EN 2012 SE CONSOLIDÓ EL APOYO POPULAR A CHÁVEZ

0 Flares 0 Flares ×

Antes de partir para Cuba el Jefe del Estado advirtió que sus adversarios intentarían dividir al país

Luego de un intenso año durante el cual se realizaron dos elecciones, precedidas por la consulta interna de la oposición para escoger a su abanderado presidencial, quedan las re?exiones y los llamados a la unidad.

Durante el año 2012 la palabra unidad fue mencionada con insistencia en los sectores políticos, aunque no siempre se logró concretar el llamado de la dirigencia para aglutinar las fuerzas en torno a proyectos o ?guras. El  Gran  Polo  Patriótico,  que fue una propuesta del presidente Hugo Chávez como estrategia de unidad  para defender y profundizar la Revolución, fue bien recibido por los partidos políticos a?nes y los movimientos sociales.La coalición liderada por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) logró sumar a organizaciones como el Partido Comunista de Venezuela (PCV), Podemos, Patria para Todos (PPT), Unidad Popular Venezolana, Movimiento Tupamaro,  Movimiento Electoral del Pueblo (MEP), IPCN y Joven.Tanto el PCV como el MEP plantearon la necesidad de que la alianza revolucionaria trascendiera el momento electoral. El 15 de noviembre Carlos Aquino, miembro del buró político del PCV, manifestó en una entrevista concedida al Correo del Orinoco  que  el  Gran  Polo Patriótico “es una experiencia en construcción” y que “todavía está por verse si logrará superar la dinámica de los  procesos electorales”. En ese momento adviritó que “se puede estar tendiendo al fortalecimiento del papel sobrehumano y sobrenatural que algunos le asignan al presidente Chávez, así como de su absoluta responsabilidad sobre todo lo que ocurre en el proceso. Eso le pone un límite de tiempo a este proceso, en torno al máximo líder. Eso es incongruente. Los procesos revolucionarios, para que sobrevivan, tienen que basarse en conceptos ideológicos, en una línea política de?nida y clara que no se mueva al vaivén del coyunturalismo”. Reiteró que “deben generarse espacios de construcción colectiva y de debate colectivo. No basta que una mayoría asuma una política, sino que esa mayoría sea parte real de la construcción de esa política. Ese es un cambio cualitativo que está por venir”.
LA TARJETA Y LA OPOSICIÓN
Por el lado de la oposición la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) asumió un rol activo en los primeros meses del año para impulsar la convocatoria de unas elecciones primarias, con la ?nalidad de elegir al candidato presidencial. Estos comicios se realizaron el 12 de febrero y resultó ganador Henrique Capriles Radonski con 1.900.528 votos (64,2 %), seguido por Pablo Pérez con 896.070 votos (30,3 %), María Corina Machado con 110.420 votos (3,7 %), Diego Arria con 37.834 votos (1,3 %) y Pablo Medina, con 14.456 votos (0,5 %).Al culminar las primarias, la MUD quedó desplazada a un segundo plano y se impusieron la presencia y las decisiones del Comando Tricolor de Capriles, en un primer momento, y a partir del mes de junio el Comando Venezuela. El  tema  de  la  tarjeta  única que plantearon desde principios de 2011 partidos como Acción Democrática y Copei, no fue aceptado por todos los partidos de oposición. En la elección presidencial del 7 de octubre se plegaron a esta tarjeta Acción Democrática, Copei, Proyecto Venezuela, Causa R, Alianza al Bravo Pueblo, Bandera Roja, MAS, Cuentas Claras, Movimiento Republicano, URD, Gente Emergente, Opina, Convergencia, Movimiento Laborista, PPT, Electores Libres y OFM. Fue la tarjeta más votada, por lo cual AD y Copei, que se sintieron como las cenicientas de la campaña electoral, comenzaron a tomar protagonismo luego del 7 de octubre.El 11 de octubre Edgar Zambrano, primer vicepresidente nacional de Acción Democrática (AD), declaró en una entrevista exclusiva a este diario que la tarjeta de la unidad “no tuvo mayor promoción, no tuvo difusión, no tuvo la suerte de obtener recursos económicos que lograron otras tarjetas plasmadas en el tarjetón, pero que obtuvieron una votación in?nitamente menor  a la obtenida por la tarjeta de la Mesa. La tarjeta tiene una correspondencia lógica con el sentimiento nacional. La gentenos pidió unidad y esa unidad tenía que verse gra?cada, sellada en una maqueta. Muchos condenan el pasado, pero en esa tarjeta estaban los partidos que conforman la sociedad política de Venezuela de mayor envergadura en los últimos 50 años como AD, Copei, MAS Bandera Roja, ABP, Proyecto Venezuela y otras organizaciones políticas. Pretender castigar el pasado para bene?ciarse delpresente, cuando eres hijo del pasado, es negar a tus padres, y al que niega a sus padres nunca le va bien”.El 2 de noviembre el presidente de Copei, Roberto Enríquez, comentó al Correo del Orinoco: “A mí me llamó la atención que partidos que anteriormente promovían la tarjeta única, al ?nal terminaron dando una maniobra de 180 grados y no la apoyaron. No ir con tarjeta única en las elecciones presidenciales fue un gran error. Un error político, un error ético, un error electoral y un error operativo. No es una propuesta antipolítica ni antipartidista. Muy por el contrario, era una propuesta que cuando lo que estaba en juego era el modelo de desarrollo y político del país, se necesitaba dar mayores expresiones de unidad nacional”.
EL “PAQUETAZO”
El 23 de enero de este año los precandidatos de la oposición, a excepción de Diego Arria, suscribieron los Lineamientos para el Programa de Gobierno de Unidad Nacional. Este documento generó meses después una gra polémica durante la campaña presidencial, por cuanto fue denominada por los revolucionarios como el “paquetazo”, es decir, un paquete de medidas que darían al traste con las misiones sociales e impondría un modelo económico neoliberal.El coordinador de la unidad técnica  de  la  MUD,  Marino González, indicó ese 23 de enero que los lineamientos eran el producto de tres años de trabajo. Apuntó que 400 expertos en gestión pública se organizaron en 31 comisiones técnicas.En el texto se indicaba que se promovería una enmienda o reforma constitucional para “fijar límites a las posibilidades de reelección de los titulares de cargos ejecutivos. La actual regulación, fruto de la enmienda constitucional del 2009, que permite la reelección indefinida o continuada del Presidente de la República, y de los alcaldes y gobernadores, atenta gravemente contra la alternabilidad y el pluralismo democráticos”.
También se hablaba de que la“reinstitucionalización del país pasa por su reconstitucionalización, con la Constitución de 1999 como pilar fundamental de esta lucha. El levantamiento de la institucionalidad democrática implica rescatar los principios de la democracia electoral, pero también reivindicar otros valores esenciales de la democracia hoy seriamente en entredicho, como el pluralismo político y el respeto al Estado de Derecho y a los derechos humanos”.En los lineamientos se planteaba que las leyes o decretosleyes “inconstitucionales deben ser impugnados judicialmente. Adicionalmente, debe ejercerse  la  iniciativa  legislativa  del Presidente de la República para presentar proyectos de ley que desmonten las regulaciones contrarias a la Constitución dictadas en los últimos años”.Además, se apostaba por la descentralización: “La concepción y gestión del gobierno deberá sustentarse de manera permanente en la discusión y articulación de políticas con los gobernadores y alcaldes”.Con relación a los Consejos Comunales,  se  proponía  que se per?laran “como instancias de participación, en los términos del artículo 70 de la Constitución, y deben ser deslastrados de todo sesgo ideológico-partidista”.
En cuanto a la Fuerza Armada Nacional, en el texto se mencionaba la necesidad de “restablecer” los conceptos de obediencia y lealtad institucional, así como  la revisión de la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y la Ley Orgánica de Seguridad de la Nación.
LOS RESULTADOS
Durante la campaña presidencial la oposición insistió en un supuesto empate técnico entre el presidente Hugo Chávez y el candidato de la derecha Henrique Capriles Radonski. El 7 de octubre el pueblo acudió masivamente a las urnas y la decisión de los votantes fue dada a conocer por el Consejo Nacional Electoral. Una vez más, el Jefe del Estado obtenía un holgado triunfo. El Mandatario Nacional fue reelegido con 55,07% de los votos (8.191.132), mientras que Capriles obtuvo 44,31% (6.591.304). El pasado 16 de diciembre los electores rati?caron el apoyo al proceso revolucionario. El chavismo ganó 20 de las 23 gobernaciones del país. En manos de la oposición quedaron Miranda, Lara y Amazonas.Luego de un intenso año durante el cual se realizaron dos elecciones, precedidas por la consulta interna de la oposición para escoger a su abanderado presidencial, quedan las re?exiones y los llamados a la unidad. Wilmer Nolasco, secretario general del MEP, manifestó que es necesario “que se depongan las actitudes revanchistas; especialmente entre revolucionarios no nos hace bien. Hoy más que nunca los hombres y mujeres que decimos ser revolucionarios tenemos que tener unidad. La unidad es para bene?cio de todos, sin perjuicio de nadie. Hay gente en la oposición que sí cree en una tregua para avanzar. Hay gente que es más radical que también la tenemos del lado chavista”.Mientras que la palabra diálogo fue la protagonista de la entrevista realizada por el Correo del Orinoco el 18 de diciembre al presidente de Copei, Roberto Enríquez. Dos días después de las elecciones regionales, expresó la necesidad de que todos los sectores del país se sienten a conversar de manera sincera, dejando de lado lo que denominó la “pugnacidad fratricida”. “El diálogo no signi?ca condicionar al Gobierno ni condicionar  a  la  oposición.  Simplemente, se debe crear un clima político responsable y constructivo con el país y que podamos abordar los verdaderos problemas”, dijo.
Fuente: Correo de Orinoco

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>