«EL TRABAJO INFANTIL ES UNA PRÁCTICA MUY EXTENDIDA»

Carlos Bertola, referente de Quebracho, habló sobre la movilización que realizarán este mediodía a la Casa de Misiones. Se manifestarán contra el trabajo infantil en la provincia y por la muerte de ocho trabajadores tareferos.

APU: ¿Cuáles son los motivos de la movilización que van a realizar hoy?
Carlos Bertola: Vamos a la Casa de Misiones por dos motivos. En primer lugar, porque chocó un camión con compañeros y dejó como saldo ocho muertos, entre ellos dos menores. Tras el accidente, los familiares esperaban la ayuda de Desarrollo Social y las pensiones, pero se atrasaron quince días porque en el medio hubo elecciones. Se priorizó el proceso electoral. Ante esta situación, vamos a pedir explicaciones a la Casa de Misiones.
En segundo lugar, porque los compañeros que acompañaron a los tareferos al Ministerio de Trabajo para denunciar trabajo infantil en la provincia y condiciones deplorables de trabajo, por ejemplo, camiones que circulan y no están en condiciones, terminaron todos detenidos por hacer una asamblea en el hall.
APU: ¿Tienen algún relevamiento sobre trabajo esclavo en la provincia?
CB: El trabajo infantil es una práctica muy extendida. A los que levantan la yerba les pagan $13 cada 100 kilos de hojas. En una jornada tienen que levantar 1000 kilos de yerba para hacer un sueldo de $130. Eso hace que vayan con toda la familia para juntar la mayor cantidad de hojas posibles. Los chicos ni bien tienen edad van al campo a levantar hojas verdes, algunos se quedan como en campamento por 10-15 días en época de cosecha. 
En el camión que se accidentó iban los trabajadores con sus hijos. Los chicos que tendrían que estar yendo a la escuela, van a juntar hojas para poder subsistir. A nadie le importó los ocho muertos porque no fue en Capital Federal, fue en un pueblito. Eso indigna.
APU: ¿A qué atribuye el precio final de la yerba?
CB: Los distintos intermediarios. Una cosa es el dueño del campo, otra el que levanta la yerba, otra el secadero y después sigue el embasamiento. Del secadero en adelante está el tema.
Nadie se hace cargo de lo sucedido. Así son las relaciones laxas en el campo. Tenemos una UATRE que no defiende a los trabajadores rurales y un gobierno provincial que arma mesas de yerbateros preocupándose por el subsidio que le pagan a los pequeños productores antes que por los muertos. Es cierto que algunos pequeños productores no la pasan bien, pero no se pone el eje en el que trabaja en el campo.
Fuente: Agencia Paco Urondo

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>