LA CACHA: PATRICIA ROLLI CONTÓ QUE FUE INTERROGADA BAJO TORTURA POR «EL FRANCÉS» Y «EL CHINO»

Fue secuestrada junto con su padre, por militar en la Juventud Peronista

La Plata.- Una ex detenida en el centro clandestino La Cacha relató hoy las brutales sesiones de tortura a la que fue sometida mientras estuvo alojada en ese lugar, en una nueva audiencia del juicio que se le sigue en La Plata a 21 acusados de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura cívico militar. Patricia Rolli fue secuestrada junto a su padre del 15 de abril de 1977 por un grupo de personas que se identificaron como «fuerzas conjuntas» e irrumpieron violentamente en su domicilio, en el barrio platense de Ringuelet. En su cautiverio, estuvo en contacto con Antonio Bettini, padre de Carlos, actual embajador en España.

Nora relató que su padre fue subido en el baúl de un auto y que ella en el asiento trasero de otro y que «tras un viaje en el que iban muy rápido, llegamos a un lugar en el que alguien me dice: bienvenido a La Cacha». Contó que allí fue sometida a brutales sesiones de torturas «desnuda, atada a un elástico de cama en el que me pasaban una picana manual por todo el cuerpo y me preguntaban por compañeros que militaban conmigo en la juventud peronista».
«Había un interrogador con una voz especial y con buenos modales cuando preguntaba y se llamaba ‘El Francés’, pero si yo le decía que no sabía o no contestaba venía otro más violento al que le decían ‘El Amarillo'», graficó. Dijo también que se enteró de que su padre -quien también recuperó la libertad- sufrió tres simulacros de fusilamiento y que mientras la torturaban a ella, lo pusieron en una sala contigua para que escuchara: «era una tortura psíquica».
Nora contó también que durante dos días mientras estuvo detenida en La cacha, pudo hablar con Antonio Bettini, padre del actual embajador en España «quien me ofreció su ayuda hasta me dio sus teléfonos. No pude verle la cara pero recuerdo ese gesto de humanidad».
A principios de junio de 1977, padre e hija fueron trasladados a la comisaría octava de La Plata donde permanecieron detenidos durante un año y pudieron recibir visitas. Después de este período, el padre de Rolli fue trasladado a la Unidad Penal N°9 de Olmos y ella al Penal de Devoto y ambos fueron juzgados por un Consejo de Guerra, bajo el cargo de asociación ilícita.
En la audiencia de hoy prestó también declaración Enrique Núñez, un ex empleado bancario que también estuvo detenido en ese centro clandestino y que cuando recuperó la libertad se exilió en España.
Fuente: Télam

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>