EMULAR A WALSH

emularwalsh

Por Raúl Ruiz Huidobro
La dictadura de Videla no sólo fue la más violenta y genocida de las dictaduras que conocimos y padecimos, también fue la que llevo la guerra contra revolucionaria a planos diversos que el poder dominante no había logrado llevar antes. Antes del golpe, en los marcos del Operativo Independencia, lease exterminio a la guerrilla, el Comandante de las Fuerzas Armadas del enemigo, Jorge Rafael Videla, arengó a la tropa en la Nochebuena de 1975. Allí planteó que las acciones militares solo constituían un diez por ciento de la lucha contrainsurgente. Así, aseguró que el noventa por ciento restante tenía componentes políticos, económicos, sociales diversos.
Por eso, cuando dio el golpe que impuso la dictadura cívico militar más sangrienta que se tenga memoria. En sus comunicados y bandos hablaba de que lo hacía para salvar a la Patria: de la corrupción, autoritarismo, populismo y desgobierno.
Así, disolvió el congreso, sustituyó a los jueces dudosos, abolió las libertades individuales y leyes y aspectos constitucionales, intervino sindicatos, prohibió el derecho de huelga, dictó una ley de Prescindibilidad que autorizó los despidos masivos. Etc. Todo lo hizo por Decreto. Silenciar a la prensa fue parte de un objetivo estratégico. Cualquier semejanza con la realidad de esta coyuntura es pura coincidencia.
En ese escenario, Rodolfo Walsh y otros compañeros, no sólo discutieron, recopilaron experiencias de masas de agitación y propaganda de los albores del Siglo XIX de Alemania, Unión Soviética, Cuba, y nuestro país, sino que impulsados por Rodolfo se decidieron a enfrentar la violencia del poder hegemónico atacando la censura y la mordaza informativa impuesta por la dictadura.
Rodolfo imponía sus conocimientos e instinto y planteaba romper el terror del silencio con la construcción de una herramienta de información en la clandestinidad para aportar en la resistencia a la dictadura.
Así, necia y tercamente sacó a luz la experiencia de difusión clandestina de noticias que buscaba el ida y vuelta de la participación popular en la información. La Agencia Clandestina de Noticias (ANCLA).
Walsh creó y difundió, junto a otros compañeros, despachos entre Junio de 1976 y Setiembre de 1977. Los textos de la Cadena Informativa llegaban con puntualidad militante en sobres a las redacciones de los medios de prensa principalmente de Buenos Aires.
Los despachos poseían muy buen nivel informativo. Estos tenían data precisa, ya que colaboraban periodistas de medios, que no podían publicarlos y que aportaban en la resistencia pasando información. ANCLA también se nutría de los compañeros que realizaban la propaganda en las organizaciones revolucionarias.
En esta coyuntura donde el enemigo principal se quedó hasta con el Estado que estaba en disputa. En estos días aciagos donde la violencia de la contraofensiva capitalista se corporiza en el gobierno de Mauricio Macri se está instalando entre las masas la necesidad de hacer algo.
Hoy Macri usa planteos similares a los que uso Videla para caracterizar al gobierno saliente de corrupción, autoritarismo y populismo y gobierna por medio de Decretos de Necesidad y Urgencia favoreciendo a los sectores dominantes y condenando al pueblo a la violencia del atraso. muchos dicen en las redes sociales que habrá que hacer algo.
Para garantizar la política y un mayor control se vale del terrorismo mediático. El blindaje que le garantiza el silencio de la prensa militante del capitalismo, amordazó le pegó al AFSCA y busca eliminar hasta el Derecho Social de la Información. ¡Algo hay que hacer! se dice por lo bajo.
¿Qué hacer entonces? Unirse hasta desde la diversidad, organizarse, movilizarse, luchar combinando la resistencia en la calle con los mecanismos institucionales. Habrá que plantearse interrogantes, revelar respuestas económicas, políticas en los territorios, fábricas, empresas recuperadas, escuelas, universidades, clubes de futbol del barrio, sociedades de fomento, cooperadoras escolares, hay que seguir llenando plazas pero dandoles más contenido, etc.. Ir por más como siempre.
En ese contexto habrá que hacer ese algo en todos lados. Por ejemplo: Denunciar, plantear salidas y buscar el ida y vuelta con la prensa alternativa. Desde internet, la radio y la TV comunitaria, una revista, el boletín, un folletito, la hojita oficio fotocopiada, el aerosol, la brocha y el pincel…todo debe servir – y seguro sirve – para informar, organizar, formar colectivamente sembrando conciencia y cosechando un fruto que mejore la correlación de fuerzas.
Hoy debemos hacer realidad el aporte a la comunicación política transformadora que impuso Rodolfo y concretar lo que planteaba: “Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote el terror. Haga circular esta información”.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>