EL RATTI RENOVADOR SHOW

La desaparición del millonario empresario Omar Ratti trascendió por medio de un twitt del propio gobernador de Misiones Maurice Closs: «En horas del mediodia se reportó la pérdida de contacto de un avion despegado de Posadas con destino a Paraná» (3/07/12). Esa tarde el mandatario publicó otros siete mensajes, compartiendo novedades. Se asumió vocero de la situación.

 

 

Inmediatamente el Estado provincial desplegó un impresionante operativo de búsqueda por aire, tierra y agua. Closs articuló el trabajo con sus pares de las provincias de Corrientes y Entre Ríos. El paradero de Ratti se convirtió en cuestión de Estado. Finalmente en la mañana del 5 de julio fue hallada la aeronave, siniestrada, en la localidad correntina de Chavarría, al sur de los Esteros del Iberá. Los dos ocupantes estaban muertos: Omar Ratti y su acompañante Mariano Rolón.
Por la tarde, un helicóptero del Ejército trasladó los restos mortales hasta el aeropuerto de Posadas. El gobernador Closs y el Ministro de Gobierno Jorge Franco se apostaron en el lugar, aguardando la llegada. «Era una persona extremadamente emprendedora», expresó a la prensa el jefe de Estado provincial (también exitoso empresario).

Construcción de riquezas

Omar Ratti era oriundo de Reconquista, pero se radicó en Misiones muy joven, en la década del ’70. Se inscribió en el Registro Provincial de Constructores en 1976, en los albores del terrorismo de Estado. En esa época comenzó a forjar su fortuna. Operó bajo la figura de empresa unipersonal hasta enero de 1992, cuando mediante una reorganización empresaria se conformó la actual sociedad anónima Ratti Construcciones S.A.
En lo que a obras públicas respecta, desde hace años la firma constructora es una de las principales aliadas del gobierno provincial. Es el brazo ejecutor de la Entidad Binacional Yacyreta (EBY), el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha), la Dirección de Arquitectura de la Provincia de Misiones, y la Dirección Provincial de Obras Sanitarias de Misiones.
Las denuncias contra el Frente Renovador por sobrefacturación y corrupción en las mega-obras ideadas por el exgobernador y actual presidente de la Legislatura provincial, Carlos Rovira, salpicaron en más de una ocasión a Ratti Construcciones.
En 2006 una UTE (Unión Transitoria de Empresas) liderada por Ratti Construcciones resultó adjudicataria de la construcción del faraónico «Centro del Conocimiento». El presupuesto inicial era de 15 millones de pesos, pero terminó costando al Estado provincial más de 80 millones. Fue uno de los escándalos más escabrosos en los que se vio involucrada la firma.

Negocio inmobiliario

Paralelamente a su actividad en la construcción de obras públicas y planes habitacionales para diferentes comitentes estatales, Omar Ratti desarrolló millonarios negocios inmobiliarios, consistentes en desarrollo de loteos, barrios cerrados, countries y construcciones de edificios en propiedad horizontal para destino de viviendas y oficinas. Entre ellos, los edificios Don Martín, Don Pablo, Alminar y el Country Náutico Puerto Laurel, donde levantó su mansión -sobre terrenos públicos- Carlos Rovira, el gran caudillo renovador.
Su ámbito de actuación se ha circunscrito a la provincia de Misiones, donde adquirió cientos de terrenos para la ejecución de nuevas obras y el desarrollo de proyectos propios, como el del Barrio Residencial Los Jilgueros, entre otros.
En la Capital provincial, Omar Ratti era señalado como el «latifundista urbano» más poderoso, por sus incontables propiedades inmobiliarias. Vale señalar en esa línea que, según estadísticas oficiales, Posadas es una de las localidades más pobres del país. Unas treinta mil personas viven en asentamientos marginales, en condiciones de extrema vulnerabilidad.

Diferencias

La actitud asumida por el gobierno provincial ante el caso Ratti dista significativamente de otras desapariciones registradas en la provincia. El joven Mario Golemba, pequeño productor de condición humilde, oriundo de la localidad de Dos de Mayo, permanece desaparecido desde el 27 de marzo de 2008. Fue visto por última vez en la Comisaría local. Dos testigos declararon que policías lo trajeron hasta la sede policial esposado, que lo golpearon brutalmente y luego lo llevaron en un patrullero. Nunca más se supo de él. La familia Golemba denuncia desde hace años la impunidad, y apunta directamente contra el gobierno provincial, por la indiferencia y complicidad con el crimen.

Fuente: Revista Superficie

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>