«EL GERENTE NOS DIJO: LA GENTE TIENE QUE SUFRIR EN LA EMPRESA»

Entrevista con Luis Cabrera y Ceferino Romano, delegados gremiales de Cúspide. La editorial forma parte desde 2011 del Grupo Clarin. Despidos, aprietes y persecución a los trabajadores.

Por Enrique de la Calle
AGENCIA PACO URONDO: Hagamos un resumen sobre cuál es el panorama actual en Cúspide, del Grupo Clarín ¿Ustedes como delegados ya tienen reconocimiento de la empresa?
Delegados Cúspide: Sí, nos reconocen como delegados. Llegamos a una negociación con la empresa de cumplir horarios, entrar a las 6 de la mañana como hace el personal de depósito. A partir de que está un nuevo gerente -Fernando Campos- se cambiaron todos los horarios, nosotros teníamos tres turnos en Cúspide, ahora directamente hay uno solo. De 6 de la mañana a 3 de la tarde. También, está el otro turno que es de la otra empresa perteneciente a Cúspide.
Nosotros elegimos el turno de la mañana obviamente porque nuestros compañeros están ahí. A partir de ahí, nos obligaron a usar ropa de trabajo, cumplir funciones en el trabajo y no hacer nada que sea gremial. Para hacer algo gremial como ser una asistencia a algún compañero, después de fichar y fuera de la puerta. Obviamente que los 10 días que estuvimos fuera de la empresa porque no nos dejaban entrar, nos fueron descontados como así también las asambleas y los permisos gremiales que teníamos firmado para participar en actos o en algunas audiencias.
APU: A ustedes los reconocen como delegados gremiales. ¿Ese reconocimiento lo hace la empresa en el Ministerio de Trabajo?
TC: Sí, en el Ministerio de Trabajo.
APU: Luego de hacer ese reconocimiento: ¿Cuál es el justificativo para descontarles el salario y para no permitirles su laburo gremial dentro de la empresa?
DC: En cuanto al tema del descuento, nos dicen que al estar esos días fuera de la empresa y al no fichar, no figura en la máquina y no lo van a pagar. Eso está en discusión y es un tema que tenemos en la justicia para pedir la reintegración de nuestro salario como así también los días de asambleas. En cuanto al laburo gremial, la empresa se jacta de una ley que estamos buscando y todavía no la pudimos encontrar que dice que tenemos 8 horas mensuales para  hacer tareas gremiales. Imaginá 8 horas dividido en 30 días porque trabajamos los sábados también, es imposible. Cualquier compañero que se acerca a nosotros para hacernos una consulta, ellos lo toman como tareas gremiales, amén de todas las persecuciones que tenemos, cámaras, teléfonos, los mismos encargados que dicen lo que estamos haciendo, es decir que ellos ya lo toman como tareas gremiales. Estamos sujetos a no poder hacer nada y todo nuestro desarrollo en cuanto a la tarea gremial lo tenemos que hacer de la puerta para afuera.
APU: ¿Cómo cerraron las paritarias?
DC: Las paritarias en comercio cerró al 24 %, 14 % retroactivo al 1º de mayo. En el transcurso de la conciliación obligatoria estuvimos hablando para que nos digan cómo nos van a pagar porque estamos en el mes de junio. Tenemos para cobrar el sueldo de junio más el aumento, retroactivo del 1º de mayo y el aguinaldo. Recién nos dieron la respuesta la semana pasada que nos van a pagar todo en tres partes. Históricamente, Cúspide pagó siempre sobre todo el recibo completo.
Cuando nosotros arrancamos como delegados reclamamos por los recibos de sueldo que estaban mal confeccionados. ¿Qué hizo la empresa en su momento? Desglosó ilegalmente el básico nuestro que estaba por arriba del convenio, lo desglosó y lo puso como un ítem de adicional de empresa, entonces, cuando surgían que los aumentos los tomaban sólo por el básico. Yendo al Ministerio de Trabajo y reclamándolo, logramos que con un retroactivo de dos años nos paguen toda la diferencia. Esta nueva gerencia nos va a pagar sobre el básico del convenio. Pero como todavía no tenemos los recibos en la mano no podemos iniciar ningún reclamo.
APU: Si se diera sobre el básico ¿De cuánta diferencia de plata estamos hablando?
DC: Según la antigüedad que tiene el trabajador. El básico del convenio ahora está en $5.300, en la categoría más baja. Hay compañeros que tienen una antigüedad de 20, 25 ó 30 años y tienen un adicional de empresa que llega casi a los 2.000, 3.000 pesos. O sea, que sobre esos 2.000 ó 3.000 pesos no les correspondería el aumento. Cualquier empleado que haya entrado hace un mes o que tenga 30 años de antigüedad perciben el mismo aumento.
APU: ¿Cuál es el rol que cumple el resto de los laburantes de Cúspide? ¿Qué vínculos tienen con ustedes?
DC: Esos nueve días que estuvimos afuera, teníamos muchas dudas, sabíamos que adentro se corría el rumor de más despidos. Cuando fuimos a hablar con la empresa por el tema de los despidos, dijeron que no sólo no iba a haber reincorporación de los compañeros que habían despedido, sino que también tenían una lista con 10 despidos más. Nosotros estando afuera y sabiendo que estaba esa lista dando vueltas por ahí, estábamos asustados pensando qué podía pasar y todo lo contrario, la gente en los 10 minutos de descanso salían a la calle y compartieron con nosotros los 10 días.
Cuando volvimos a entrar a la empresa luego de la conciliación obligatoria, sufrimos los descuentos de todos esos días, la gente puso de su bolsillo, y nos entregaron parte de su sueldo en solidaridad. Eso desde ya describe la unión que hay adentro, no se sienten para nada amenazados, saben que cuando nosotros hablamos las cámaras nos siguen y no hay temor para eso. Tenemos que rescatar que somos un grupo muy unido y que más allá de la empresa que venga no va a haber miedo adentro.
APU: ¿Qué implicó la llegada como gerente de Fernando Campos? ¿Cuándo llega él?
TC: Viene del Grupo Visor, otra editorial. El Grupo Clarín lo trae a Cúspide como para tenerlo con la rienda atada y ahí fue donde dijo, «por qué se le regala a la gente el sueldo antes de tiempo, la gente nunca se tiene que sentir cómoda en la empresa».
APU: ¿Eso te lo dijo a vos?
DC: Lo dijo en una reunión. Ellos hacen reuniones con encargados, pensando que los encargados muchas veces están a favor de  la empresa. Los encargados son compañeros nuestros y nos dicen lo que dice la empresa. El gerente Fernando Campos lo dijo en plena reunión, “la gente no tiene que estar cómoda en una empresa, la gente tiene que sufrir en una empresa, paguen el sueldo el último día hábil que dice el convenio y se puede estirar hasta el cuarto día hábil». Teníamos dos adelantos de sueldo por mes y los eliminó totalmente.
APU: ¿Cuándo llega a la empresa Fernando Campos?
DC: Hace tres meses que fue cuando se desató todo esto.
APU: ¿Antes de la llegada de Campos, Clarín reconoció la comisión interna?
DC: Sí, es más, cuando llegó el gerente de Clarín, que era Luis Cantero, tuvimos una reunión con él y cumplió a rajatabla todo lo que nos había dicho, que no iba a  haber despidos, que si iba a haber una mudanza pero a nivel tecnológico porque el depósito que teníamos en Montes de Oca era obsoleto y no daba para la tecnología de Clarín. Nos mudamos, cumplió todo pero cuando llegó este muchacho, Fernando Campos, nunca se presentó, hasta el día que supimos que iba a ser gerente y despide a la compañera que participa en la asamblea cuando estaban filmando.
Ese día estaba con José Aranda porque el Grupo Clarín estaba viendo la asamblea en el salón VIP y al otro día teníamos los despidos de los compañeros.
APU: ¿Cómo saben que participó Aranda de esa reunión?
DC: Porque estuvo con nosotros recorriendo el depósito viendo las instalaciones y después cerraron todos los accesos al salón VIP para que nadie pueda pasar por ahí. Gente que trabaja en esos sectores los vio en el salón VIP monitoreando la asamblea.
APU: Clarín compra Cúspide a partir de Artes Gráficas Rioplatenses, no?.
DC: Sí, es la parte gráfica del grupo. Nosotros hicimos la asamblea porque la gente preguntaba qué sabíamos de este nuevo gerente. Hablamos con el gerente de recursos humanos porque con Fernando Ocampo no podíamos hablar, no nos quería recibir.
No nos reconocía como delegados, decía que teníamos que traer una nota firmada, le trajimos 5 notas y no nos recibía y tuvimos que recurrir al gerente de recursos humanos. Nos juró que no iba a haber despidos, bajamos para hacer la asamblea y al otro día llega el telegrama de despido. A raíz de ahí Campos nos recibe porque hicimos una movilización con nuestro secretario gremial de empleados de comercio, Sergio Ortiz que es el que nos apoya en toda esta causa, para nosotros es el sindicato.
Movilizamos casi 400 personas a la puerta por la reincorporación de María Belén que fue la primera compañera que habían despedido. En ese momento, campos accede a una reunión con nosotros y lo primero que nos dice es que no tenemos puesta la ropa de trabajo y que si nuestra intención era la reincorporación de María Belén que nos olvidemos y que tenía una lista de 10 personas más para despedir y necesitaba nuestra ayuda para que no se arme lío dentro de la empresa.
APU: ¿Cuál fue la respuesta?
DC: Es obvia. Evidentemente que no, nos levantamos de la reunión y nos fuimos. No tenemos diálogo con la empresa y el primer diálogo que tenemos recibimos esta respuesta, obvio que nos levantamos y nos fuimos. Informamos a los compañeros en otra asamblea y a partir de ahí nos empezaron a descontar todas las horas que estamos en la asamblea.
APU: ¿Cuál es hoy la situación  de esos despidos?
DC: La compañera tenía problemas de estrés psicológico, la exposición mediática la saturó. Estuvo un mes con licencia pero no quería volver más a la empresa porque no se iba a sentir una empleada más, iba a sentir todas las miradas puestas en ella y no quiso volver. En plena conciliación obligatoria sufrimos el despido de otro compañero.
Pasó que el grupo empezó a manejar todas las librerías de Cúspide, sacaba gente de una sucursal, la ponía en otra, sin importar lo que dice la ley que no podes cambiar de un lugar a otro creando perjuicio económico, moral. Se armó como un ejército, gerente de recursos humanos, gerentes de sucursales y uno de los dueños y decían, es esto o mañana tenés el telegrama. A raíz de eso contactamos a un compañero que quería ser delegado de sucursales, parece que se filtró la información y también lo despidieron, lo tuvimos reincorporado hasta el final de conciliación obligatoria y todavía seguimos con ese tema. El compañero sigue sin percibir su salario hace dos meses.
APU: ¿Cuál es el rol del Ministerio?
DC: El ministerio nos avala y estamos en tratamiento de la reincorporación de Germán que quería ser delegado y la empresa lo despide. Le pone en el telegrama que trata mal a los clientes y que por recibir muchas quejas fue despedido, cosa totalmente falsa. En el libro de quejas no figura ningún problema con ninguna persona en las tres librerías donde trabajó.
APU: ¿Eso sigue en discusión en el Ministerio?
DC: Sí, sigue en discusión.
APU: ¿Se sienten apoyados por el Ministerio de Trabajo?
DC: Sí, las veces que fuimos al Ministerio para reclamar por el sueldo o por las cosas que nos pagaban mal, siempre tuvimos solución positiva.
APU: ¿Se sienten apoyados por el gremio?
DC: Nos sentimos apoyados por nuestro Secretario General, Sergio Ortiz, que es el que nos apoya en toda esta causa y es el que nos da la fuerza para seguir, más allá del apoyo a nuestros compañeros de adentro pero sabemos que entramos en el sindicato si tenemos el apoyo de nuestros compañeros.
APU: ¿Tienen relación con los trabajadores de las otras empresas del holding Clarín?
DC: Hace poco tuvimos una movilización en AGR junto a los compañeros de Gráfico. Empezamos a contactarnos entre todos y formamos un grupo. Ellos también están reclamando horas que no están pagando y por tercerización en la empresa.
APU: Hay una lógica que describís desde las malas condiciones laborales hasta las presiones de la empresa hacia los militantes gremiales que es una lógica que aparece en todo el Grupo Clarín.
DC: Nosotros ahora tenemos contacto con el delegado de AGR que es Pablo Viñas, estamos hablando mucho con él. Pablo nos contactó y hace 15 días fuimos a una movilización con ellos a la puerta de AGR para apoyarlos en los reclamos salariales, en apoyo como empleados de comercio, donde también nos cedió la palabra y empezamos a aunar fuerzas entre todos para que la lucha sea más fuerte. También tuvimos la presencia de los trabajadores de Canal 13.
Fuente: Agencia Paco Urondo

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>