FARC ABOGA POR CONSTITUYENTE EN COLOMBIA QUE DÉ VOZ A LOS EXCLUÍDOS

«A la solución definitiva a 60 años de guerra se le debe una Constituyente» aseguró Iván Márquez, jefe de la delegación negociadora de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC) en el diálogo con el gobierno en Cuba. Las FARC aseguran que con una Constituyente se busca sentar las bases para la paz como nuevo contrato social «legitimado por el poder constituyente, el pueblo soberano, la voluntad nacional que prevalece sobre toda jurisdicción».

La insurgencia recalcó la importancia de la convocatoria a una Asamblea Constituyente para garantizar la participación de todo el pueblo colombiano. «Es imperativa esta iniciativa para garantizar que los exlcuidos en Colombia también puedan participar», recordó Iván Márquez.
Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) insistieron este viernes en que es necesaria la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente para lograr un país con amplia participación social.
La representación del grupo en los Diálogos de Paz que se celebran en La Habana, encabezada por Iván Márquez, aseguró que “la Asamblea Constituyente garantizaría que la gente común del país, mujeres, jóvenes, obreros, estudiantes y la Colombia excluida puedan aportar iniciativas para crear leyes fundamentales para la consecución de un futuro con marco en la justicia social y soberanía”.
En ese sentido, Márquez aseguró que “no nos pararemos de esta mesa hasta que logremos los acuerdos de paz” y también dijo que “la verdadera democracia es la que garantiza la verdadera participación del pueblo en los destinos del país. Por lo que la solución definitiva se la debe una Constituyente, es un imperativo con propósito altruista”.
Añadió que “el pueblo es el soberano y su voluntad no está subordinada al imperio ni a élites. Habíamos propuesto la idea de aplazar un año las elecciones presidenciales porque considerábamos que es importante dar tiempo al proceso de paz y dejarlo fuera del movimiento electoral en beneficio del sector social, pero el Ejecutivo no lo consideró así”.
Márquez también se refirió a la necesidad de permitir la constituyente para lograr una verdadera refundación en el Estado colombiano y solucionar el conflicto interno y las primeras necesidades que tienen los colombianos.
“Es urgente la reestructuración en el gobierno para lograr la armonía nacional, la reparación a la víctimas. El gobierno sabe que esta confrontación desangra al país y esta iniciativa en la que nadie sale perdedor permitirá que todos aportemos a lograr la paz. Más que un mecanismo refrendatario, es propiciar un ambiente para crear la paz, por ello es que consideramos que la constituyente está en el primer orden y solucionar los problemas profundos como la soberanía, la paz, la democracia, la reforma de justicia, la salud, la educación y el sistema electoral”, alegó uno de los representantes de las FARC-EP.
Otro de los integrantes de las FARC, Jesús Santrich, dijo que no están desesperados en lograr acuerdos con el gobierno de Juan Manuel Santos y recordó que el primer punto de la agenda de los Diálogos de Paz, el tema agrario, se llevó siete meses.
“Para el primer punto de la agenda, se estudiaron y se presentaron propuestas sociales a partir del foro agrario que se realizó en Bogotá y ya tenemos las propuestas que debemos resumir sobre el tema de participación política. Si tienen la posibilidad de analizarlas, háganlo, por eso creemos que es importante la asamblea constituyente y es el soberano el que debe elegir, es decir, el pueblo”.
Las FARC manifestaron que consideran necesario que el segundo punto de debate en los diálogos con el Gobierno de Juan Manuel Santos no se limite exclusivamente a la participación de la guerrilla en la política sino a la «construcción» de la democracia, por lo que insistieron en reclamar una Asamblea Constituyente como tratado de paz en el país.
Ambas partes lograron 16 acuerdos sobre el tema agrario, punto que ha centrado el proceso que comenzó el pasado 19 de noviembre en La Habana, con Cuba y Noruega como garantes y como observadores, Chile y Venezuela.
Además el tema agrario y la participación política, el narcotráfico, la atención a las víctimas, el fin del conflicto armado y los mecanismos de verificación y refrendación de lo acordado en la mesa, son los otros puntos de la agenda.

 

Fuente: Tele Sur

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>