NO TECHES LA RIBERA

Desde Avellaneda hasta Quilmes: el proyecta “Nueva Costa del Plata” avanza sobre la ribera de estas ciudades. El municipio de Avellaneda ya aprobó el mega-proyecto de urbanización, sólo falta la aprobación de los concejales quilmeños para poner manos a la obra a la nueva costa urbanizada. Hablamos con los vecinos de la Ribera que se han juntado y organizado en una asamblea para luchar contra este emprendimiento que favorece el crecimiento de la brecha que separa a los ricos de los pobres. Nos cuentan cómo se enteraron y que piensan sobre el proyecto de urbanización propuesto por Techint.

 

 

La visión de Techint

Roberto Converti y Fabio De Marco son los arquitectos contratados para la realización de la obra y según nos cuentan lo que se proponen es “generar un espacio habitable que albergue  25000 personas y permita el acceso a los ciudadanos a un nuevo y extenso espacio público a orillas del Rio de la Plata”. Lo cierto es que en esta extensa zona en donde planean “generar un espacio habitable” ya existe gente que la habita: existen personas que desarrollas su vida y sus actividades en la ribera y que durante años han vivido enganchados a la luz, sin acceso a agua potable, sin acceso a conexiones de gas, sin cloacas, sin escuelas y sin servicios de salud cerca y con altos índices de contaminación en la zona que ocasionan las empresas que rodean el perímetro y usan el rio de tacho de basura para tirar sus residuos (como el Polo Petroquímico Dock Sud). Durante años (desde que se creó el barrio) los ribereños fueron los excluidos, es por eso que los servicios nunca llegaron a su zona porque es un lugar de “muy difícil acceso”, o eso les decian. Hoy la situación es distinta: los ribereños siguen siendo los excluidos pero la zona dejo de ser de tan difícil acceso, porque al parecer cuando se trata de satisfacer los intereses de los negocios capitalistas nada resulta de difícil acceso. La propuesta entonces es: “la refuncionalización urbana en la ribera de Avellaneda y Quilmes, emplazando en el kilómetro 12,5 de la Autopista Buenos Aires- La plata, en una extensión de 4 Kilómetros de frente ribereño del Rio de la Plata y en una superficie de 232 hectáreas de tierras privadas y contará con equipamiento residencial, comunitario, educativo y comercial” lo que se omite en la descripción, como siempre, es que este proyecto va destinado a las clases más altas de la sociedad, a esos pocos que siempre tienen más de lo que podrían utilizar. La población que actualmente vive en la ribera no ingresa dentro de los parámetros del público al que va destinado este mega-proyecto y nuevamente se convierten en los excluidos.

La visión de los vecinos

Los vecinos unidos en una asamblea que los junta todos los domingos a las 5 de la tarde, nos cuentan que hace dos años fue que tuvieron el punto de inflexión con los creadores del proyecto: “El punto de inflexión fue hará dos o tres años, cuando el grupo Techint invito a los que ellos llamaban “referentes de Quilmes” e invito también a un grupo de vecinos, para explicarnos las bondades que iba a tener el proyecto que querían hacer. Entre nosotros hubo una discusión porque algunos decían que no había que ir y otros decíamos que si teníamos que ir, justamente para aprender desde la voz de ellos sus argumentos y sacar conclusiones de sus propuestas. Así es  que, un día de semana, tuvimos que estar en un lugar a eso de las 3 de la tarde y salimos de un predio que tiene Techint en la ribera, en la zona del CEAMSE y nos quedamos ahí hasta las 9 de la noche”
Esa reunión se dividió en dos partes: la primera parte fue ir al lugar donde se planea la urbanización y mientras los vecinos veían el paisaje actual contaminado, los encargados del proyecto anunciaban su mega-obra: “¿saben qué era lo que nosotros teníamos alrededor? a un costado, el Rio de la Plata totalmente contaminado;  hacia el norte el Polo Petroquímico Dock Sud, en donde uno veía las llamaradas que lanzaba anunciando el peligro que podía significar eso;  y al otro lado, al oeste, las montañas de basuras del CEAMSE con las más de 50 millones de toneladas de basura tiradas ahí durante 25 años, y nosotros decíamos ‘acá van a hacer edificios de cuarenta metros, entre otros, qué lugar va a ser ese que tendría que ser utilizado como pulmón verde para reparar un poco el desastre que ha hecho en el rio, a nivel del CEAMSE, a nivel del Polo Petroquímico que el día que explote eso desaparecemos del mapa. Realmente nos pareció una barbaridad lo que nos estaban diciendo”.

La segunda parte de la reunión consistió en llevar a los vecinos a un auditorio ubicado en el predio del CEAMSE y en ese lugar les mostraron las maquetas que exhibía lo que planeaban hacer en la ribera, “en última instancia, lo que nos reafirmaron con la maqueta es que van a hacer edificios de cuarenta metros, que van a levantar la cota 6 metros del nivel, ¿qué problemas crea esto para nosotros?,  si van a hacer un terraplén de 6 metros de alto en el rio ese lugar va a ser de contención del agua, ¿qué va a pasar con el agua y las sudestadas que vienen? eso no nos supieron decir o resolver . ¿Cómo van a hacer cuando venga una sudestada y choque con ese terraplén de 6 metros? ¿A dónde va a parar el agua?” Lo cierto es que la gente contratada por techint no sabe las respuestas a estas preguntas.
Los vecinos proponen preservan uno de los pocos lugares verdes que le queda a la zona de Quilmes, recuperar esa ribera para que se transforme en un lugar común que todas las personas puedan disfrutar, ellos afirman que no quieren más edificios en la zona y que defenderán este pulmón verde agotando todos los medios de lucha que estén dentro de sus posibilidades.

¿Cómo se consiguieron los terrenos del mega-proyecto?

Nadie sabe cómo Techint consiguió la extensión de los terrenos que serán urbanizados. Los vecinos nos cuentan que le preguntaron al municipio donde estaban los papeles que certificaban que ellos eran los dueños y el municipio les contesto que no lo tenían. Juan Carlos, miembro de la asamblea, nos cuenta que “se sabe de palabra (que Techint es el dueño), cuando en el ’78, ’79 los militares le encargan a CIUSA (empresa de Techint), para que se haga cargo de la operatoria del predio de Villa Dominico ellos se iban a ser dueños de una parte de los que ellos rellenan, pero nunca de una parte de tierra que ellos no habían rellenado. Porque obviamente la tierra rellenada no tiene demasiado valor. Ahora cuando pasen los años y toda la basura termine de fermentar eso tiene un valor mínimo y hoy ahí no se va a poder construir absolutamente nada, por los gases que desprende eso. Sería muy peligroso construir algo arriba de esa tierra, porque esos gases que se desprenden pueden llegar a ser muy peligrosos, hasta podría llegar a explotar como ya paso una vez en Mar del Plata”.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>