“LA TIERRA TIENE QUE SER APRECIADA COMO UN BIEN SOCIAL”

asambleafunes
1 Flares 1 Flares ×

Hacia fines de 20015, el intendente León Barreto de la ciudad de Funes, localidad vecina a Rosario, aprobó en el concejo deliberante varios proyectos que pusieron a la población en pie de batalla. Los vecinos y vecinas de Funes, a través de las Asambleas Populares contra los negocios inmobiliarios en la ciudad se niegan a aceptar esos proyectos y prometen dar pelea. Notas entrevistó a uno de los referentes de las Asambleas, Mauro Miguez, ex concejal de la ciudad y miembro del partido vecinal Unidad Popular Funes.

¿Cómo surgen las Asambleas Populares por un Plan Estratégico en la ciudad de Funes?
La multisectorial nace de la inquietud que generó en un conjunto grande de vecinos y organizaciones la aprobación de una serie de ordenanzas el 22 de diciembre del año pasado donde se urbanizaban nada más y nada menos que 150 hectáreas de la ciudad, un proceso que la gente dio a llamar “a libro cerrado”.
Lo que nosotros más cuestionamos, es el escaso debate político dada la relevancia que tenían esas ordenanzas ya que se estaba aprobando un área industrial, un barrio cerrado de una importancia significativa porque está emplazado sobre un humedal (el humedal de ludueña que es un área de reserva muy importante para el área metropolitana), y un tercer proyecto que es un barrio cerrado con condominios y edificación en altura, en una ciudad donde la reglamentación no permite la edificación en altura básicamente porque quiere respetar su perfil residencial.
La gente comenzó a movilizarse y se constituyó ésta multisectorial que llevó a cabo varias medidas de lucha, reclamos ante organismos provinciales y nacionales, presentación ante legisladores. Hemos planteado que hay un grupo importante de empresas de la región que están detrás de estos proyectos urbanísticos, que están detrás de la plusvalía asociada al cambio de la zonificación de rural a urbana.
Cuando se desarrolla un emprendimiento de esta naturaleza, la tasa de ganancia que terminan obteniendo estos emprendedores es enormemente superior en relación a lo que le queda a la ciudad en el retorno de servicios, obras e infraestructura. Una ciudad que si bien muchos la plantean con un indicador de calidad de vida muy importante, es una ciudad que tiene muy privatizado el acceso a determinados derechos. Donde muchísima gente no tiene acceso al agua potable, no tiene acceso a la red de cloacas.
Funes tiene sólo una escuela secundaria que tiene 30 años, o sea que fue pensada para la década de los ‘80, tiene tres escuelas primarias públicas de las cuales hay una que hace casi una década que está esperando un edificio propio por el proceso burocrático de la provincia y del ministerio; y otra serie de carencias que tiene que ver con el desarrollo desordenado del proceso urbanístico en la ciudad.

¿Cuáles son los reclamos de las Asambleas Populares?
La gente movilizada a partir de esta inquietud planteó el dilema más importante, desde mi punto de vista: la tierra tiene que ser apreciada como un bien social. Tenemos que poder recuperar parte de la plusvalía, no en obras como plantean los emprendedores sino en tierra para poder plantear herramientas como un Banco de Tierras que le permita planificar al Estado a través de reservas fiscales y planes de acceso a la vivienda para la clase media y los sectores trabajadores; fundamentalmente porque la nación y la provincia tienen esos planes y el Estado municipal poniendo tierras podría colaborar en este proceso. De esto se trata toda esta movilización. Pedimos un Plan Estratégico como marco general de ordenamiento de la ciudad. Funes tiene un Plan Regulador que cuenta con 30 años de antigüedad.
El Plan Estratégico lo pedimos con la participación de todos los sectores. Hoy estamos viendo que el gobierno municipal sólo se sienta a negociar con grandes empresarios. Quiero destacar que la presión de los empresarios sobre la ciudad de Funes no es menor, porque Funes es una ciudad muy preciada por los sectores empresarios o las cámaras corporativas en lo que es expansión urbanística dado que desde el 2010 cuando en Rosario se prohibió el desarrollo de barrios cerrados se trasladó la presión a la ciudad de Funes.
Hay algo muy importante para decir, un fenómeno que se dio sólo en esta localidad que, en menos de una década urbanizaron mil hectáreas. Mil hectáreas son el equivalente a cualquier comuna pequeña de la provincia de Santa Fe y eso imagínense ustedes el impacto poblacional que va a tener con todos los déficits en la próxima década, estamos hablando de 30.000 personas más viviendo dentro de la localidad de Funes. Este es el debate que queremos instalar, es largo, es un debate cultural y estamos trabajando en eso como medida de participación.

¿Cómo son los próximos pasos?
Vamos a seguir movilizados. El primero de marzo vamos a tener un cara a cara con los 6 concejales de la ciudad y el intendente. Queremos que nos den respuesta y pretendemos que el concejo deliberante ponga en stand-by estas ordenanzas e inicie el proceso de Plan Estratégico convocando a la sociedad.
Nosotros vamos a seguir planteando medidas de queja, fundamentalmente ante el gobierno provincial que tiene que hacerse cargo de la cuestión en una provincia donde no hay ley de tierras y no hay ley de protección de los cursos de agua. Es una de las pocas provincias en la Argentina que no tiene ley específica y necesitamos legislación y regulación en ese sentido; y que se haga cumplir la Ley de Medioambiente, que es una ley de avanzada. En la localidad de Funes se han cometido muchísimas irregularidades, por lo menos, en los últimos 15 años.

Fuente: Notas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>