LOS HOMENAJES A MARIANO FERREYRA

A cuatro años del asesinato de Mariano Ferreyra, la Legislatura porteña colocó una placa en la esquina de Luján y Perdriel, donde el militante del Partido Obrero fue baleado. La instalación había sido propuesta por su hermano, el legislador Pablo Ferreyra, y se concretó con el respaldo de todas las fuerzas políticas de la Ciudad con representación parlamentaria. En el lugar hubo además un acto del PO y actividades artísticas en su memoria. Otra agrupación de izquierda lo recordó en la Plaza de Mayo.

Pablo Ferreyra, acompañado por más de doscientas personas, encabezó la colocación de la placa en el sitio donde su hermano Mariano fue asesinado por una patota de la Unión Ferroviaria –que entonces respondía a José Pedraza–, cuyo objetivo era amedrentar una protesta de trabajadores tercerizados de la ex línea Roca.

 

“Mariano Ferreyra – Militante del Partido Obrero, asesinado por luchas contra la tercerización y por la dignidad de los trabajadores y las trabajadoras”, indica la placa fijada en Luján y Perdriel.
Allí, Pablo Ferreyra valoró que la Justicia haya “avanzado de manera rápida y firme”, condenando a quince años de prisión a Pedraza y a su segundo, Juan Carlos Fernández, por su responsabilidad intelectual en el crimen, y a 18 años a los autores materiales del asesinato, Cristian Favale y Gabriel Sánchez. Al mismo tiempo, el legislador denunció que a un año de terminado el juicio oral, “la Cámara de Casación no ha ratificado las condenas” y vinculó la demora al juez Eduardo Riggi, al que acusó de “buscar ser invisibilizado en una causa que lo tiene en la punta de la pirámide de las responsabilidades”.
Se refería al expediente en el que la Justicia debería investigar a Pedraza, al propio juez Riggi, a sus pares Gustavo Mitchell y Mariano González Palazzo, junto a otros funcionarios judiciales y un ex agente de inteligencia, por los intentos de sobornos que buscaron que el asesinato quedara impune. Esta causa está estancada desde hace 21 meses.
Del homenaje participaron los legisladores Jorge Taiana, Lorena Pokoik, Paula Penacca, José Campagnoli, Jorge Aragón, Gabriel Fuks, Alejandro Bodart, María Rachid, Pablo Bergel y Laura García Tuñón. También el diputado nacional Leonardo Grosso, la madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas, el presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales, Horacio Verbitsky, así como dirigentes de los gremios docentes, del subterráneo, del PO y de Quebracho.
Por la tarde, el PO realizó en el lugar una jornada artística y un acto en el que hablaron un amigo de Mariano Ferreyra junto a los dirigentes Néstor Pitrola y Jorge Altamira. “A cuatro años del asesinato, el kirchnerismo sigue gobernando con la burocracia sindical y sus patotas”, sostuvo el titular del PO. Durante la jornada, la Tendencia Piquetera Revolucionaria hizo un acto en la Plaza de Mayo en el que fueron oradores Lucas Malaspina, testigo de la causa, y el dirigente de TPR Juan Marino.

Fuente: Página|12

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>