En el día de las Cooperativas.

coope

Por Santiago Diaz

En el día de las cooperativas, este humilde escriba, felicita a los cooperativistas y va a tratar de enfocar la forma cooperativa. Esta forma fue una creación obrera buscando la autogestión a finales del siglo XVIII y principios del XIX surgieron espontáneamente en Escocia e Inglaterra. Una de las primeras cooperativas se realizó en 1769. La Sociedad de las Hilanderas de Fenwick. De la cual no hay mucha información. Con el correr del tiempo le sucedieron otras ya influenciadas por el pensamiento socialista.

De esa manera, como primera cooperativa de la modernidad del cooperativismo se reconoce a la Cooperativa de Consumo Sociedad Equitativa de los Pioneros de Rochdale. Su nombre se debe a que se fundó en el pequeño pueblo inglés, en Rochadale, ubicado cerca de la ciudad industrial de Manchester.

El manifiesto Comunista fue redactado en 1848, en él, entre las metas buscada estaba principalmente la toma del poder por el proletariado, una vez alcanzado el poder se instauraría una sociedad socialista como meta previa de la sociedad ideal comunista expresada en la desaparición del Estado, la explotación y la opresión. En el Manifiesto no se reconoció el valor cooperativo como sujeto transformador.

Años más tarde en 1864 en el manifiesto de la Asociación Internacional de Trabajadores se destacó la significación del movimiento cooperativo y sobre todo de las cooperativas de fábricas. tanto Carlos Marx como Lenín, reconocieron el valor social de la iniciativa cooperativista y dieron privilegio a las cooperativas de producción.

Marx dijo al respecto que “El valor de estas experiencias han mostrado con hechos, no con simples argumentos, que la producción en gran escala y al nivel de la ciencia moderna, podría prescindir de una clase de patronos empleando a trabajadores, que los medios de trabajo, para dar su fruto, no necesitan ser monopolizados ni ser convertidos en medios de dominación y de explotación contra el trabajador, y que el trabajo asalariado, como el de los esclavos y los siervos, no es nada más que una forma transitoria e inferior que está destinada a desaparecer ante el trabajo asociado”.

Marx reconoció a las cooperativas de producción como “una de las fuerzas transformadoras de la sociedad actual fundada sobre el antagonismo de las clases. Su gran mérito es mostrar en la práctica que el sistema actual de subordinación del trabajo al capital, despótico y pauperizante, puede ser suplantado por el sistema republicano de la asociación de productores libres e iguales”. Paralelamente afirmo a su vez que el movimiento cooperativo por sí solo era impotente para transformar la realidad capitalista.

Antes de su muerte en 1883 Marx, escribía el tercer tomo de El Capital, entre sus apuntes se encontraron referencias que enunciaban que “un nuevo modo de producción surge con toda naturalidad de un antiguo modo cuando las fuerzas materiales de la producción y las correspondientes formas sociales de producción han llegado a cierto grado(…) “se deben considerar a las empresas capitalistas por acciones y también a la fábricas cooperativas como formas de transición del modo capitalista de producción al modo colectivista”.

Ahora bien, fuera de la concepción marxista el cooperativismo como un instrumento sin patrón que no puede consolidarse como autogestionado dentro del sistema capitalista, organizo la forma cooperativa, como “una asociación autónoma de personas unidas voluntariamente para formar una organización democrática cuya administración y gestión debe llevarse a cabo de la forma que acuerden lo socios”.

En 1995 la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) adoptó una Declaración de Identidad cooperativa sin identificación de clases. Esa identidad, enuncia que “Una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se han unido voluntariamente para hacer frente a sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes por medio de una empresa de propiedad conjunta y democráticamente controlada”

También se marcó los principios sin identidad de clase: 1) Adhesión abierta y voluntaria, 2) Control democrático de los asociados, 3) Participación económica de los asociados, con retorno de excedentes. En este sentido, a cada asociado se debe dar un excedente en proporción a su contribución con los m ismos, 4) Autonomía e Independencia, 5) Educación, entrenamiento e información, 6) Cooperación entre cooperativas y 7) Compromiso con la comunidad y se habla del fomento, formación y educación cooperativa, sin identificación de clases.

En este sentido, el día de las Cooperativas, voy a hablar de las cooperativas creadas a partir de la recuperación de las empresas, fábricas, o plantas que las patronales abandonaron por que se les terminó el negocio de las quiebras fraudulentas o por inviabilidad para obtener rentabilidad con mayor extracción de plusvalía. En estas cooperativas no hubo los principios de las proto cooperativas o de las cooperativas post Rochadale. En estas experiencias los unió la falta de trabajo, y el futuro de la injusta violencia del atraso con su correspondiente miseria y hambre del grupo familiar. Se crearon unidades productivas sin patrón sin conciencia de clase, ni conciencia cooperativa. De este sector voy a hablar posteriormente.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>