lesa humanidad. Los hechos delictivos que se reprochan a cada uno de los imputados fueron ejecutados y el análisis del modo operacional desarrollado por sus ejecutores, el que se dio en forma programada y sistemática, sobre las personas y zonas perfectamente delimitadas. Según la querella, queda demostrado que las Fuerzas Armadas tomaron el control de todos los poderes del Estado, en contra del mandato constitucional, asumiendo así la suma del poder público. Los usurpadores del poder público perseguían la imposición forzada de “los valores de moral cristiana, tradición nacional y de la dignidad del ser argentino, la vigencia de la seguridad nacional, erradicando la subversión y las causas que favorecen su existencia”.
El cumplimiento de dichos objetivos fue instrumentado bajo la forma de un plan clandestino de represión. En el caso particular de Tucumán, tanto durante el desarrollo del “Operativo Independencia” como, con posterioridad, durante la vigencia del gobierno de facto, adoptaron medidas que repercutieron directamente en el funcionamiento del penal de Villa Urquiza, mediante el recrudecimiento de las condiciones generales de detención. Incluso se habilitó en el Penal un lugar de detención destinado a
recluir hombres y mujeres calificados como “presos políticos” y/o “delincuentes subversivos”- Estos estaban sujetos a un régimen de excepcionalidad el que implicaba la suspensión absoluta de sus garantías procesales y penales, y la comisión de delitos en su perjuicio.
Fuente: Télam

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>