ESMA: DECLARA HOY FLORA BAGÚ SOBRE SU MILITANCIA EN ANCLA

En la audiencia se centrará en la desaparición de Carlos Bayón, pareja de Bagú y miembro de la Agencia de Noticias Clandestina que dirigía Rodolfo Walsh.

El accionar del grupo de tareas que operó en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) y que se concentró sobre Montoneros volverá a ventilarse esta mañana ante el Tribunal Oral Federal 5 de Comodoro Py. También se hablará allí sobre el rol de los grupos de inteligencia y cómo fueron acercándose hasta desarmar la estructura que encabezaba Rodolfo Walsh, quien desarrolló y dio vida a la agencia clandestina de noticias ANCLA. En el debate oral se juzga a 65 imputados por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar declarará por primera vez Flora Bagú, integrante del equipo que trabajaba con el autor de Operación Masacre.

 

En diciembre de 1976, a siete meses del golpe de estado cívico-militar, el círculo sobre Walsh y la célula de Montoneros que daba vida a ANCLA comenzaba a cerrarse. En ese último mes del año, el grupo de tareas que operaba en la ESMA secuestró a Norma Batsche y Carlos Bayón. La información sobre esos secuestros llegó a Walsh vía Flora, que era compañera de Bayón y, al mismo tiempo, militaba con él.
Por una serie de casualidades y violaciones a las normas de seguridad, Flora tenía el número de la mensajería telefónica por la cual Bayón se comunicaba con Walsh, su superior en la estructura de la organización política. Había quedado anotado en un papel el día anterior. Bayón, obsesionado en el análisis de documentación, no había querido ir buscar los mensajes telefónicos, y la mandó a ella. Uno de esos recados era una cita.
Allí fue Bayón. Esa noche no regresó. Recién a la mañana siguiente Floraí entendió que lo habían secuestrado. Repasó con rapidez algunos datos sueltos. Bayón le había dicho que desde la ventana con vitreaux se veía el restorán donde se reunía con “El Tío”, como le decían cariñosamente a Walsh porque Bayón siempre dejaba mensajes para su “tío”. Se asomó y vio, desde ese sexto piso en Córdoba y Uriburu, la terraza de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA), en Paraguay y Junín. Después llamó a la mensajería telefónica, dejó el mensaje y se vieron unas horas más tarde.
Flora llegó con su hija de un año y medio, la dejó en manos de Walsh y Lila Pastoriza y se fue a cumplir con la orden que le dio Walsh: sacar todo lo que había en el departamento donde vivía con Bayón. Después Flora se reencontró con ellos y se fue a un exilio interno por unos meses. Cuando regresó a Buenos Aires, la estructura donde militaba había sido destruida.
La caída de Bayón fue, según el relato de Lila Pastoriza, lo que llevó a Walsh profundizar el debate con la Conducción Nacional de Montoneros.

Fuente: Infojus

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>