No morira la flor de la palabra

0 Flares 0 Flares ×

El próximo 25 de marzo se cumplen 33 años del asesinato de Rodolfo Walsh; mucho más que un periodista, mucho más que un escritor y mucho más que un militante peronista. Así lo recordamos.

Había nacido en Choele-Choel, provincia de Río Negro, un 9 de enero de 1927. Creció en el seno de una familia conservadora, de posición acomodada, lo cual le permitió estudiar y formarse en colegios católicos irlandeses. De muy joven comenzó a mostrar interés por el periodismo y la literatura. A los 20 años comenzó a publicar textos periodísticos y poco tiempo después sus primeros cuentos.

 Periodista y militante

 

 Pero Rodolfo Walsh no era, nunca lo fue, un escritor como cualquier otro ni un periodista del montón. En una carta dirigida a Rodolfo, su gran amigo Osvaldo Bayer dice: “Con tu máquina de escribir te metiste en los intestinos del pueblo, en el dolor y la humillación de la pobreza, de los azuzados (…) Te tomaste en serio la palabra. Exageraste en eso de la verdad.”

Rodolfo Walsh no perseguía la (falsa) objetividad, ni la primicia, ni la imparcialidad ante los hechos de su época; decidió ser “fiel al compromiso de dar testimonios en tiempos difíciles” y desarrolló su labor periodística siempre ligada a la militancia y a sus ideas políticas. Se definía marxista y militó primero en el Peronismo de Base y luego en la agrupación Montoneros. No era un intelectual de sillón, de esos que escriben y opinan sobre los sectores populares desde la comodidad de su oficina; tras haber fundado en Cuba la agencia Prensa Latina (que descubrió y denunció la invasión yanqui en Bahía de los Cochinos), volvió a la Argentina y dirigió el semanario CGT, según cuentan, por expreso pedido de Perón.

Su militancia en Montoneros de inicia en 1973 con el grado de Oficial 2º y bajo el alias de Esteban. Junto a su amigo Francisco Paco Urondo funda Noticias, un diario que comunicaba los ideales montoneros.

Con el golpe de estado de 1976 crea la Agencia Clandestina de Noticias: “Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote el terror. Haga circular esta información.”

Su tarea como periodista nunca se redujo a “informar”. Como militante político entendía la necesidad de defender los intereses de su clase, sus sueños de cambiar la sociedad de su tiempo y atacar con armas y letras a los intereses burgueses del poder.

“La novela es la última forma del arte burgués, y por eso ya no me satisface”

 

 “Te entendían y te entienden todos” dice Bayer, y es ése quizá uno de los mayores logros literarios de Walsh. Su literatura estuvo siempre atravesada por los hechos de su presente histórico; literatura al servicio del pueblo y no del ocio. Con su reconocido “Operación Masacre” denunció los fusilamientos de José León Suarez, un gigantesco crimen organizado y ocultado por el Estado; antes de irse a Cuba publicó el “Caso Satanowsky” que denunciaba y señalaba a los culpables (miembros de la SIDE) del asesinato del abogado Marcos Satanowsky, en un crimen vinculado a intereses en torno a la propiedad del diario La Razón.

Nunca pudo y nunca quiso desligar a la literatura de la práctica política; su fuerte autocrítica lo fue obligando a modificar su estilo literario y a escribir para el pueblo y no, como decía él, “para los burgueses”.

 

Con esta frase se despidió su hija Vicky, militante de Montoneros, segundos antes de pegarse un tiro en la terraza de su vivienda, cuando en un enfrentamiento con el ejército se quedó sin municiones.

El 24 de marzo de 1977, al cumplirse un año del inicio de la dictadura, escribe su famosa Carta Abierta de un escritor a la Junta Militar, donde denuncia las atrocidades cometidas por el gobierno militar y vaticina los desastres que vendrían. La envía a las redacciones de todos los diarios, nadie se la publicó.”Tu carta a la Junta Militar lo previó todo, denunció todo, dijo todo (…). Desde el momento en que cerraste el sobre con tu misiva ya comenzaba la derrota del plomo” le dice Bayer.

El 25 de marzo, Rodolfo Walsh fue secuestrado por un grupo de tareas de la ESMA, comandado por el oficial de Inteligencia García Velasco. Rodolfo debía ser capturado por el oficial de Marina Alfredo Astíz, quien falló en su intento. Esto le permitió a Rodolfo disparar con el revólver que llevaba oculto y herir a uno de sus secuestradores. Ese mismo día fue asesinado.

“El verdadero cementerio es la memoria”

 

 Rodolfo Walsh escribió desde la militancia, investigó y denunció desde las calles y el barro; vio morir a su gente amada y vio venir su propia muerte desde la convicción de que a pesar de todo siempre es necesario luchar por lo que se piensa y dar batalla por el sueño. “Tan rápido puso la historia las cosas en su lugar” dice Bayer; hoy una calle de Buenos Aires lleva su nombre y lo aplauden y homenajean los mismo que antaño le negaron la atención que merecía.

El verdadero cementerio es la memoria, dice Rodolfo, porque ahí guardamos, celebramos y traemos nuevamente a la vida a quienes se nos han ido luchando, entregando sus fuerzas por una sociedad distinta, “una sociedad más justa, donde el hombre no sea lobo del hombre, sino su hermano”. En nuestra memoria vuelve a vivir Rodolfo, desde allí escribe y desde allí sigue militando, construyendo y sosteniendo el sueño que han intentado callar, pero que bajo la piedra pesada de los tiempos, como dice León Gieco, se empecina en volver a florecer.

“Ustedes no nos matan, nosotros elegimos morir”

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>