LOS QUE NO MIRARON PARA OTRO LADO DURANTE EL MUNDIAL

Por J. Carlos Jurado

El balón echó a rodar en el Mundial de Argentina un jueves 1 de junio de 1978, el mismo día en que las Madres de la Plaza de Mayo se manifestaban como cada jueves desde el 30 de abril de 1977 ante la Casa Rosada pidiendo la devolución de sus hijos. Mientras Argentina se desangraba con 30.000 personas desaparecidas, tanto la FIFA como el resto del mundo prefirieron mirar para otro lado y disfrutar del espectáculo del fútbol. Sin embargo, hubo futbolistas que sí que se atrevieron a mostrar su disconformidad y su absoluto rechazo al régimen dictatorial de Jorge Rafael Videla.

 

Así, Johan Cruyff se negó a jugar el Mundial de Argentina por la violación masiva de derechos humanos que realizaba la dictadura de Videla. Luego trascendió la historia de que la verdadera excusa para no participar tanto en Argentina´78 como en España´82 fue que el mismo Cruyff se negaba a vestir una camiseta Adidas con el número 14 en la espalda, ya que en el Mundial anterior le había ido muy bien económicamente con su camiseta marca Cruyff, la que era exactamente igual a la de sus compañeros de equipo, pero en vez de lucir tres tiras en los hombros, la suya lucía sólo dos.
Johan Cruyff, en un partido con la selección holandesa. FOTO: MARCA.
Johan Cruyff, en un partido con la selección holandesa. FOTO: MARCA.
A pesar de la baja de Cruyff, Holanda volvió a disputar la final de un Mundial por segunda vez consecutiva. A la hora de recibir los trofeos, los holandeses se fueron a los vestuarios para no dar la mano a los jefes de la dictadura argentina durante la entrega de sus medallas de plata por el subcampeonato conseguido. Además, antes de la final, se reunieron con las Madres de la Plaza de Mayo.
Lo mismo hizo el portero sueco Ronnie Hellström. El día que arrancó el Mundial, Hellström acompañó a Las Madres de la Plaza de Mayo en su manifestación en la Casa Rosada en lugar de asistir a la ceremonia de inauguración. Fue el único mundialista que lo hizo. “Decidí hacerlo porque era una obligación que tenía con mi conciencia”, confesó.
Otro futbolista que se negó a viajar a Argentina fue el alemán Paul Breitner. El ex jugador del Real Madrid, entre otros equipos, no quiso defender el título mundial conquistado en su país en 1974 como medida de protesta por las atrocidades que se estaban cometiendo en Argentina. El ‘Afro del Fútbol’ volvió a jugar con Alemania en el Mundial de España’82, donde se proclamó subcampeón del mundo.

Fuente: Marca

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>