PIZZA, TRABAJO Y JUSTICIA

pizzeada
0 Flares 0 Flares ×

Por Virginia Quiroga
Los trabajadores de La Casona realizaron una pizzeada solidaria en pleno centro porteño. Fue el método que eligieron para visibilizar el intento de desalojo que sufren por parte de los dueños del inmueble, que se niegan a renovarles el alquiler.
Los trabajadores de la tradicional pizzería porteña La Casona realizaron este miércoles la anunciada “pizzeada” solidaria en la esquina de Corrientes y Maipú. De esta manera visibilizaron el conflicto que atraviesan por el intento de desalojo por parte de los dueños de la propiedad que se niegan a renovar el contrato de alquiler.
La empresa Mercedes S.C.A, propietaria del inmueble, pretende desalojarlos luego de alquilarles durante cinco meses, incumpliendo los acuerdos y la ley de alquileres vigente. La causa está en manos del Juez en lo Comercial, Sebastián Sánchez Cannavó, quien está a punto de firmar el desalojo del lugar, lo que implicaría la pérdida de los puestos de trabajo.
Este miércoles salieron a la calle para justamente no quedarse en la calle. “Convocamos a la gente a modo de protesta invitando pizza. Queremos firmar el contrato de alquiler. La empresa Mercedes S.C.A se niega a dialogar, hoy cambiaron la razón social, se llaman Corrientes 680 sociedad anónima, nos están haciendo denuncias de desalojo constantemente, estamos en manos de un juez ahora, puede ser que 50 familias queden en la calle”, explicó el presidente de la cooperativa Mario Romero.
Clientes, políticos y trabajadores se acercaron al lugar a dar su apoyo. Entre los trabajadores se encontraban los de la Cooperativa La Litoraleña y muchos otros que acaban de perder sus puestos de trabajo, como los periodistas despedidos del canal de noticias CN23, del portal infonews.com, que anunció su cierre hace apenas una semana, y de Radio América, quienes no perciben salarios desde hace cinco meses y también quieren establecerse como cooperativa.
La cooperativa se constituyó en 2014 tras la quiebra de la empresa para la cual trabajaban: “El último mes estuvieron haciendo un vaciamiento de la casa, nos dimos cuenta de que se estaban llevando todo el mobiliario y empezamos a asesorarnos con la gente del Bauen —hotel autogestionado por sus trabajadores—, de la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (FACTA) y de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT), y conformamos la cooperativa en ese mismo momento”, rememoró Romero sobre los inicios de la autogestión. Y agregó: “Desde que somos una cooperativa levantamos mucho el trabajo, saldamos todas las deudas que tenía la casa, mejoramos el local y creamos diez nuevos puestos de trabajo”. Todo eso, ahora, está en una cornisa.

Fuente: Revista Cítrica

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>