“EEUU NO RENUNCIÓ A PROVOCAR UNA TRANSICIÓN AL CAPITALISMO EN CUBA”

obamacuba1
0 Flares 0 Flares ×

El docente, investigador Adjunto del CONICET y especialista en Estados Unidos, Leandro Morgenfeld, dialogó con el programa radial Llevalo Puesto para analizar la histórica visita del presidente Barack Obama a Cuba.

- ¿Cuán revolucionada está Cuba con la llegada de un presidente de Estados Unidos en funciones (James Carter viajó como ex presidente) por primera vez en 88 años?
– Es la primera vez después de la revolución y más para atrás también. El último fue incluso en el marco de una Conferencia Panamericana en 1928, esta vez es una visita bilateral.
Pero más allá de eso, sin duda esto es un paso más, ni el primero ni el último, en un proceso que se inició cuando Obama empezó su segundo mandato. Fueron un año y medio de negociaciones secretas y el 17 de diciembre de 2014 anunciaron públicamente al mundo que se iniciaba un proceso para normalizar las relaciones bilaterales. Por lo menos las diplomáticas, cosa que ocurrió el 20 de julio pasado.
No obstante todavía falta muchísimo porque lo más grave de la agresión de EEUU contra Cuba, que en los últimos 50 años tuvo todo tipo de formatos, es el bloqueo financiero, económico y comercial que tantas dificultades trajo a la isla y que todavía está muy lejos de levantarse.
Sin duda desde el punto de vista simbólico la visita de Obama apunta a profundizar ese proceso de distensión en las relaciones con Cuba.

- ¿Quién gana con esto? ¿Estados Unidos que ahora va a desembarcar con Mc Donalds en la isla o la diplomacia cubana que logró el diálogo que venía reclamando hace años?
– La respuesta es compleja. La primera cosa que hay que decir es que en diciembre de 2014 cuando Obama hizo el anuncio del restablecimiento de relaciones tuvo que reconocer que habían sido un fracaso más de 50 años de políticas agresivas contra Cuba. Cuando reconoció que iba a negociar y aceptar al gobierno ahora encabezado por Raúl Castro, eso fue sin duda un triunfo del pueblo cubano y de todos los países de América Latina y el Caribe que venían demandando el fin de estas políticas contra Cuba.
Entonces si uno lo mira desde una perspectiva histórica, Cuba con sus poco más de 11 millones de habitantes, con su diferencial abismal en cuanto a potencial económico, recursos, todo, logró torcerle el brazo a la política de EEUU y a sus gobiernos sucesivos que dijeron desde 1960 que nunca iban a sentarse a negociar con lo que ellos llaman “el régimen de los Castro”.
Y bueno, hoy Obama está negociando con un gobierno encabezado por Raúl Castro e iniciaron un proceso de retomar las relaciones bilaterales sin haber derrocado al gobierno revolucionario. En ese sentido, repito, es sin duda un triunfo para Cuba.
Ahora, este triunfo viene de la mano de una serie de amenazas importantes y producto de una debilidad. Desde la muerte de Hugo Chávez en 2013, desde la crisis que acosa no solo a Venezuela sino a toda la región por la caída de los precios de las materias primas (una caída que empieza en EEUU pero afecta fuertemente a los países emergentes), la economía cubana atraviesa dificultades importantes. Esta apertura hacia EEUU tiene que ver también con esa situación.
EEUU, no hay que ser ingenuos, no está renunciando al objetivo de provocar una transición hacia el capitalismo en Cuba y en última instancia hacia un sistema político diferente. Pero lo están haciendo, según Obama, con otra estrategia más gradual.
Esos son los desafíos que va a tener el pueblo cubano y sus pueblos amigos.

- Parafraseando al Fidel Castro del asalto al cuartel Moncada en 1953, con esta idea del puño de hierro en guante de seda, se puede presuponer que Obama y EEUU necesitan para ese tipo de transformaciones un apoyo local. No es menor que se reúna en esta gira con lo más rancio de la oposición dentro de Cuba.
– Si. Estados Unidos, cosa que va a hacer también acá en Argentina, va a hablar del tema de los Derechos Humanos en Cuba cuando el récord que tiene el gobierno de Obama (siendo nobel de la paz en 2009) de violación de estos derechos supera a los de cualquier país.
Recordemos que Obama periódicamente decide la vida y la muerte de ciudadanos de otros países del mundo en el marco de la llamada “Guerra contra el terrorismo”. Con aviones no tripulados decide a quién mata sin juicio previo, violando la soberanía de los Estados y todas las normas del sistema internacional.
Además sostiene en territorio cubano, en Guantánamo (lugar que Cuba reclama hace décadas), una cárcel donde se utilizan todo tipo de torturas que no se permiten en EEUU pero se hacen extraterritorialmente.

- ¿Se sabe de algún tipo de medida concreta que se vaya a anunciar en el corto plazo en relación a seguir acercando posiciones entre ambos países?
– En la agenda fina hay muchas cosas, pequeños detalles. Ahora, Obama dice que no puede levantar el bloqueo porque depende del Congreso. Por su parte los cubanos sostienen que tiene facultades ejecutivas para por lo menos aflojarlo.
En ese sentido me parece que se van a anunciar una disminución de las regulaciones para que más ciudadanos estadounidenses puedan ir a Cuba. Además en términos económicos desde EEUU se está pensando en inversiones que tengan que ver con el rubro de turismo, transporte, mientras que los cubanos piensan en inversiones relacionadas con los alimentos y la infraestructura.
Creo que la negociación más fina va a ser en torno a estas cosas: que tipo de regulaciones e inversiones va a haber.
Hay un sector muy importante de la burguesía estadounidense que está presionando desde hace años a su gobierno para que termine con el embargo y poder hacer negocios en la isla. Básicamente porque ven que otros países como España, China, Canadá, Venezuela, Brasil, están haciendo negocios y ellos están perdiendo un mercado importante.

Fuente: Notas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>