«SOMOS TRABAJADORES TERCERIZADOS DE LA NACIÓN QUE SUFRIMOS PERCECUCIÓN SINDICAL»

Entrevista con Leonardo Camil, trabajador que ha sido despedido por su acción gremial en la empresa. “Nosotros denunciamos fraude laboral en el Ministerio de Trabajo, somos operarios gráficos pero estamos registrados bajo el convenio de maestranza”.

APU: ¿Cuáles son los conflictos que tienen en La Nación?

Leonardo Camil: Nosotros somos trabajadores tercerizados del diario La Nación, estamos tercerizados por una empresa que se llama Limpioluz S.A. Desde el año 2012 que venimos intentando formar una comisión interna a falta de soluciones o acercamientos por parte de la Federación Gráfica Bonaerense que hasta ahora no se ha pronunciado en este conflicto. Somos 35 trabajadores de los cuales, 5 integramos esta comisión interna.

 

La empresa empezó con todo el proceso de persecución sindical, nosotros fuimos despedidos, retrasladados, vueltos a tomar y vueltos a despedir, estamos en una situación muy delicada.
Nosotros denunciamos un fraude laboral en el Ministerio de Trabajo, nosotros somos operarios gráficos. Yo hace 8 años que trabajo en la empresa y siempre presté servicio para el diario La Nación. Pero estamos registrados bajo el convenio de maestranza y lo que nos hace es que un trabajador efectivo de planta del diario La Nación oscila entre los 6.000 y 8.000 pesos y nosotros apenas podemos llegar a los 3.000.

APU: ¿Qué es lo que se hace en esta empresa?
LC: Nosotros estamos en la planta de Barracas y trabajamos en las máquinas rotativas donde sale el diario, es decir, trabajamos al pié de las rotativas mientras está la producción del diario. Somos empleados gráficos porque no sólo trabajamos al pié de las máquinas, sino que trabajamos con las máquinas, calibramos las máquinas, hacemos cambio de plancha, de marquilla, todo lo que es el proceso de una impresión a otra, la calibración de la máquina para que pueda volver a hacer la tirada de otro ejemplar o de otra parte del diario.

APU: ¿Esto en la propia planta de La Nación?
LC: Claro, en la planta de la calle Cepita en el barrio de Barracas. Para que se entienda, hay compañeros dentro del diario que son tercerizados, que prestan servicio hace más de 20 años. Lo que no podemos entender es el por qué de esta diferencia salarial, mejor dicho, sí la entendemos y está claro que la variable de ajuste de la empresa es el salario del obrero. Queda bien marcada la diferencia entre un obrero de planta, en las condiciones de trabajo, el trato que se le da y el obrero tercerizado que prácticamente es invisible a los ojos de la empresa.

APU: Comentaba que habían sido despedidos nuevamente.

LC: Sí, para citar un caso puntual, el mío, aparte del de otros compañeros, yo fui en el mes de abril y se me ha negado la entrada. Nosotros veníamos de un proceso de sindicalización, estábamos a punto de nombrar un delegado, formar una comisión interna. Se nos negó tareas, a mí y a otros compañeros, nos negaron la entrada y empezó el intercambio telegráfico con la empresa.
Después ante el inminente pronunciamiento de los compañeros y algunas actividades que se realizaron en la puerta, la empresa accedió a reincorporarlos pero a través de esta empresa tercerizada retrasladarlos a otros objetivos que nada tienen que ver con nuestro trabajo. Yo presté servicio casi 8 años en el diario La Nación y la empresa decidió en ese momento retrasladarme a la morgue del hospital naval a hacer limpieza. Creo que queda clara la tendencia de la persecución hacia mi persona y al resto de los compañeros que también han sido trasladados a otros objetivos a más de 60 kilómetros de la casa y que nada tiene que ver con el trabajo gráfico que veníamos realizando durante tantos años.

APU: ¿Esto la empresa lo puede hacer porque son empresas que ocupan a trabajadores en distintos puestos?
LC: En realidad el planteo que hace el diario La Nación es que a nosotros no nos reconoce porque dice que somos parte de esta empresa tercerizada. Pero está claro cuál es la postura del Diario La Nación que es tercrizar el servicio ante cualquier eventual conflicto. Poder pedir el recambio del personal, no permitir la sindicalización y algunas reivindicaciones que están muy bien pautadas desde la parte de ellos. Tenemos compañeros que hace 20 años que trabajan ahí, en mi caso 8 años y la situación es apremiante, no sólo por el ajuste del salario, sino que las condiciones de trabajo son paupérrimas, lamentables y está muy clara la diferencia entre un trabajador de planta permanente y nosotros que somos tercerizados. Sí recibimos el apoyo permanente de los compañeros de planta que están adentro pero la empresa empezó este proceso de tratar de disolver esto que se había organizado y nos han dispersado por todos lados, ahora estamos judicial izados y en una situación apremiante realmente.

APU: ¿Esta empresa que los tiene a ustedes contratados son esas empresas típicas de contratación de personal, de recursos humanos o es específica de gráficos?
LC: En realidad esta empresa es de limpieza, de higiene ambiental. Se dedica a hacer limpieza de oficinas, de depósitos, nada tiene que ver con la actividad o con el rubro gráfico. Esto lo vienen haciendo desde la década del 90 cuando empezó la tercerización, daba servicio de limpieza en las oficinas. Como hay un ítem muy especial en el convenio colectivo de maestranza que es un oficial especializado que hace limpieza con aire comprimido, entra dentro del convenio de maestranza, se ha decidido poner a toda la dotación fraudulentamente como que realiza ese trabajo y en realidad nada que ver, nuestra actividad es pura y exclusivamente gráfica. La empresa el beneficio que tiene es que al estar nosotros tercerizados, la empresa no se responsabiliza por ningún accidente, a la vez, contrata a una empresa de convenios más bajos de salarios y eso les permite estar siempre con el pié encima y amenazados constantemente con que vamos a ser despedidos ante cualquier reclamo. Así lamentablemente se llega a estos conflictos que siempre tratamos de evitar, tratamos de abrir una mesa al diálogo pero desgraciadamente no les interesa, en fin, conocemos el poder político y económico del diario. Los trabajadores queríamos hacer visible este conflicto y pedir el pronunciamiento del sindicato gráfico que hasta ahora no se ha pronunciado en este conflicto.

APU: ¿Cuál sería la diferencia salarial entre los trabajadores tercerizados y los de planta?
LC: Un trabajador tercerizado que está en el diario tendría un salario de 3.000 y 3.500 pesos y un salario de trabajadores de planta permanente estarían en los 8.000 pesos, estamos hablando de más del doble. Pero no sólo en ese trato, sino que hemos pedido inspecciones al Ministerio de Trabajo para ver en las condiciones que se trabaja. Hicimos una denuncia en el Ministerio a través de la CTA y a los tercerizados nos han escondido en un galpón bajo candado para que cuando llegara la inspección no se pudieran ver. No sólo las condiciones de trabajo en elementos de seguridad, de protección, en las denuncias a los accidentes a la ART  que tampoco suceden. Tenemos compañeros que están con patologías a raíz del esfuerzo que realizan que directamente son retrasladados como maniobra previa al despido. Tenemos conceptos de sueldo en negro, tenemos compañeros que hace más de 6 meses no tienen un solo día de descanso, eso es algo inaceptable.

APU: ¿Cuáles son los planes de lucha que tienen a futuro para lograr que esto se revierta?
LC: En este momento estamos judicializados, tuvimos tres audiencias en el Ministerio de trabajo donde las empresas todavía no se han pronunciado. La idea sería realizar una actividad en la puerta del diario la próxima semana donde los trabajadores despedidos vamos a hacer una conferencia de prensa explicando nuestro problema porque el poder político-económico del diario siempre nos está tapando o corriendo utilizando la fuerza pública. Junto con los compañeros que han quedado adentro y los compañeros de la CTA pronunciarnos en la puerta y hacer un poco más visible el conflicto y tratar de llegar a un acuerdo. Queremos dejar en claro que no buscamos ningún beneficio económico, queremos la reincorporación y el pase a planta permanente porque consideramos que nuestra dignidad como trabajadores no tiene precio. Queremos mantener nuestro trabajo y condiciones equitativas con el resto de los compañeros de planta.

Fuente: Agencia Paco Urondo

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>