Nuestra Lucha

Coopertiva de Trabajo FrigoCarne Sin Patrón

¡VENCEREMOS!

Hoy hace un año que la familia Piczman, abandonó por tercera vez a la familia obrera de la carne. Las tres veces, tanto los obreros como la familia puso todo. Tomamos la planta, marchamos, cortamos la ruta arriesgando todo, para defender la fuente de trabajo. Dos veces, mejoramos la relación de fuerza de “Guillermo”. Y otra vez, solo él ganó.

Hace 8 meses y 6 días, los trabajadores, cansados de perder, y de recibir promesas de mejoras, que no se cumplían nunca, decidimos en Asamblea, junto a nuestras mujeres e hijos, recuperar la planta y ponerla al servicio nuestro, para que con trabajo autogestionario elaboremos carne, microemprendimientos de producción alternativa y un mejor futuro para nuestros hijos, y los hijos de nuestros hijos.
En esta pelea, también tratamos de sembrar una conciencia cooperativa, de retomar la salida colectiva, recuperando la cultura del trabajo, solidaridad, producción, venta y el reparto como norte. Sabemos que es difícil. Somos conscientes que cuando vivimos en la miseria, sin trabajo y con el dolor de panza del hambre sobrevolando como un carancho la cabeza de los nuestros, la mentira, la bolsa de alimento y hasta el pedazo de hígado que da Piczman, y reparte un político derrotado que cambio de bando, siembran confusión, y ponen piedras en el camino. Pero, por responsabilidad con nuestra familia, la sociedad, y el pueblo con “prepotencia de trabajo”, VENCEREMOS
La pelea entre los obreros y el patrón despedido está que arde.
MADURA EL NOCAUT

En el pueblo, todavía hay personas que no quieren rendirse ante las evidencias de la realidad concreta. Dicho de otro modo, aún quedan en Máximo Paz, trabajadores y vecinos que se niegan a reconocer que la pelea entre los obreros del ex Frigorífico Máximo Paz, – ahora, Cooperativa de Trabajo Frigocarne – y el viejo patrón, Guillermo Piczman, la van ganando por amplio margen de puntos los trabajadores.
Los “negros, borrachos y analfabetos”, que consiguieron apoyo de la comunidad, de los sectores sociales, religiosos, gremiales, políticos, empresarios, productores, y hasta del gobierno, ganaron el centro del ring y descargan golpes precisos.
El ahora, “patrón despedido”, solo mostró el apoyo de viejos políticos locales derrotados y de un boxeador en baja, a través del cual, buscó aprovecharse de los viejos momentos de gloria, para modificar el curso de la pelea. Primer golpe de nocaut. La Senadora Cristina Rasquetti presentó un Proyecto de Ley de Expropiación de la tierra y el frigorífico, con venta onerosa a nuestra cooperativa, fue aprobado unánimemente por todos los Senadores de la provincia de Buenos Aires.
Otro golpe de nocaut. El I P A C concedió la matrícula a la Cooperativa.
Piczman asimila el castigo con las piernas flameando. Funcionarios del Ministerio de Planificación Federal visitan, recorren la planta, trayendo solidaridad concreta.
Las sogas sostienen al que muchos creían invencible. El Juez instruyó al síndico sobre la situación de la recuperación de la planta y del estado parlamentario.
El oficio del “Roña” Castro, le indica que el final de su pupilo está cerca, y prepara la toalla.
Piczman deambula de un lado a otro con los ojos en blanco. Madura el nocaut. Edesur, firmó un contrato con la Cooperativa y restableció el servicio de energía eléctrica. La planta tiene luz propia. Piczman se cae. El arbitro indica a los obreros de la cooperativa que se vayan al rincón neutral. Madura el nocaut. Piczman de rodillas con los ojos perdidos, resiste al final anunciado.
FRIGOCARNE busca concretar el sueño de la vivienda propia
UNA NUEVA LUCHA

Si bien es cierto, que nuestra actividad principal será la producción de carne en autogestión, conocedores de la situación de falta de vivienda de nuestros vecinos y comunidad, también tratamos de concretar un viejo sueño de todos: La vivienda propia.
En nuestra relación con el gobierno, tratamos de llevar adelante una política que ayude a crear un proceso social, productivo y participativo, que permita la reinserción laboral y la organización de nuestro sector y de los otros sectores, también necesitados de la comunidad, para lograr el bien común. En ese camino, mientras vamos realizando gestiones concretas con el Ministerio de Planificación Federal, para acceder al Programa Federal de Emergencia Habitacional, vamos realizando una Encuesta en la planta, para conocer a fondo, las verdaderas necesidades habitacionales y de infraestructura básica de nuestros hogares.
Como Cooperativa, somos conscientes que tratar de contribuir al desarrollo y el mejoramiento de las condiciones del hábitat, vivienda y servicios, nos hará salir paulatinamente del nivel de la pobreza extrema, y que poco a poco iremos saliendo de los grupos de vulnerabilidad social y marginalidad, al que nos condenaron los patrones como Piczman y los gobiernos neoliberales.
Sabemos, que tampoco será fácil concretar el sueño de la vivienda propia. Pero, contamos con el coraje y la voluntad personal; la unidad, movilización, organización y fuerza colectiva; la firme convicción que solo luchando por los nuestros, y con la “prepotencia de trabajo” intacta, podremos salir del fondo del pozo.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>