DISCIPLINAMIENTO: PRAT GAY Y LOS SINDICATOS

pratgaysindicatos

En declaraciones al canal de televisión América, el ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat Gay afirmó que “cada gremio verá dónde le aprieta el zapato y hasta qué punto puede arriesgar salarios a cambio de empleo”. También agregó: “Cada paritaria discute lo que puede discutir y acá no es solo la dimensión del salario sino también cuidar el empleo”.
De esta manera, el gobierno nacional marcó los límites en los que se desarrollará la discusión paritaria en los próximos meses. Pese al aumento de precios por la quita del “cepo” al dólar y de las retenciones a los granos, el oficialismo anticipa que la suba de los salarios no deberá sobrepasarse.
No será el diálogo o el consenso social el que logre conformar a los sindicatos, sino un instrumento efectivo y conocido por la clase obrera. Una mayor cantidad de mano de obra desocupada acrecentará el miedo de los trabajadores a perder su empleo y achicará considerablemente el margen de negociación.
Así, con la amenaza del desempleo latente, cambia el foco de la discusión. Ya no se tratará de que la paritaria le gane a la inflación. El objetivo será preservar los puestos de trabajo, aunque sea a costa de perjudicar las condiciones laborales de los empleados.

La respuesta sindical
Pese a la fragmentación de las centrales sindicales (hoy en día pueden contarse cinco en Argentina), el horizonte económico y social que se avizora despertó cuestionamientos en representantes gremiales que responden a diversos sectores.
En este sentido, Hugo Yasky, titular de la CTA de los Trabajadores señaló: “Quieren condicionar con pérdida de empleo paritarias que son libres por definición. Vamos a defender nuestros derechos y nos preocupa esta situación. Nosotros no queremos ser los convidados de piedra en el diálogo económico y social”. Además, anticipó: “Nosotros no podemos permitir esta extorsión disfrazada de política económica de desempleo”.
En esta línea Omar Plaini, referente del sindicato de canillitas y perteneciente a las filas de la CGT que dirige Hugo Moyano, consideró que “la frase de Prat-Gay no fue feliz”. También desde la CGT Azopardo, Juan Carlos Schmid de Dragado y Balizamiento estimó que el aumentó en la negociación paritaria, teniendo en cuento la inflación del 2015, deberá establecerse por encima del 30%. En diálogo con Télam, el gremialista aclaró que aun no analizaron el impacto de la devaluación: “Todavía no hemos proyectado sobre diciembre lo que pasó con la devaluación de nuestra moneda”.
Por su parte Pablo Micheli, titular de la CTA Autónoma manifestó en su cuenta de Twitter: “¿Pobreza 0 y empezar el año proponiendo aumentos por debajo del 35 por ciento? Si el resultado de no perder poder adquisitivo es que haya despidos, habrá conflictos”.
Desde ATE Capital, Daniel Catalano apuntó: “Nosotros en 12 años hemos negociado salarios con inclusión, por lo que si él pretende cerrar su modelo con despidos, lo que está mal es su modelo y debería revisarlo”.
Finalmente Ricardo Pignanelli, hombre cercano a la CGT liderada por Antonio Caló declaró: “Si ellos quieren llegar a pobreza cero no tienen que amenazar con la falta de trabajo para la negociación económica. Él debería hablar de estabilidad económica y despido cero”.

Fuente: Notas

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>