EL PUNTAPIE INCIAL DE LA TARJETA

Con la emisión simbólica de tres tarjetas Súper Card, la primera a nombre de la Presidenta, se puso en marcha el proceso que debería derivar en que el plástico administrado por los supermercados se use como medio de pago en veinte días más.

El mecanismo para la puesta en marcha de la Súper Card ya está a la espera de que los supermercados y comercios adheridos a la nueva tarjeta de crédito lo implementen. No existe una fecha de lanzamiento oficial y, como la idea es bajar los costos, tampoco habrá una campaña publicitaria agresiva, pero diferentes empresas involucradas confirmaron que el trámite para obtener los plásticos será habilitado a lo largo del mes de julio.

 

 

 

Desde una de las cámaras que nuclea a los supermercados chinos afirmaron que los sistemas para aceptar el pago con la Súper Card estarán habilitados a partir de la segunda quincena del mes próximo. La tarjeta de crédito reducirá el costo financiero que afrontan los supermercados y redundará en una baja de las tasas de interés que pagan los usuarios por financiar consumos.
Ayer, temprano por la mañana, se realizó un acto en el auditorio del quinto piso del Mercado Central, donde se constituyó el Consejo Asesor que administrará la tarjeta y se hizo la entrega simbólica de los primeros tres plásticos. La primera de las tarjetas emitidas lleva el nombre de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (ver foto) y fue entregada al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para que se la lleve a la jefa de Estado. La segunda Súper Card correspondió a la subsecretaria de Defensa del Consumidor, María Lucila “Pimpi” Colombo. La tercera tarjeta fue entregada a la titular de una de las cámaras de supermercados chinos, Cedeapsa, Yolanda Durán.
El evento estuvo encabezado por Moreno y los socios privados y adherentes de la Súper Card, pero también participaron representantes de diferentes sectores industriales. “La Súper Card está encaminándose, es parte de un proceso continuo. Ya se completaron los pasos legales, ayer se constituyó el Consejo de Administración y están emitidas las primeras tarjetas”, expresó Colombo a este diario.
La puesta en marcha del medio de pago fue anunciada para mayo, luego se postergó el lanzamiento hasta junio y ayer desde distintos sectores empresarios estimaron que el trámite para obtener la Súper Card comenzará en las próximas semanas. La demora de su lanzamiento estuvo acompañada por la ampliación del listado de comercios que aceptarán la tarjeta. Precisamente, durante la reunión realizada ayer, Moreno celebró la adhesión a la Súper Card de La Anónima, empresa con importante presencia en el sur del país.
Con respecto a la Súper Card, la subsecretaria de Defensa del Consumidor destacó que “se trata de un emprendimiento privado, pero está en línea con la política del Gobierno de cuidar el trabajo digno, la producción nacional y el consumo popular como pilares del crecimiento con equidad. Permite proteger a los consumidores y también a los pequeños comercios”.
El Consejo de Administración está encabezado por los socios privados que son los supermercados Coto y la Cooperativa Obrera de Bahía Blanca, las casas de electrodomésticos Frávega y Garbarino, la Corporación Mercado Central y el Banco Hipotecario, a través de la firma Tarshop, que opera la marca comercial Tarjeta Shopping. Por eso se especula con que esos comercios serán los primeros en ofrecer los plásticos en sus puntos de venta las próximas semanas. Esas empresas serán responsables y administradores de la tarjeta, pero contarán con un conjunto de socios adherentes, entre ellos las principales cadenas de supermercados, que también entregarán las tarjetas y cobrarán los resúmenes en sus líneas de caja.
Además de los supermercados y casas de electrodomésticos, el plástico se podrá utilizar en cadenas de farmacias y perfumerías, la casa de comidas rápidas McDonald’s y las estaciones de servicio, en principio las de YPF. Pero desde el Gobierno esperan que la red de comercios adheridos se irá extendiendo con el paso del tiempo. Moreno confía en que la tarjeta permitirá reducir la tasa de interés que pagan los usuarios por financiar sus consumos –22 por ciento anual como máximo, contra un rango del 30 a 50 por ciento que cobran habitualmente los bancos con las tarjetas tradicionales– y para los comercios significará una sensible caída de las comisiones. La Súper Card les cobrará un 0,75 por ciento sobre la facturación abonada a través del plástico, contra el 3 por ciento que aplican generalmente los bancos y tarjetas Visa, Mastercard y American Express. Un ahorro estimado de 720 millones de pesos al año, según precisó Colombo.

Fuente: Página|12

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>