“Hay que matar la muerte de algún modo” dijo “Cacho” Costantini arando hasta su siembra.

0 09 16 05 arg cacho

por Oscar Ruiz de Huidobro. -

En nuestro sitio de “Letras de Memoria Histórica” se escribe desde los rincones de la vieja alacena de la nostalgia, y aún, contradiciendo a Marx, amontonamos letras desde los harapos del alma. Por eso, hablar de “Cacho” o de Humberto Costantini, es como si diera lo mismo que hablar de Haroldo, Rodolfo, Matilde o Paco. De cualquier manera, el compromiso, la entrega y el amor por el otro sería una roja estrella constante de cinco puntas haciendo pie proletario en cada continente.

En aquella arremetida contra la crisis cíclica del capital, la revolución mojaba las orejas de las metáforas, hincaba los lápices, afilaba los cinceles, encendía biromes, hacía soñar a los buriles, hacía danzar a los pinceles, distribuía febrilmente los colores… Todo era trama, arte, trasmisión, y parte de un engranaje mágico que hasta hacía disparar justas balas de amor a los fusiles.

En los 70 todo era parte de un cóctel explosivo donde la revolución y la humanidad acariciaban los orígenes con ternura y amor para llevar adelante el nuevo proceso parturiente. “Cacho” era parte de todo eso y más sueños de socialismo.

“Cacho” Costantini nació el 8 de abril de 1924 en Buenos Aires. Era hijo único de una pareja de inmigrantes judíos italianos. Por eso, conocía de persecución desde sus ancestros. Fue a la escuela, sus juegos, travesuras, aprendizajes, sus primeros poemas y hasta sus oficios transcurrieron en el barrio de Villa Pueyrredon.

Amantes de los animales, estudió veterinaria. Pero, por años fue ceramista, vendedor y poeta. Hacía de todo, pero mientras militaba por amor al otro, los torbellinos de ideas le acompasaban las letras que le inundaban la vida. Por eso, escribía y corregía y vuelta a corregir con una disciplina de militante comunista.

Casado con Nela Nur, tuvieron tres hijos y también parieron su primer libro de cuentos, “De por aquí nomás”, que se publicó en 1958. Un poquito más de una década después, y sobre todo después del ejemplo del Comandante Guevara empezó a militar en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT).

Así pasó el abecedario múltiple y “atornillado a la silla”, como a él le gustaba decir, buscaba el espacio colectivo entre poemas y militancia o hacía de ambos un solo punto neurálgico de la vida. El puma que llevaba en sus venas alistaba letras y práctica contra el capitalismo y le salió el “Che” hasta en vocales y consonantes subversivas.

“CHE”

A lo mejor está debajo de la alfombra.

A lo mejor nos mira de adentro del ropero…

A lo mejor ese color habano es una seña.

A lo mejor ese pez colorado es guerrillero.

–Yo juro haberlo visto de gato en azoteas.

– Y yo, corriendo por los hilos del teléfono.

– Señor, ¿ha revisado bien adentro de su cama?

–O John, ¿qué es esa barba que asoma en tu chaleco?

Debiéramos filtrar todas las aguas de los ríos.

Lavar todas las caras de los negros.

Picar la cordillera de Los Andes.

Poner a South-América en un termo.

Dicen que en Venezuela montaba una guitarra.

Que en Buenos Aires entraba en bandoneones y discépolos.

Que en Uruguay punteaba una milonga con el Diablo.

Y en Brasil vestido de caboclo bajaba a los terreiros.

Pero si ayer nomás saltó en Santo Domingo.

Si en Colombia era cumbia de los filibusteros.

Si lo vi esta mañana con su risa terrible

soltándole los duendes al espejo.

A mí casi me mata la otra noche,

se me subió con un millón de sátiros al sueño.

Ese lío en Bolivia es cosa suya.

Y esos ladridos en la noche no son perros.

Y esa sombra que pasa, ¿por qué pasa?

Y no me gustan nada esos berridos junto al pecho.

A lo mejor está en la pampa y es graznido.

A lo mejor está en la calle y es el viento.

A lo mejor es una fiebre que no cura.

A lo mejor es rebelión y está viniendo.

¿Y SÍ?

¿Si entre tanto Lenin,

coyuntura

y organismo de base,

y compañero,

si entre tanta vigilia y Antiduhring,

entre tanto plenario y cigarrillo,

se nos está infiltrando la ternura

como un disimulado agente de la CIA?

¿y si apoyo la moción

quiere decir

sos linda?

¿y si yo estoy de acuerdo en el planteo

quiere decir

qué bárbaros tus ojos?

¿y si me adhiero

quiere decir sencillamente

que me adhiero?

ojo compañerita,

vigilancia,

que el enemigo acecha.

analicemos el asunto

a nivel de autocrítica

pero un poco más cerca,

mirándonos los ojos,

interminablemente

si es posible.-

 Así escribía “Cacho” y eso no le gustaba al capital y su barbarie. La entrega, solidaridad, compromiso, amor a la especie y a la justa violencia en el PRT-ERP que se enfrentaba a la injusta violencia del fascismo tampoco gustaba.

López Rega y su Tres A no le perdonaron nada. “Cacho” Se cuidaba mucho como todos y sobrevivió. La sangrienta dictadura cívico militar de 1976 tampoco pudo con Costantini. “Cacho” también sobrevivió a Videla y se ganó el exilió a México.

En las tierras de Emiliano Zapata y “Pancho Villa” siguió escribiendo. Como todo exilio es triste. Escribió más. Hizo teatro. Tocó la guitarra en casa de amigos como de Alberto Noe o de otros u otras cumpas exiliadas. Zambas, tangos, chacareras, bosssa nova, algún rock y corridos.

En el desarraigo, se llora a los caídos y caídas. La derrota coyuntural parece querer profanar hasta los sueños. Se extraña las veredas rotas. Duele la falta de abrazos. La ausencia de olores también lastima. Ni hablar de la desaparición de besos. Ningún crepúsculo se parece al que se da en el otoño porteño. Nada reemplaza los salamines, el mate y los amaneceres piazzolinos de café con leche y medialunas.

El almanaque dice que lunes 16 de enero de 1984 “Cacho” anduvo de nuevo aspirando a Buenos Aires. Siguió escribiendo. Hasta que un sábado del 7 de junio de 1987, una puta enfermedad pudo más que las 3A y la dictadura. Así “Cacho” termino sembrándose en letras y futuras victorias de la lucha de clases y las masas.

 Fuente: Grupo Voces del Viento

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>