ORGANIZACIONES POPULARES DE BRASIL CONMEMORARON LOS 10 AÑOS DEL “ENTIERRO AL ALCA”

noalcabrasil
0 Flares 0 Flares ×

Por Fernando González, desde San Pablo
El pasado miércoles, en la sede del Sindicato de Ingenieros del Estado de San Pablo, se reunieron representantes de las organizaciones sociales más representativas de Brasil: la Central de los Trabajadores y Trabajadoras de Brasil (CTB); Central Única de los Trabajadores (CUT); Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST); Movimiento de Afectados por Represas (MAB); Movimiento de los Pequeños Agricultores (MPA); Unión Nacional de los Estudiantes (UNE); y Levante Popular de la Juventud; entre otras. También con la presencia de diplomáticos de Cuba y de Venezuela.
El objetivo del encuentro era comenzar a reunirse nuevamente para realizar unas jornadas de celebración de los diez años da victoria popular sobre el ALCA y de reflexión sobre los desafíos actuales de la lucha popular en el continente.
La jornada comenzó con la voz de Pedro Munhoz, un cantautor ligado a la lucha de los movimientos sociales. Luego de ello, se proyectó un video donde se recordó la gesta épica de Mar del Plata en la que el gobierno estadounidense -en ese entonces a cargo de George W. Bush- vio derrotada la posibilidad de imponer aquel tratado de libre comercio.
Inmediatamente, tuvieron la palabra los diferentes representantes de las organizaciones. João Pedro Stédile, representante del MST y la Articulación Continental de los Movimientos Sociales hacia el ALBA hizo un breve recorrido histórico de las luchas en el continente.
“Después de que nosotros conseguimos derrotar algunas dictaduras militares, el capital apareció en América Latina con un nuevo proyecto que fue el neoliberalismo. Y el neoliberalismo pretendía transformar toda América Latina en un gran mercado libre para los intereses de las empresas norteamericanas”, apuntó el dirigente social.
Stédile explicó que “el ALCA era apenas un instrumento jurídico para permitir que las empresas estadounidenses pudiesen controlar lo que quisiesen en nuestro continente, sea recursos naturales, sea mano de obra, sea el mercado, sea lo que ellos quisiesen y transferir las ganancias para los Estados Unidos libremente”.
Sin embargo, en 2005 la situación política del continente había cambiado y Bush se encontró con un grupo importante de países (Venezuela, Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay y fuertes oposiciones en países como Ecuador y Bolivia) que rechazaron dicho acuerdo. El dirigente del MST sostuvo que luego de esa “derrota del imperialismo”, la constitución de la UNASUR y la CELAC fue una “segunda derrota del ALCA”. “Junto con el entierro del ALCA nosotros debemos celebrar el entierro de la OEA que no sirve más para bosta ninguna en América Latina”, afirmó.
Luego tomaron la palabra dirigentes de otras organizaciones que reafirmaron estos postulados y recordaron diferentes aspectos de aquella Campaña Continental contra el ALCA.
También hubo momentos para alertar sobre las dificultades y los retos actuales. Fue Julio Turra de la Central Única de los Trabajadores (CUT) quien expresó que “hace pocos días se aprobó el Acuerdo Transpacífico, donde incluso participan gobiernos de América Latina”. Se trata de un nuevo acuerdo de libre comercio que EEUU y Japón lograron firmar con diez países más de la zona Pacífico (quedando abiertamente excluida China).
Cabe recordar que desde 2008 Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam negocian el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP por sus siglas en inglés: Trans-Pacific Partnership).
Los otros oradores, reafirmaron la necesidad de retomar los aprendizajes de la campaña contra el ALCA (unidad, trabajo de base, dialogo con el pueblo) para enfrentar la restauración conservadora en el continente.
En palabras de Stedile: “Las dificultades que nosotros tenemos de tener una correlación de fuerzas más favorable a un proyecto socialista y a un avance en las luchas de la clase trabajadora es que en la mayoría de los países de América Latina, todavía no tenemos un reascenso de la clase trabajadora. Y si las masas no se movilizan en la calle, no hay como derrotar las embestidas del imperio”.
“Es este uno de los grandes desafíos que tenemos en los próximos diez años. Si nosotros no volvemos a hacer trabajo de base, formación política para reingresar en un nuevo momento político de reascenso de masas. Y si no logramos un reascenso de masas vamos a ser derrotados por el imperio”, concluyó.
La actividad terminó con una nueva invitación a ampliar más aún la convocatoria para realizar dicha Jornada de lucha entre el 5 y el 22 de noviembre.

Fuente: Notas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>