FRIGOCARNE SIN PATRÓN EN LA CASONA DE FLORES

Por La Tribuna de los Sin Voz

La familia obrera Sin Patrón de Frigocarne participó el domingo pasado de una interesante actividad convocada desde el espacio social y cultural “La Casona de Flores”. Durante el encuentro, se proyectaron las películas “El estómago de la cultura”, “Toda esta sangre en el monte” y “El periodista», y se compartió un asado con todos los y las asistentes.

La idea principal de este encuentro era producir debates a partir del análisis de estas películas que de diferentes maneras abordan distintas conflictividades sociales de nuestra realidad actual. En primer lugar, se proyectó el cortometraje “El estómago de la Cultura”, realizado por el equipo de la Revista Crisis, que repasa la crisis de la industria cárnica a partir de un análisis de la producción de carnes y de los distintos modos de explotación que ésta implica.

 

 

Como el video (clik para verlo) fue filmado en las instalaciones del frigorífico recuperado Frigocarne Sin Patrón, los primeros en abrir el debate fueron los propios compañeros de esta recuperada. Señalaron, en primer lugar, la necesidad de seguir trabajando en un producto audiovisual que además de mostrar la explotación animal en manos del hombre, pueda abordar también la “auto-explotación” de los obreros  de este sector de la industria, cuyos cuerpos son tremendamente afectados y devastados por el ritmo de trabajo de la cadena productiva. Raúl Huidobro señalaba al respecto: “para que se hagan una idea, en cualquier frigorífico patronal los obreros trabajan a un ritmo de 120 animales por hora. Nosotros en Frigocarne hicimos una asamblea, que perdimos, para intentar bajar la producción a 80 animales por hora. Los compañeros votaron en contra porque si trabajan a mayor velocidad, terminan la faena en menos tiempo y pueden irse antes a sus casas. Pero lo que los compañeros no entienden es que ese ritmo de trabajo destruye sus cuerpos, produciéndole daños severos en la columna, en las articulaciones, en todo su organismo. El capitalismo salvaje se encargó de convencernos de que lo importante es producir la mayor cantidad en el menor tiempo posible, pero nosotros buscamos distanciarnos de eso y priorizar el cuidado del compañero, del cuerpo y la cabeza del obrero”.
Hubo lugar también para un intercambio de preguntas en torno al funcionamiento del frigorífico como cooperativa, y al lugar de las compañeras mujeres en un medio de producción tan vinculado con el trabajo masculino. “En nuestro frigorífico tenemos diez compañeras mujeres que trabajan con nosotros. Esto es todo un logro ya que en ningún otro frigorífico se les da participación a las mujeres en la producción. Pero como nosotros decimos, acá lo que se está dando es un fenómeno demasiado poco común; nosotros somos parte del nuevo actor social que vive del trabajo autogestionado, estamos construyendo una manera distinta de producir y comercializar socialmente, en el marco de lo que entendemos como una etapa poscapitalista”.
Luego, se proyectó el video “Toda esta sangre en el monte”, realizado por Martín Céspedes, que aborda la problemática de la tierra en Santiago del Estero, en relación con los últimos dos muertos del Movimiento Nacional Campesino Indígena. Al momento del debate se señalaron las relaciones entre ambas experiencias (Frigocarne Sin Patrón y el MNCI) en torno a las transformaciones en la manera de producir que ambas proponen. Estas luchas por nuevos modelos productivos comparten además el desinterés del sistema judicial por proteger y afianzar estas experiencias: por el lado del Movimiento Campesino, la desidia de los jueces hace posible que las muertes se acumulen impunemente, produciendo miedo e impotencia entre las comunidades; por el lado de Frigocarne Sin Patrón, la larga lucha por la exportación también implica un inmenso desgaste ante la permanente amenaza de quedarse sin la planta.
Un compañero jujeño del MNCI comentó luego el estado actual de las causas por los asesinatos de Cristian Ferreyra, con varios responsables procesados, y Miguel Galván, caso donde el único detenido es el hermano de la víctima.
Al cierre de la jornada se proyectó el film “El periodista”, de Diego Recalde, y se compartió un asado con todos los compañeros presentes.
Para los compañeros de Frigocarne Sin Patrón, la participación en este tipo de encuentros y actividades permite visibilizar una lucha que lleva más de ocho años, pero también enriquecer las discusiones en torno al rol de este nuevo actor social de los medios de producción recuperados.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>