«EL ABUSO COMIENZA EN LAS COMIZARÍAS DE CONSTITUCIÓN Y SIGUE EN LOS PENALES»

Entrevista con Luciana Sánchez, de la agrupación «Lesbinas y Feministas por la Descriminalización del Aborto». Analiza el juicio que comenzó ayer a la militante travesti Yhajaira Falcón.

Por Enrique de la Calle
AGENCIA PACO URONDO: Queremos que nos cuentes sobre el caso de Yhajaira Falcón, la compañera que está detenida en el penal de Ezeiza (ayer viernes empezó el juicio)
Luciana Sánchez: Yhajaira es una compañera que está militando con nosotras y fue detenida arbitrariamente por la policía hace tres meses: está presa en el penal de Ezeiza desde entonces. Está presa porque se la acusa de robo con arma, es un calificación del delito que parece muy importante, sin embargo cuando uno ve cuál es el hecho que le están cargando se trata de un robo de un celular con una tijera. Con lo cual la calificación parece tremenda y el hecho, es un hecho básicamente inventado.
APU: Ustedes denunciaron en una serie de comunicados que sacaron el accionar de una comisaría determinada de Capital Federal.
LS: Exacto, la comisaría 16 y la comisaría 18. Yhajaira estaba trabajando, haciendo un relevamiento de compañeras que son inmigrantes, trabajan en la zona de Constitución y son permanentemente hostigadas por la policía de estas dos comisarías. Cualquier persona que pase a la noche por Constitución va a poder verlo a simple vista. Son acosadas por los patrulleros, detenidas sin ninguna causa, con la policía utilizando leyes que existen pero tergiversarlas y seguir hostigándolas.
APU: Denunciaban también los malos tratos que sufre ella y que también han sufrido otras compañeras en el penal.
LS: Sí, las condiciones de detención en general son horribles. Lo que pasó el jueves, que le costó el puesto al director del Servicio Penitenciario Federal y a la cúpula, muestra bastantes cosas de las fallas de las condiciones de detención. El fiscal Abel Córdoba, a partir de diversas denuncias, fue a ver el módulo donde tienen encerradas a travestís, trans y homosexuales en la cárcel de varones de Ezeiza y sus condiciones eran aún peores que la de los presos.
Hay mucha más violencia, humillaciones, las compañeras son sancionadas por cualquier cosa. Entre otras cosas con las que son sancionadas es si piden ser llamadas por sus nombres o que se respete su identidad de género autopercibida, que se las atienda respecto a su identidad de género y por todas estas razones son sancionadas de manera muy arbitraria. Yhajaira es permanentemente sancionada, estuvo tres días encerrada.
Además estas sanciones tienen todo un sistema perverso de que vos la podés cuestionar pero primero la tenés que cumplir. Una perversión del sistema que hace que estés a disposición de la policía por una parte y del sistema penitenciario por otra y todo esto sostenido por actuaciones de jueces y fiscales que se supone que son justamente quienes deben controlar el servicio penitenciario y a la policía. Esto en la jerga es bastante común, lamentablemente conocemos muchos casos de la comisaría 16, de la comisaría 18 pero no exclusivamente
Esto se llama el empapelado y los policías saben que cuando te detienen te pueden armar una calificación por más que no tengan ninguna prueba. Tengo otro compañero que le habían armada una calificación de tentativa de homicidio y también estuvo empapelado cuatro meses. Ellos saben que aunque no tengan pruebas te comés tres o cuatro meses procesado, en cana  y que con eso te van a disciplinar. A Yhajaira es la segunda vez que se lo hacen y para nosotras no es casual que justamente cuando ella estaba volviendo a denunciar todos los abusos de estas comisarías y estaba consiguiendo apoyo institucional, haya sido nuevamente criminalizada.
APU: ¿Quién está llevando adelante la causa en defensa de Yhajaira?
LS: Es un caso muy complejo, yo estoy participando en las acusaciones que Yhajaira está haciendo y en el caso penal la defiende una defensora oficial. Lo primero que tuvo que hacer Yhajaira fue pedir el cambio de defensora oficial porque la primera defensora que tuvo la obligó a declarar todas estas cuestiones en juicio; el primer día no hizo nada, presentó una excarcelación deficiente, rechazó pruebas que podían haber beneficiado a Yhajaira sobre el tema de la excarcelación y sobre el tema de los hechos. Además la obligó a firmar la declaración con un nombre que no corresponde al nombre de su identidad de género. Cuando ella firmó «Yhajaira Falcón» la defensora oficial le rompió la declaración en la cara de una manera extremadamente violenta.
APU: ¿Eso hizo la primera defensora oficial?
LS: Sí, eso hizo. Por lo cual Yhajaira tuvo que presentar una segunda excarcelación y hasta que se le dio el cambio de defensora pasaron por lo menos dos meses. Estas son las cosas que si no empezamos a hacer cumplir y exigir el cumplimiento de la ley de identidad de género, pasan de manera constante. Cómo esta tipa, a pesar de que la ley de identidad de género está vigente y sabe que tiene que hacerla cumplir, le rompió la declaración en la cara.
Lo mismo pasó en el penal, cuando Yhajaira presentó un Habeas Corpus denunciando justamente todas estas violaciones, poder hacerles entender a los miembros del poder judicial que había una ley de identidad de género que no sólo tienen que respetar, sino que también tienen que hacerla cumplir. La Defensora de la Nación sacó una resolución que obliga a las defensoras y defensores públicos a no sólo a cumplir ellos la ley y llamar a Yhajaira por su nombre, a conocer todas las resoluciones que la Comisión de Derechos Humanos han sacado respecto de las torturas y los métodos de violencia generacional contra personas trans.
Este juicio es importante también en ese sentido, porque se trata de una militante que a pesar de que le armaron una causa y a pesar de que está en prisión, sigue planteando desde allí cuestiones de identidad de género.  Con su trabajo y el de otras compañeras activistas que están en prisión, para visibilizar el abuso que todas las compañeras sufren en prisión que empieza por las comisarías de Constitución y terminan en los penales de Ezeiza y de Marcos Paz. Las compañeras detenidas son 110 y varones homosexuales que están detenidos en estos módulos supuestamente especiales pero que son especiales para determinado tipo de tortura.
Fuente: Agencia Paco Urondo

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>