LOS DESAFÍOS ANTE LA “PRENSA LIBRE”

 

 A medida que la primavera agonizaba y los brotes del verano estallaban, la “prensa libre” de nuestro país montaba un operativo mediático que desde la verticalidad del mensaje, difundía una imagen triunfalista de los “cacerolazos” y una amplía y sospechosa cobertura de los saqueos.

Esta situación que de hecho, se contradice con la política destinada a adormecer y narcotizar al pueblo, tenía su cabecera de playa en medios dependientes de la derecha promilitar como “Radio 10″, el multimedio “Crónica” de Ricardo García de larga trayectoria en la ortodoxia peronista, el Canal 2 del Grupo Eurnekian y el Canal 26 del dirigente duhaldista Pierri.

Estos medios jugaron un papel importante en la convocatoria a los cacerolazos y en la “difusión” en vivo y en directo de los saqueos y de los segundos de aire seleccionados que promovían la entrega de alimentos por parte de algunos hipermercados.

El hecho que más identificó a la “objetividad periodística” con “bajada de línea” fue la noche del “cacerolazo” al ex Presidente Rodríguez Saá. “Crónica” y Canal 2 “informaban” que desde los cuatro puntos cardinales de la Capital Federal llegaban “multitudes” al Congreso, y que la Plaza de Mayo estaba colmada de manifestantes. La realidad, indicaba otra cosa. Las Plazas estaban casi vacías

En esta operación de la “prensa libre” se vio con absoluta claridad el papel ideológico de los medios:

Sabíamos que tanto en la producción, como en la distribución y difusión de un hecho o acontecimiento histórico, se enmascaraba el interés de clase o sector que maneja ideológicamente el capital del medio o multimedio de difusión. Estos hechos desenmascararon a los medios.

La difusión de las “noticias” sobre los “cacerolazos” y los “saqueos” desde la perspectiva política que más favorecía al terrorismo de mercado, muestra que la concentración de los medios de prensa, cumplieron su objetivo: Los medios son también un arma política.

Dentro de la teoría del pensamiento único globalizador, los medios de difusión, como arma política, no tan sólo buscan ser difusores, propagandistas, o agitadores colectivos, quieren transformarse definitivamente en los únicos organizadores y fuente de disciplinamiento colectivo.

He aquí, la razón fundamental de la fuerte concentración en pocas manos, que se llevó a cabo desde la década del 90 en los medios masivos de prensa.

Por eso, el pueblo, también debe crear sus propios medios alternativos y alterativos de prensa, desde una concepción de poder, que le ayude a recomponer fuerza y a reconstruir el camino de liberación, que lo conduzca a una sociedad a su servicio.

He aquí nuestro desafío. ¿Nos acompañan?

 

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>