«ESTAMOS EN ALERTA PERMANENTE Y YENDO POR LA EXPROPIACIÓN DEFINITIVA»

 

Alicia Unzalu, coordinadora del Centro Cultural IMPA – La Fábrica, explicó la situación legal del predio tras el fallo de la Corte. Presentarán un proyecto de expropiación definitiva en la legislatura porteña.

Por Nahuel Placanica
APU: Para los que no conocen, ¿Qué es IMPA?
Alicia Unzalu: La experiencia IMPA fue una de las primeras fábricas recuperadas en Capital Federal, en 1998. Los compañeros plantean devolverle a la comunidad parte de lo que la comunidad le dio. Por eso la consigna fue “Lucha, trabajo y cultura”. En 2001, se abre el primer centro cultural y se forman los primeros bachilleratos populares. Esta experiencia se replicó en distintas organizaciones y mientras tanto, en IMPA se continuaba con la producción (en ese momento había 180 trabajadores). Hasta ese momento en el mundo había experiencias de centros culturales en fábricas abandonadas, acá conviven producción y cultura. IMPA es mundo de organizaciones y propuesta para la comunidad.
Agencia Paco Urondo: ¿Qué significa el fallo de la Corte reciente?
Alicia Unzalu: Esto viene de larga data, cuando el juez de primera instancia, en la causa por la quiebra, declara inconstitucional una ley emanada casi por unanimidad en la legislatura porteña. Nosotros apelamos y esto pasa a la Cámara siguiente. En ese momento, la actual Procuradora General de la Nación, la doctora Gils Carbó, era fiscal de cámara.
El juez decía que los trabajadores y la cooperativa no eran reales. Gils Carbó hizo un detallado informe de quienes eran los trabajadores de IMPA y sobre el resto de los trabajadores, porque además de la cooperativa de producción, hay más de 250 trabajadores docentes y de la cultura. En base a eso, Gils Carbó consideró que la ley era correcta porque IMPA era de utilidad pública y no comercial. La Cámara le dio la razón al juez pero hay que señalar un hecho anterior al fallo. Una jueza de esa Cámara vino en forma clandestina al IMPA haciendo que un empleado de la justicia aparezca preguntando sobre el bachillerato porque quería mandar a su sirvienta a terminar el secundario. Al rato vuelve un taxista indignado porque en el viaje que había realizado iban dos personas, de las cuales a una le decían “doctora”, hablando del valor inmobiliario del IMPA. Los compañeros pudieron comprobar que era la jueza de la Cámara.
Ese día es entrevistada por una página web judicial y dice que cometió una imprudencia judicial, esa noche firma el fallo contra nosotros y se toma vacaciones. Ante esta situación presentamos un recurso de queja a la Corte junto con el dictamen de Gils Carbó. Lo que hizo la Corte ahora es rechazar todo eso y darles la razón a los jueces anteriores. Está circulando la versión de que la Corte firmó el desalojo. No es así. Nosotros estamos en alerta permanente y yendo por la expropiación definitiva.
APU: ¿El fallo habilita la posibilidad de desalojo?
Alicia Unzalu: Siempre está latente esa posibilidad al haber una quiebra de por medio. No decimos ni que si ni que no. Nosotros apuntamos a acelerar la presentación del proyecto de ley para la expropiación definitiva en la legislatura porteña. Estamos en la campaña de búsqueda de adhesiones. Mientras tanto extremamos las medidas de seguridad.
APU: Ustedes esperaban que el fallo les diera una seguridad contra los desalojos…
Alicia Unzalu: La Corte habla en general, no se mete en el tema central. Es un fallo que mira para otro lado. El dictamen de Gils Carbó es categórico en cuanto a la utilidad pública de IMPA. En este momento, más de 500 alumnos cursan los cuatro profesorados, el bachillerato cumple este año 10 años, muchos de ellos con docentes trabajando sin cobrar salarios, más la actividad cultural y accesible que siempre realizamos para el público, más los talleres culturales, más el centro de salud que se vuelve abrir, y sobre todo eso habla el dictamen de Gils Carbó.
APU: Para que quede claro, ustedes están presentando ahora un proyecto en la legislatura pero no es la primera vez que lo hacen…
Alicia Unzalu: La famosa ley que terminó ahora en la Corte era la expropiación provisoria, le otorgaba a los trabajadores la tenencia de la fábrica, como tenía la mayoría de las recuperadas de Capital, los únicos que no la teníamos eran el Bauen y nosotros.  Eso surge de la legislatura porteña en 2008.
Previo a eso tuvimos un desalojo intempestivo donde se llevaron presos compañeros. En ese momento, cuando los compañeros de la cooperativa vuelven a ocupar la fábrica, el juez comercial obliga a Edesur, sin haber deuda, a cortar el suministro eléctrico. Estamos sin luz desde aquella época, se trabaja con generador.
No es el primer paso, en este caso sería el segundo. En este caso, planteamos la expropiación definitiva, no provisoria.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>