OTRO FRENTE DE LUCHA

Por una producción limpia y sustentable que favorezca el medio ambiente

Por: La Tribuna de Los Sin Voz*

En la cooperativa Frigocarne no solo hemos heredado de la vieja patronal explotadora las deudas y el abandono total de las instalaciones de la planta, sino también el completo desinterés por parte del grupo Piczman del cuidado del medio ambiente. Las nefastas consecuencias de contaminación y enfermedad se hicieron carne en la familia obrera y en el pueblo. Hoy, los obreros sin patrón autogestionando la planta frigorífica, revirtieron esta situación para el bien de todos.

La gestión obrera que estamos llevando adelante no sólo debió esforzarse a niveles incalculables por poner en actividad a la planta, restaurar las instalaciones, adecuarse a las normas de seguridad e higiene, sino también por desarrollar las tareas necesarias para proteger los suelos y las aguas de nuestro pueblo.
Al patrón no le interesaba invertir para cuidar nuestro medio ambiente. No le interesaba sencillamente porque él y su familia vivían cómodamente en sus lujosas casas de la capital, a 50 kilómetros de nuestro pueblo. A nosotros, como parte de la clase que vive del trabajo, y la familia obrera sin patrón de la cooperativa que vive en el pueblo si nos interesa invertir.
La planta es parte de nuestro espacio cotidiano de vida, ya que Máximo Paz es el lugar al que pertenece más del 80% de nuestros compañeros. Cuidar el medioambiente entonces, es para nosotros una tarea fundamental que nos compromete totalmente. Ese compromiso está destinado a velar por la salud de nuestras familias, el bienestar de nuestros hijos; y la salud y bienestar de las familias del pueblo.
Es por eso que durante el tiempo que llevamos autogestionando nuestro medio de producción – planta frigorífica – nos hemos preocupado por invertir y realizar todos los esfuerzos necesarios para cuidar el medioambiente de todos los maxipaceños.

 

Nuestras acciones

Cabe aclarar, que todo la inversión en horas hombre, alquiler de maquinarias, compra y siembra de bacterias, desagote, dragado, limpieza, prevención y análisis de agua lo hemos hechos sin ayuda económica alguna. Ni es estado, ni Fundaciones u otro tipo de organizaciones privadas que se dedican al cuidado medio ambiente nos subvencionaron nada. Toda la inversión es de la familia obrera de Frigocarne sin patrón.
Sin ayuda económica, con nuestros propios medios, logramos limpiar con una rectrocavadora a oruga Caterpiller (alquilada por la autogestión obrera) una de las piletas anaeróbicas que se encontraba completamente abandonada. Esta pileta tenía estiércol que se con el paso del tiempo se había transformado en tierra en el 70% de su extensión. (Ver foto 1)
La capa era tan sólida que tenía mas de un metro de pastos y caminábamos sobre ella. El 30% restante, era usado por nosotros para convertir los efluentes. Hoy es una pileta dragada con espejo de agua en el cien por ciento de su extensión (Ver foto2).
También en la segunda pileta realizamos dos extracciones de barro con camiones atmosféricos. En la tercer pileta que tiene cai 100 metros de largo por 60 de ancho tenemos un aireador funcionando permanentemente. En este espejo de agua viven en comunidad patos, ranas y tortugas, y estos dos últimos años es visitado en primavera verano por gansos y cisnes de cuello negro. En la cuarta pileta tenemos un clorinador en funcionamiento permanente que deposita cloro las 24 horas. (Ver foto 3)

Acción solidaria fuera de la planta

Además, por cuestiones de conciencia y solidaridad realizamos tareas fuera de nuestra planta sobre el ejido municipal. En área de dominio municipal limpiamos y dragamos la cuneta que cruza de punta a punta el pueblo frente al Barrio La Torre. La limpieza y dragado de esta cuneta que lleva los efluentes sin ningún tipo de contaminación al brazo del Arroyo Alegre – que divide Cañuelas de Ezeiza, lleva tranquilidad a todos los vecinos maximopaceños. (Ver foto 4)
Tuvimos que limpiar y dragar la cuneta ya que desconocidos habían atentado contra la planta, depositado clandestinamente sobre la cuneta el contenido de cerca de dos camiones enteros de basura que obstruían el fluir del agua.
Como vemos, los hechos nos avalan y demuestran que, a diferencia de la patronal, los obreros sin patrón nos preocupamos por la salud de nuestras familias y concebimos a la planta como una parte central de nuestro territorio, de nuestro espacio de vida.

Buscando Mejorar

En una inspección de hace más o menos dos años la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación reveló que teníamos que profundizar las tareas de cuidado del medioambiente. Allí, solicitamos ayuda en el marco teórico y nos sumamos a los programas de la secretaría.
Desde hace más de un año trabajamos junto al Municipio en la cuestión de Medio ambiente. Desde hace un poco más de dos meses nos hemos vuelto a sumar al Programa de Readecuación Industrial, encuadrándonos en el marco del Plan Integral de la Cuenca Matanza Riachuelo (PICMR) y ACUMAR.
Esto significa que a través de la firma de un Convenio, Acta de Compromiso mediante, la Cooperativa se compromete a trabajar aún más, para prevenir o resolver futuros problemas ambientales mejorando la tecnología, el consumo de agua, el reciclado, el manejo de residuos, el tratamiento de efluentes, la eficiencia energética, etc., con el objetivo de lograr una producción más limpia, sin ningún tipo de contaminante y que jamás amenace nuestra salud, ni la salud de nuestras familias y vecinos todos.
Mediante un acuerdo con ACUMAR y la Municipalidad de Cañuelas, los obreros sin patrón nos hemos propuesto avanzar con mas producción limpia y el cuidado medioambiental con un trabajo articulado e integral que nos permita demostrar que a la autogestión obrera sin patrón le interesa el cuidado de nuestro medio sustentable y de la salud y bienestar de nuestro pueblo.
Este es el desafío – que en medio de la crisis más grave de la industria frigorífica – entre todos, debemos concretar. En eso estamos ahora. Por nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos no dejaremos de luchar por los cambios sociales, por una producción y comercialización social y limpia que permita dejarles no tan solo trabajo, salud y educación, sino dejarles también un medio ambiente sustentable.

 

Frigocarne realizando tareas de limpieza en la parte de jurisdicción municipal del Arroyo Alegre

 

Izquierda: Frigocarne realizando tareas de limpieza en la parte de jurisdicción municipal del Arroyo Alegre.

Abajo: hoy, la imagen del agua cristalina de una de las piletas grafica parte de nuestra lucha por el cuidado ambiental.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*Edición impresa noviembre 2010

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>