«Unidos en el Deber»

Día del trabajador histórico en La Habana

En este 1º de Mayo, Cuba demostró que sigue siendo un bastión inexpugnable. Con participación, unidad y movilización activa de más de un millón doscientos mil cubanos dieron una respuesta contundente a la injerencia yanqui y de la Unión Europea. Raúl Castro mostraba al mundo su euforia. Funcionarios, dirigentes e invitados especiales vivieron momentos inolvidables de resistencia y alegría popular.

 

Desde la madrugada los cubanos empezaron a tomar las calles por asalto. Conscientes de por que estaban emergiendo de las sombras a la luz con sus cartelitos en pedazos de cartón y hechos a mano, los hombres y mujeres multiplicaban por miles el “Jamás nos rendiremos”.

 

El pueblo movilizado es conciente que los debates y la necesidad de llevar al triunfo la batalla económica, que hoy por hoy constituye la tarea principal. También reconocen que hay urgencias por lograr cambios que lleven a la heroica isla a darle una mayor dimensión a las atribuciones y al desarrollo local.

Hay quejas, claro que las hay. También hay funcionarios o delegados a la Asamblea Popular que deberían pasar de las lamentaciones a los hechos concretos. Hechos que corrijan las funciones y el carácter del poder popular que se resintió por el criminal bloqueo y la nueva crisis mundial.
Más de un millón doscientos mil cubanos desfilaron en La Habana. Más de 150 mil en Santiago de Cuba. Mas de 200 mil se reunieron en Camaguey, mas de 400 mil en Matanzas, 150 mil en Villa Clara, miles y miles en Cienfuegos, la Isla de la Juventud, en Olguín, etc desfilaron con sus banderitas y los cartelitos caseros que con los trazos de tinta azul, negra o roja escriben la historia de resistencia de Cuba.

Discurso de Apertura
Cuando llegó Raúl Castro se supo que todo estaba por comenzar. Así fue. Se anunció brevemente las visitas y delegaciones. Tras ello, comenzó a hablar el único orador: Salvador Valdez Mesa, miembro del Buró político del Partido Comunista Cubano y Secretario General de la Central de Trabajadores de Cuba.
Valdez Mesa afirmó que “se viven épocas difíciles, llenas de amenazas”. También dijo que “de la crisis estructural del capitalismo y sus consecuencias, no podremos estar exentos”. En ese sentido citó al Fidel Castro: “Hay que cambiar todo lo que debe ser cambiado” y aseguró que “hay que romper dogmas, adecuar nuestro modelo económico para sentar las nuevas bases del socialismo”.
El dirigente cubano, aseguró que habrá que “compartir carencias y extremar esfuerzos para vencerlas. Hay que comprender las necesidades, corregirlas”. Por ello, Valdez Mesa, Convocó al pueblo a “apoyar las actualización económica que significaran innumerables sacrificios”. Culminó su discurso fustigando a EEUU y exigiendo terminar con el bloqueo y otorgar la libertad de los cinco patriotas presos  y condenados injustamente por la justicia estadounidense.

El presidente Raúl Castro

La Movilización
El inicio del desfile del 1º de Mayo fue simbólico, lo iniciaron los jóvenes con un inmenso cartel que marcaba la consigna central de la coyuntura: “Unidos en el deber”. El inicio de la movilización con la juventud se vio como un traspaso generacional.
En segundo lugar desfilaron los trabajadores de la salud. Otro gesto simbólico que marca un sentido homenaje al compromiso, la entrega y la solidaridad internacionalista puesta de manifiesto por los médicos, técnicos, enfermeras y demás trabajadores de la salud en los distintos pueblos del mundo.
Constructores, docentes, mecánicos, taxistas, gastronómicos, periodistas, zafreros, campesinos, metalúrgicos, petroleros, empleados, amas de casa, jubilados, distintos colectivos de la vanguardia nacional, desfilaron con coraje y firmeza interminablemente.
El penúltimo grupo que desfilo, fueron más de diez mil mujeres representadas en la Federación de Mujeres Cubanas bajo la foto de Vilma Espín. La alegría, contundencia y combatividad de las mujeres cubanas demostró que Vilma tuvo razón cuando aseguró “Que tiemblen los enemigos donde una mujer es soldado de la patria”
Nuevo hecho simbólico, por primera vez las mujeres desfilan solas en bloque. Con los ojos de pumas alerta, alegres, llenas de amor y compromiso van y vienen por la heroica Cuba con las garras listas vigilando el sueño de la familia y de la revolución.
“Estas son las mujeres cubanas y no otras”, dicen altivas en masa desafiante asegurándose que pese a las mentiras de las “Damas de Blanco” subvencionadas por la gusanería de Miami “las calles son nuestras”.

«Aquí no se rinde nadie»
Otra vez un gesto mayúsculo el último grupo para cerrar el desfile está representado por la juventud. Los jóvenes desfilan bajo un inmerso cartel que recrea el grito, compromiso y principio del Comandante Juan Almeida: “Aquí no se rinde nadie”.
Pioneritos, chicos de la Escuela Media, pre universitarios, deportistas, artistas, la escuela de medicina internacionalista y los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias llevaron desafiantes 52 banderas cubanas – una por cada año de la revolución – y cientos del Movimiento 26 de julio.
La juventud cubana en la calle demostró que es revolucionaria, antiimperialista y que esta dispuesta a combatir y morir para mantener lo que hay, corregir y no volver a ser esclavos. Con ellos, se abrió y cerró la concentración, allí ya están las raíces prestas para florecer y engendrar los nuevos frutos que mantendrán la revolución, el socialismo y la Cuba libre.
Este 1º de Mayo, el proletariado cubano siendo conscientes que hay problemas, necesidades no satisfechas, carencias, dijo presente al llamado de su líder, por que sabe que la pobreza pasa, y que lo que no pasa es la traición, la deshonra y la sumisión ante la esclavitud. Cantando La Internacional todo un pueblo demuestró que “Cuba no teme a la mentira, ni se arrodilla ante presiones” y sigue constituyéndose en faro de la revolución mundial.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>