Murió preso el genocida Luciano Benjamín Menéndez.

87796

Murió preso el represor Luciano Benjamín Menéndez…algo es algo. No todo puede ser como uno quiera, pero la realidad indica que ya no está más entre nosotros. Murió el secuestrador, asesino, genocida y general del Ejército lame bota del imperio. Tenía 90 años y lo bueno para reconocer es que estaba preso. Murió denunciado en 800 causas de Lesa Humanidad y condenado a 12 cadenas perpetuas.
Hay que reconocer que se lo detuvo por orden judicial y sin secuestrarlo. Se lo mantuvo preso sin que reciba un solo golpe. Jamás se le aplicó tortura alguna. Fue enjuiciado con garantía de defensa y en audencias públicas. Recibió 12 condenas a cadena perpetua. Y ahora que murió, sus familiares saben donde pueden buscarlo para velarlo y abordar la etapa de duelo normalmente. El jamás permitió nada de eso a ninguno de nuestros 30 mil compañeros y compañeras desaparecidos. Esta diferencia hay que hacerla notar.
Tampoco hay que olvidarse que la noche del 21 de agosto de 1984, éste genocida que murió hoy, fue al Canal 13 para ser entrevistado por sus admiradores Bernardo Neustadt y Mariano Grondona en el Programa «Tiempo Nuevo». Afuera, se concentró un pequeño grupo de Madres de Plaza de Mayo con Norita Cortiña a la cabeza. También estaban algunos sobrevientes del genocidio, y unos compañeros de la Federación Juvenil Comunistas que le gritaban «asesino», «genocida», y «cobarde!».
El asesisno de militantes populares salía en un emblemático Ford Falcon que lo sacaba del Canal por la calle Lima. Ante los gritos de las Madres; sobrevivientes y jóvenes hizo parar el auto y encaró, cuchillo en mano a los manifestantes. El cuchillo reglamentario de comando paracaidista, cortaba el aire buscando otras víctimas. Esa noche, el genocida fue parado y controlado por su hijo y el custodio.
La foto – que se transformó en la imagen de la impunidad y el intinto animal del genocida–, fue tomada por el reportero gráfico Enrique Rosito, de la agencia DyN. Quién la entregó a Clarín y se fue a comer a Pipo o por ahí cerca. Esta captura fotográfica dio la vuelta al mundo rápidamente graficando hasta el espíritu de los genocidas.
cabe destacar que este genocida no pudo ser beneficiario de la ley de Obediencia Debida dictada en 1987, por lo tanto se hallaba imputado en cerca de 800 causas. Causas que lo vinculaban con crímenes de Lesa Humanidad cometidos durante el Terrorismo de Estado de la dictadura cívico militar que se se llevó adelante con el golpe del 24 de Marzo de 1976.
En 1988, fue procesado por 47 casos de homicidio, 76 de tormentos, cuatro de ellos seguido de muerte y cuatro sustracciones de menores, pero la Corte Suprema lo desprocesó, porque fue beneficiario de la Ley de Punto Final.
En 1990, recibió un «premio» del neoliberalismo: Fue indultado por el presidente Carlos Menem. Quién con sus accionar político fue la continuidad de la política económica de la dictadura genocida. Ocho años después, al reabrirse una causa por 30 fusilamientos y asesinatos de presos políticos cometidos en 1976, fue detenido por unos días por negarse a declarar. Era coherente en su fascismo y trataba de demostralo siempre.
La justicia real lo alcanzó recién con la anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, La impunidad le alcanzó hasta el 24 de julio de 2008, donde fue imputado por los secuestros, torturas y asesinatos de cuatro compañeros del Partido Revolucionario de los Trabajadores dirección política del Ejército Revolucionario del Pueblo, secuestrados y posteriormente «abatidos» en un operativo montado por el Tercer Cuerpo en Diciembre de 1977.

Fuente: Santiago Díaz. www.latribuna69.org

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>