LA COMUNICACIÓN SUFRE: CIERRE DE MEDIOS Y DESPIDOS EN TODO EL PAÍS

crisiscomunicacion
1 Flares 1 Flares ×

El panorama poco alentador para los periodistas no es exclusivo de Buenos Aires y alrededores.
Los cierres y despidos no son dificultad exclusiva de la ciudad de Buenos Aires y alrededores. La problemática alcanza a todo el país. Las eternas dificultades de que todo el papel del país pertenezca a una única empresa agrava aún más la crisis de una industria en plena reconversión. Las últimas devaluaciones —la de enero de 2014 y la del inicio de este año— acentuaron el conflicto debido a que ante el irregular monopolio del papel, la mayoría de los medios gráficos se ve obligada a importarlo. Y los precios se disparan al ritmo del dólar.
Según el secretario de organización de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), Flavio Frangolini, ya hubo más de 1500 despidos en el gremio sólo en el interior. El número real es aún mayor: el dato es de mediados de mayo y los despidos no cesaron.
La provincia de Chaco nos brinda la información necesaria para ilustrar el panorama. La empresa que edita el diario Primera Línea bajó de 56 a 22 su plantilla de trabajadores. El diario La Voz del Chaco tenía más de 30 empleados; hoy sólo mantiene a 12 personas. Radio Chaco con su cierre dejó en la calle a más de 20 familias. Y la televisión pública chaqueña lo dice todo: ninguno de los periodistas o camarógrafos de calle han sido registrados bajo la normativa legal de Prensa.
Donde más se nota la problemática es en las pequeñas y medianas ciudades, que poco a poco se van quedando sin diarios. Como ejemplo podemos tomar a Alta Gracia, Córdoba (42 mil habitantes). Allí, los trabajadores autogestionados de Fábrica de Ideas debieron resignarse a pasar de una tirada semanal a una mensual, mientras que su competidor, el semanario Sumario, despidió el año pasado a empleados que aseguran no haber recibido ni un centavo de indemnización.
El crítico panorama también está presente en Córdoba, por ejemplo en el diario La Mañana. Allí, los dueños propusieron ante el Ministerio de Trabajo un plan de salvataje contundente: despedir a la mitad del personal. “El plan los habilita a realizar despidos pagando sólo un 60 por ciento de la indemnización en 18 cuotas o más, y a rebajarle al resto la carga horaria y el sueldo al 50 por ciento durante seis meses”, explican los delegados.
En la Patagonia, la situación es igual de apremiante. En el diario Noticias de la Costa fueron despedidos 20 trabajadores. Y amparándose en un preventivo de crisis dispuesto por la legislación vigente, el medio gráfico anunció que pagará las indemnizaciones a la mitad. Además, los trabajadores del diario El Oeste, de Esquel (Chubut) —ciudad en que los aumentos en las tarifas de gas son imposibles de afrontar tanto para empresas como para ciudadanos— también tienen un panorama complicado: al cierre de esta edición estaban de paro porque no cobraron sus sueldos de abril.
Los preventivos de crisis son una medida habitualmente usada por los empresarios de medios. El Litoral S.R.L, de Santa Fe, cree que es una buena manera para adaptarse a los tiempos que corren: presentó en el Ministerio de Trabajo una propuesta que además de proponer despidos, solicita rebajarle el 30 por ciento del sueldo a los trabajadores.

Fuente: Revista Cítrica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>