La Cooperativa de comunicaciones El Maizal cumplió tres años

28168312_1572680242787478_5886225380437083700_n

La fusión entre autogestión y cultura da muestras, una vez más, de una experiencia sumamente rica que se desarrolla desde hace tres años en el sur del Conurbano Bonaerense, donde los compañeros y compañeras de la cooperativa de trabajo El Maizal (dedicada a la producción audiovisual y a la comunicación), sostienen el espacio Choclo Cultural.
Pensado como un centro cultural autogestionado para la presentación de artistas de diversas disciplinas y como ámbito de formación en el que se desarrollan talleres y seminarios, para las y los integrantes de la cooperativa el Choclo es, sin dudas, un espacio de militancia y para la comunidad de Berazategui, una alternativa más que interesante a la hora de programar una salida.
El pasado sábado 17 de febrero, y con una gran convocatoria de público, se realizaron los festejos por el tercer aniversario del Choclo de los que participaron las bandas Onda Verde, Conurbano Maldito y Saltimbanki Percusión.
Dando cuenta de los inicios de esta experiencia, Agustina Silombra y Gala Amarilla, socias de El Maizal y gestoras del Choclo, explican que la conexión que tienen con la gestión cultural viene desde antes de haber formado la cooperativa: “ya veníamos con una trayectoria de militancia cultural desde que éramos bastante chicas, organizando eventos en otros espacios culturales que no eran nuestros pero que si gestionábamos. Siempre nos gustó poder militar la cultura desde otro espacio que no sea el ámbito privado, así que el proyecto de Choclo Cultural viene de mucho antes de su creación y lo adoptamos para traerlo a la cooperativa y hacerlo parte”.
En 2015 la empresa social recibió un subsidio del Programa Manos a la obra (dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación) con el que adquirió equipamiento para trabajar y alquiló un espacio en Ranelagh pensado para que funcione allí tanto la cooperativa como el centro cultural. Con el tiempo, decidieron mudarse al centro de Berazategui por ser de acceso más fácil para los vecinos y vecinas de la zona.
“La ciudad tiene la particularidad de que recién ahora empezaron a surgir espacios culturales alternativos. Casi todo lo que tiene que ver con la cultura estaba monopolizado por el Municipio y nos parecía que era muy interesante empezar a tener un espacio que no fuera municipal y en el que se pudiera trabajar con artistas que tampoco tenían lugar en ese ámbito municipal y que tenían que tener otro tipo de lugar donde compartir su arte con la comunidad”, afirman.
En relación a las actividades que llevan adelante, destacan que la impronta a la hora de armar la agenda de eventos, es que los artistas locales y los que no son de Berazategui pueden mostrar su arte. “Por lo general presentamos músicos, artistas plásticos y también organizamos ciclos de cine y poesía, talleres y seminarios más vinculados a nuestra actividad cooperativa (que tiene que ver con lo audiovisual, la fotografía y la comunicación). El año pasado organizamos una serie de talleres para espacios culturales porque habíamos detectado que había bastantes fallas en la comunicación y que nos estaba costando mucho convocar público. Entonces armamos encuentros donde problematizamos cuáles eran los cuestiones a resolver que teníamos a la hora de convocar y pudimos construir juntos una identidad de cada uno de los espacios para fortalecer la comunicación”, cuenta Agustina.
”Desde el trabajo que llevamos adelante en la coope, la idea es integrar esos saberes con los que contamos con el ámbito cultural. Sabiendo que muchas veces en el sector cultural no se tienen los recursos para hacer una buena comunicación o un buen registro de lo que pasa para producir eventos con una buena maquinaria comunicativa, hicimos este proyecto con el Ministerio de Cultura de la Nación que se llamó Comunicar Cultura; y la idea fue justamente compartir esos conocimientos con otros espacios culturales autogestionados para que puedan desarrollar mejor sus actividades y llegar a más gente”, relata Gala.
Agustina agrega que en esa línea fue que se creó la Red de Espacios Culturales de Berazategui, de la que participan junto a otras iniciativas de este tipo y con la que organizaron una actividad principal que fue Cultura Autogestiva, un festival que se desarrolló en la Plaza San Martín de Berazategui donde se presentó la Red y cada integrante se dio a conocer como espacio cultural autogestionado independiente.
En cuanto a los desafíos para el año que se inicia, Agustina cuenta que esperan poder seguir teniendo actividades culturales, dar a conocer el espacio y que mucha gente pueda participar: “sobre todo, queremos que el vecino que tenga ganas de hacer cosas venga y nos traigan propuestas para que el espacio también se abra a la comunidad: no solo que participen de las actividades culturales sino que también las gestionen. Asimismo, la idea es continuar con una serie de ferias de emprendedores de la Economía Social y Solidaria que arrancamos en 2017 para que cuenten con un espacio de contención y de difusión de sus actividades”.
A la hora de hacer un balance del camino recorrido, el resultado es sumamente positivo: “sentimos que crecimos un montón, que entablamos redes con otros espacios (algo fundamental para el crecimiento), que pudimos posicionar al espacio cultural como un espacio que los artistas ya conocen, con el que cuentan, y con el que la comunidad se siente cómoda y participa”, reflexionan las compañeras.
En ese sentido, destacan lo fundamental que es para la cooperativa contar con Choclo Cultural, un cimiento militante de la organización: “Para nosotros es muy importante como cooperativa tener un espacio de militancia cultural donde militamos la cultura popular, donde militamos el hecho de que para nosotros es importante tener espacios donde los artistas puedan compartir lo que hacen con la comunidad, expresarse y proponer actividades”.
Para los compañeros y compañeras, el mayor crecimiento que experimentan es sentir que la comunidad reconoce al Choclo como una referencia autogestiva e independiente, que se siente cómoda en el lugar y que puede participar. “Si bien tres años no es tanto, también significan un montón de esfuerzo que pusimos y ponemos día a día para poder bancar el espacio. Así que estamos contentos y vamos por muchísimo más, tenemos planificadas un montón de actividades para el año que viene y los que siguen. También tenemos como objetivo seguir fortaleciendo la Red de Espacios Culturales y que haya muchos más espacios autogestionados en Berazategui”, afirman.
Al analizar la relación entre cultura y cooperativismo, Gala cuenta que hacen mucho hincapié en que haya una identidad y una identificación entre la cooperativa y el centro cultural, aunque sean dos espacios distintos. “Siempre estamos pensando maneras de juntar o de tender un hilo entre una cosa y otra, nos parece que nuestro trabajo en la cooperativa no está desligado de lo que pensamos en relación a la realización de un proyecto cultural amplio. Entendemos que el cooperativismo, más allá de lo que haga cada empresa social, tiene que ver con un sistema de valores y de entender las relaciones sociales de determinada manera, y es algo que defendemos y que nos parece que está bueno replicar en todos los proyectos que se hagan desde El Maizal“.
La compañera reflexiona que este punto es lo que hace que sea distinto trabajar en el ámbito de la autogestión que trabajar en una empresa privada: “se pueden abordar proyectos mucho más integrales y que exceden lo que puede ser una empresa que solamente está pensando en la ganancia. Por eso, desde este punto de vista, creemos que el espacio cultural es un espacio de militancia donde ponemos en juego un montón de ideas que tienen que ver básicamente con el cooperativismo y con todo lo eso que implica”, concluye Gala.
Fotos: El Maizal

Fuente: Cooperativa El Maizal

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>