CÚSPIDE: NUEVO TRISUNFO DE LOS TRABAJADORES CONTRA GRUPO CLARÍN

Desde que Clarín compró la empresa en 2013, se extendió la persecución a los militantes gremiales. Entrevista a Lucho Cabrera, que fue reelegido recientemente como delegado.

Por Enrique de la Calle
En 2013, el Grupo Clarín se quedó con Cúspide Libros, que administra librerías en Capital Federal y en algunas ciudades del interior. Desde la llegada del multimedios, comenzó la persecución a los trabajadores que pretendían organizarse gremialmente. Los empleados denuncian presiones de todo tipo que siguen hasta ahora: desde filmaciones de asambleas hasta salarios que se acreditan de modo diferente según el compromiso del trabajador. La disputa de Lucho Cabrera, reelegido nuevamente como delegado.
APU: ¿Hubo elecciones en Cúspide para elegir delegados gremiales?
Lucho Cabrera: Fue ayer, se desarrollaron con normalidad. Sobre un padrón de 70 compañeros, firmaron 68. Fuimos reelectos junto a Ceferino Romano por dos años más. Es una alegría tener el acompañamiento de los compañeros.
APU: Cúspide es una empresa con una historia de enfrentamiento al trabajo gremial. ¿Sigue siendo así?
LC: Sí. Hace cuatro años que somos delegados gremiales. Cuando nosotros empezamos a organizarnos, en 2010, Cúspide era una empresa familiar. Teníamos problemas con los encargados, con las imposiciones que hacían. Pero nunca tuvimos problemas con los dueños de la empresa. Nos organizamos para enfrentar las prácticas arbitrarias de los encargados. En aquel momento dos compañeros se quisieron presentar como delegados. En ese momento, desde el Sindicato de Empleados de Comercio le avisaron a la empresa que esto podía ocurrir y fueron despedidos. Seguimos organizándonos, lo hicimos un poco mejor.
APU: ¿Qué ocurre cuando Clarín compra la empresa?
LC: Eso pasó en 2013. Ahí empeoró la situación, no nos dejaban reunirnos, filmaban las reuniones que teníamos, nos empezaron a perseguir a los militantes gremiales. No se cobró la paritaria del año pasado o se cobró en un porcentaje menor al acordado por el gremio. Los trabajadores cobraron de acuerdo a cuál era la relación con los delegados. Nosotros protestamos en el Ministerio de Trabajo que falló a favor nuestro, pero Clarín no acató ese fallo. Por eso hicimos movilizaciones en la puerta de la empresa. Finalmente, pudimos cobrar el salario como debía ser. Ahora estamos discutiendo la paritaria de este año.
APU: ¿Qué número cerraron?
LC: Comercio cerró 27 %, a pagar en dos cuotas. La primera se debía pagar en abril. Todavía no nos pagaron el aumento. Además, hubo otras irregularidades que denunciamos al Ministerio del Trabajo.
APU: ¿La persecución hacia ustedes disminuyó en este tiempo?
LC: Sabemos que las reuniones están filmadas. A muchas personas que se reúnen con nosotros, después se juntan con gente de la empresa  que le dicen lo que nosotros charlamos en la asamblea.
APU: La elección de ayer, es un nuevo triunfo contra la patronal.
LC: Es un triunfo impresionante. Demuestra el acompañamiento de todos los trabajadores. Se dio en un contexto donde se hizo de todo para tratar de presionar a muchos compañeros. No lo lograron. Estamos dispuestos a dialogar con la empresa, vamos a ir al Ministerio de Trabajo las veces que sea necesario. Si no hay respuesta, vamos a parar la planta como ya lo hicimos. Lo único que no es importa es que los trabajadores tengan condiciones digna.
Fuente: Agencia Paco Urondo

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>