PARO NACIONAL EN COLOMBIA

Este lunes comenzó un paro indefinido en 30 de los 32 departamentos colombianos. Convocado por productores de papa, arroz, algodón, leche, café y otros productos, médicos, maestros y camioneros, entre otros, la protesta se opone a la política económica del gobierno. Durante la primera jornada hubo varios detenidos e incidentes con la policía.

Desde las 0 horas del lunes 19 de agosto se dio inicio a una huelga indefinida en casi todo el territorio colombiano. Principalmente trabajadores rurales, pero también del transporte, médicos y maestros impulsan esta protesta en rechazo a las políticas económicas del gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Además de paralizar actividades, los distintos sindicatos y organizaciones convocantes se movilizaron durante el día lunes en distintos puntos del país.
Los manifestantes afirmaron que con la aprobación de la Agenda Legislativa en el Congreso, el actual Gobierno ha tomado posiciones políticas “antiobreras y antipopulares, que coartan y limitan derechos, privatizan instituciones y entregan nuestros recursos naturales a las transnacionales”. Según el comunicado emitido por los organizadores, estas políticas “promueven la extranjerización de la tierra, acaban con la producción nacional a través de los tratados de libre comercio, encarecen los precios de la canasta familiar, elevan los precios de combustibles, profundizando así la actual crisis económica”.
En este marco los productores agrícolas exigen proteger la producción agropecuaria, el reconocimiento territorial del campesinado e inversión social en el campo.

La respuesta es la represión
Por su parte el gobierno, tal como venía anunciando en los días previos, en vez de oír los reclamos de la sociedad colombiana decidió responder reprimiendo.
El viernes pasado el Ministerio del Interior emitió una circular dirigida a alcaldes, gobernadores y secretarios de Gobierno en la que se incluyó el marco legal al que pueden acudir en caso de que tengan que intervenir si ocurren bloqueos o desmanes durante la huelga. “Le solicitamos adoptar todas las medidas preventivas y correctivas necesarias para el mantenimiento y restablecimiento del orden público, en caso de que ocurran acciones que vulneren los derechos fundamentales de los ciudadanos como la libre movilidad, la salud, la educación y la alimentación”, señalaba la circular de esa entidad gubernamental.
A esta comunicación oficial se sumaron las declaraciones del presidente Santos que afirmó, al cierre de la Asamblea de la Asociación Nacional de Empresarios: “No vamos, óigase bien, que esto quede muy claro, no vamos a sentarnos a negociar nada en medio de un paro”. Por su parte el ministro del Interior, Fernando Carrillo, expresó que “el Gobierno cuenta con herramientas jurídicas para judicializar y encarcelar a quienes interrumpan la libre circulación”.
Para evitar los bloqueos, se desplegaron 16 mil policías que se concentraron en las 19 ciudades en las que estaban programadas las protestas y en 16 ejes viales que fueron priorizados.
Al cierre de esta edición, los datos oficiales del gobierno informaban que los detenidos durante el primer día de huelga fueron 22. Sin embargo, los líderes de las manifestaciones han afirmado que solamente en el sureño departamento del Valle del Cauca, la fuerza pública retuvo a 50 personas entre los que se encontraban defensores de derechos humanos y periodistas de medios alternativos.
Durante una conferencia de prensa realizada el lunes en la capital colombiana, una de las voceras de los manifestantes, Diana Nuoca, mostró gran preocupación por que desde los días previos al paro se han presentado “estigmatizaciones, señalamientos y empadronamiento contra los líderes”. En ese sentido denunció tener “información que en departamentos como Meta y Huila la policía está planteando la posibilidad de dar recompensa de hasta 10 millones de pesos (unos cinco mil dólares) para identificar a los líderes de la movilización”.
Por su parte Enrique Virviescas, dirigente camionero, subrayó que acompañan en esta protesta a los sectores agrarios porque “dependemos muchos de ellos. Si el gobierno sigue impulsando una política equivocada en el costo del petróleo, muy difícilmente saldremos adelante”.

Denuncias varias

En el mismo sentido que los voceros de los sindicatos y manifestantes el movimiento político y social Marcha Patriótica (que nuclea a más de 2 mil organizaciones sociales colombianas) denunció en un comunicado que “en dos municipios del departamento de Nariño fueron inmovilizados de manera arbitraria 12 vehículos por miembros de la Policía Nacional, que se trasladaban para recoger a los manifestantes de la región”. En otro comunicado difundido en el sitio de internet de la organización denunciaron que en La banda, en el casco urbano de Segovia, Antioquia, fue herido con arma de fuego un agricultor participante del paro.
Por otra parte, la Coordinación Nacional de Organizaciones Agrarias y Populares de Colombia denunció que en la víspera del paro fueron retenidos los buses que transportaban a tres mil campesinos del oriente colombiano en la entrada de Villavicencio.
Durante los próximos días la protesta continuará esperando una respuesta del gobierno a los reclamos planteados.

Fuente: Marcha

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>