INTENTAN DESALOJAR A «LOS INDIGNADOS» EN BARCELONA

Con el argumento de prevenir enfrentamientos en caso de que el Barcelona gane la final de la Champion League de mañana, la policía catalana reprimió e intentó desalojar a los integrantes del Movimiento 15-M que mantienen un acampe en la plaza céntrica de esa ciudad. Al menos un centenar de heridos leves fue el saldo del operativo. Es la primera vez que las fuerzas de seguridad lleva a cabo una medida de este tipo contra quienes iniciaron las manifestaciones que ponen en tela de juicio el sistema político. Y la tensión parece que aumentará: el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero anunció que va a estudiar lo que la derecha del Partido Popular demanda desde hace días, el desalojo la Puerta del Sol en Madrid, epicentro y símbolo de las protestas.

 

 

 

«Voy a analizar con la policía la situación y ya tomaremos una decisión», manifestó el vicepresidente primero del gobierno español, Alfredo Pérez Rubalcaba, después de que el Ejecutivo regional de Madrid, en manos del conservador PP de Mariano Rajoy, instara al gobierno a desalojar a los acampados.

 

Los acampados rechazaron salir temporalmente del lugar en el que llevan 12 días para permitir su limpieza de cara a las eventuales celebraciones que se prevén allí si el Barça gana la final de la Champions en Londres contra el Manchester United.

A primera hora de la mañana, camiones de basura entraron en la Plaza de Catalunya. Luego, las fuerzas de seguridad avanzaron a golpes y empujones en varias ocasiones. Según fuentes sanitarias de ese país, resultaron heridas leves 99 personas, entre ellas un agente de policía que recibió aerosol en los ojos y varios periodistas. Hay también dos detenidos, según medios españoles.

Numerosas personas fueron llegando hasta allí para apoyarlos, bloqueando las salidas de la plaza a los camiones al grito de «no tenemos miedo». Tras la repercusión del hecho, las autoridades catalanas aseguraron que no se trataba de desalojar a los «indignados» de Barcelona, sino de que abandonaran temporalmente el lugar para poder limpiar la plaza y retirar de ella objetos que el sábado pudieran resultar peligrosos en las celebraciones futbolísticas.

Lo cierto es que no bien las fuerzas de seguridad se retiraron, un millar de «indignados» volvió a ocupar la plaza. En la ciudad catalana de Lleida también actuaron las fuerzas de seguridad. Desalojaron una plaza y detuvieron a dos personas. «No hemos desalojado a los ocupados, una vez hemos limpiado la plaza, los agentes han abandonado el lugar», dijeron las autoridades catalanas.

Fuente: Página 12

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>