LA PRESIDENTA PIDIÓ UN «ESFUERZO COMPARTIDO» Y ANUNCIÓ UN CRECIMIENTO ECONÓMICO DEL 3.2% EN ENERO

Dijo que con el acuerdo de precios se beneficiaron consumidores y empresarios y advirtió la posibilidad de abrir ciertos productos a la importación si no se mantienen los valores adecuados. Lo hizo al lanzar una nueva línea de préstamos del programa Procrear para ampliación y refacción de viviendas.

Cristina Kirchner encabezó esta tarde un acto en el Salón de las Mujeres de la Casa Rosada, donde entregó certificados de préstamos para viviendas y anunció el lanzamiento de la nueva línea de créditos.

 

 

 

La primera mandataria destacó los logros del plan de préstamos para la primera vivienda, única y familiar, por el cual hasta hoy se lograron construir 60 mil nuevas unidades, a un promedio de 400 nuevas viviendas por día con una inversión diaria de 160 millones de pesos. (Ver detalles en nota aparte)
Cristina Kirchner llamó a todos los sectores, tanto industriales como sindicales, así como a representantes del Estado, gobiernos provinciales y municipales, a “cuidar” los logros del actual modelo que, remarcó, pese a la crisis global logró mantenerse y ya en enero generó un crecimiento económico del 3,2 por ciento.
Subrayó que las políticas de reindustrialización, de recuperación de puestos de empleo, de desendeudamiento, de demanda agregada y de convenios salariales hacen que “todo deba estar estructurado porque no es justo que alguien utilice el cuidado del Estado frente al producto extranjero poniendo precios que no corresponden”.
“Por lo tanto –anticipó- creo que en esto días vamos a discutir, hablar, debatir, acordar también, si es necesario, tomar medidas como la apertura a determinados productos” en caso de quienes los produzcan localmente y tengan el monopolio “se aprovechen” para modificar los precios.
Dijo en ese sentido que “debemos charlar si en determinadas líneas no hacemos más flexible la importación, pero también que no se queden los importadores con la diferencia, para lo cual vamos a hacer un sistema por el cual puedan llegar esas cosas a la gente” a precios adecuados.
La Presidenta afirmó que “a mi me gustaría mucho que todos puedan entender que tenemos que hacer un esfuerzo compartido” porque “en épocas de crisis globales” los “empresarios, los dirigentes sindicales, los gobernantes, todos tienen que hacer un inmenso esfuerzo y ejercicio de inteligencia, y ojalá que además con solidaridad, para preservar esto que hemos logrado”.
Destacó en ese sentido que debido a la crisis global el crecimiento económico del año pasado alcanzó sólo el 1,9 por ciento pero que “ya en enero del 2013 estamos en un 3,2 por ciento, lo que revela la recuperación de la economía”.
Mencionó además que el índice de pobreza, que en el 2003 era del 54 por ciento en los 31 conglomerados del Gran Buenos Aires, actualmente ese valor bajó a un 4 por ciento, en tanto el de indigencia cayó a un 1,5 por ciento.
Mencionó entre los logros que permiten visualizar mayor crecimiento, los experimentos exitosos para ampliar la frontera agropecuaria como los verificados en la provincia de Chubut.
Por ello consideró “oportuno hacer un llamado a todos los argentinos y todos los sectores para cuidar esto que estamos haciendo”.
Indicó que en recientes charlas con directivos de importantes cadenas de supermercados, éstos le dijeron que “a partir de la publicación de acuerdos sobre precios, con el descenso de los gastos de publicidad, aumentaron las ventas y aportaron un significativo margen de rentabilidad” y afirmó que “tenemos que entender que la rentabilidad se da por volumen y no por bajar la producción y aumentar los precios”.
Cristina señaló que muchos se preguntan “qué pasará el día 61”, cuando venza el acuerdo de precios firmado por 60 días, y afirmó que “todos los días nos sentaremos a dialogar seriamente con empresarios, dirigentes sindicales, en el marco de un engranaje muy delicado y muy cuidadoso, y también con intendentes y gobernadores que fijan impuestos, para ver cómo se hace para que no afecten la actividad económica”.
Insistió también en la necesidad de que los “trabajadores sepan que lo más importante hoy para un dirigente sindical es garantizar a su representado que va a seguir teniendo trabajo” y para ello “hay que conciliar todos estos intereses”.
Subrayó que hay que “hacer un gran esfuerzo” porque “el Estado ha tenido una política no de protección, pero sí de cuidar mucho a la producción nacional y fundamentalmente la reindustrialización del país”.
Concluyó agradeciendo “a todos los argentinos el cariño y la fuerza” y prometió que “vamos a hacer las cosas de manera tal que podamos seguir así, y todos lo van a entender, y si no entienden, vamos a hacer lo posible para que entiendan”.

Fuente: Diario de Plaza de Mayo

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>