Huelga política nacional de los trabajadores mexicanos

0 Flares 0 Flares ×

En más de 25 Estados mexicanos se realizará una huelga en repudio a las políticas represivas y de vaciamiento del presidente Felipe Calderón. Por Julia Campos, Socióloga UBA. El Viejo Topo en Corriente CAUCE. – Especial desde DF – México
Banderas rojas y negras serán colocadas en los frentes de las fábricas, las escuelas, en los barrios populares y comunidades agrarias bajo la consigna ¡O son ellos o somos nosotros! El objetivo es repudiar al gobierno de Felipe Calderón y su política de represión y vaciamiento. El principal convocante a la huelga nacional es la Asamblea Nacional de la Resistencia Popular (ANRP) que unifica a organizaciones sociales, sindicales, políticas y de ciudadanos, entre los que destacan el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana y los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).


El llamamiento de la ANRP es “a la participación en todos los rincones de la patria a que paralicen la producción, la distribución de mercancías, a que ocupen las tierras que les han sido arrebatadas, a tomar los caminos, a protestar en las plazas, en los valles y senderos, armados de la razón y de la confianza en la lucha”.

Entre las principales demandas se encuentran:

-  Aumento salarial de emergencia y programa nacional de empleo, alimentación y vivienda;

-  Solución a las demandas del SME, a las huelgas mineras de Cananea, Sonora;

-  Respeto de la autonomía sindical, aplicación de la Ley Federal del Trabajo y la Constitución;

-  Incremento del presupuesto para la educación, la ciencia y la cultura;

-  Instauración de un servicio médico universal;

-  No a la privatización del petróleo, el agua, los minerales y la electricidad;

-  Libertad a todos los presos políticos;

-  Basta de militarización de pueblos y lugares de trabajo.

La huelga se llevará adelante en más de 25 estados de la República, con acciones directas en Cananea, Sonora, y en alrededor de 300 centros de trabajo del SME para solidarizarse con los conflictos que mantienen los electricistas y los mineros con el Gobierno de Calderón. El conflicto del SME y los 150 días de lucha En octubre de 2009 el gobierno mexicano dictó por decreto la extinción de la empresa estatal Luz y Fuerza del Centro y con ella, el despido injustificado de 44 mil trabajadores electricistas y de su sindicato, el SME.

El Sindicato Mexicano de Electricistas es uno de los sindicatos más antiguos de México y con mayor historia de lucha y resistencia. Con una importante democracia interna, este sindicato realiza elecciones en cada puesto de trabajo una vez al año en la que participa alrededor del 85% del padrón. El contrato colectivo de trabajo que han logrado permite la cogestión de los trabajadores, integrando comisiones bipartitas con igualdad de miembros que la patronal en lo referente a productividad, gestión y finanzas de la empresa.

Debido a estas características, el SME se había convertido en el principal obstáculo para privatizar LyFC, intento que ya habían resistido en anteriores oportunidades. La estrategia de Calderón, entonces fue el desamantelamiento de la organización de los trabajadores a partir del despido masivo de todos sus afiliados y la consiguiente anulación de las cotizaciones sindicales. Las plantas de la empresa fueron militarizadas y los trabajadores reprimidos violentamente. Actualmente LyFC se encuentra funcionando con servicios mínimos llevados adelante por rompe huelgas.

La lucha de estos meses ha consistido en movilizaciones multitudinarias por las calles del DF y diversas medidas de acción directa y sabotaje. Al mismo tiempo el Gobierno ha avanzado el proyecto de vender la firma organizando reuniones con posibles compradores. Es por esto que los electricistas evalúan que este martes se juegan “a todo o nada” y diarios como “La Jornada” pronostican “un baño de sangre”.

El 11 y 12 de marzo, por su parte, las principales organizaciones obreras vinculadas a la energía de más de 20 países junto a las dos centrales sindicales mundiales, se dieron cita en la Ciudad de México en el marco de la Conferencia Internacional de Solidaridad con el Sindicato Mexicano de Electricistas y acordaron, mediante una carta compromiso, realizar acciones de repudio frente a cada embajada mexicana del mundo el día martes 16 de marzo.Todo indica que el martes es un punto de inflexión en el conflicto que mantiene el SME con el gobierno.

Si esta lucha se pierde, no sólo pierden sus puestos de trabajo 44.000 compañeros; si esta lucha se pierde, se pierde con ella uno de los sindicatos más combativos y revolucionarios de América Latina. Pero si esta lucha se gana, se propicia un fuerte golpe hacia el gobierno de Calderón y sus políticas privatistas; si esta lucha se gana, gana la experiencia del SME frente a los sindicatos charros (o amarillos), gana la organización popular de base y democrática, ganan los trabajadores.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>