Cuba: Un paso más en el acercamiento entre la izquierda latinoamericana y europea

cuba 1

El Foro de Sao Paulo fue fundado en 1990 por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva en un momento de desorientación de la izquierda mundial y tras la desintegración de la Unión de República Socialistas Soviéticas (URSS).

Autor: Dayron Rodríguez Rosales

Autor: Daina Caballero

Segundo Foro de fuerzas de izquierdas, verdes y progresistas europeas.

Segundo Foro de fuerzas de izquierdas, verdes y progresistas europeas. foto: mundo obrero Foto: Mundo Obrero

No nos atrevemos a hablar por el Partido de la Izquierda Europea (PIE) ni nos toca hacerlo, pero algunos elementos de la experiencia latinoamericana pueden resultar muy válidos para Europa, aseguró Carlos Marsán Aguilera, vicejefe del Departamento de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) en diálogo con Granma, a propósito de la celebración del «Tercer Seminario Europa, América Latina y el Caribe. Visiones Compartidas desde la Izquierda», que tendrá lugar en La Habana como parte del XXIV Encuentro Anual del Foro de Sao Paulo (FSP).

Compartimos con nuestros lectores detalles de esa entrevista.

CONSTRUIR OTRO ESPACIO DE IDENTIFICACIÓN

Este tercer Seminario constituye una expresión del creciente interés del PIE por los procesos políticos que tienen lugar en América Latina y el Caribe, aunque este partido es relativamente joven.

En el 2004, cuando el Parlamento Europeo se conformó a partir de elecciones que tienen lugar en esta región cada cinco años, los partidos legales participaron en ellas para sumar votos y aspirar a una silla en la Eurocámara. Así, un grupo de partidos de izquierda ganaron puestos en el Europarlamento y decidieron unirse y formar, no solo el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica, sino también el PIE.

Nace entonces el PIE que hoy posee 22 organizaciones miembros y ocho observadoras. Las primeras aceptan plenamente los estatutos y por tanto, son las más activas a la hora de participar en las actividades convocadas. Las segundas, en cambio, no comparten del todo las visiones políticas del PIE, pero sí desean permanecer cercanas a sus procesos, pues consideran que no existe otra alternativa en el Viejo Continente capaz de darles visibilidad.

El Partido está estructurado por seis vicepresidentes y un presidente, Gregor Gysi, quien a su vez pertenece a Die Linke (Partido de la Izquierda Alemana). Este hombre lleva muchos años vinculado a nuestro continente, ha sido eurodiputado y el pasado año, durante el segundo Seminario del PIE, asumió la presidencia. Anteriormente, por casi seis años, su líder fue Pierre Laurent, actual secretario general del Partido Comunista Francés.

Desde su aparición, el PIE tuvo entre sus objetivos fundamentales reformar la UE con la intención de lograr un bloque más social y menos subordinado a los intereses del capital.  Sin embargo, esto se ha ido transformando y, en la actualidad, la mayoría de los integrantes del PIE se cuestionan esto. De hecho, evolucionaron hacia una visión que tiene que ver más con refundar la UE, o sea, construirla sobre nuevas bases.

Para ellos, hay que recuperar lo que en su momento fue el estado de bienestar general en el Viejo Continente y crear una Europa de los ciudadanos y no de las empresas capitalistas. Además, como parte de esa propia evolución se han planteado cuestiones relacionadas con la reivindicación de los derechos laborales, el género y la participación popular, entre otras temáticas.

UN REFERENTE PARA EL PIE

Cuando surge el PIE, Latinoamérica atravesaba un profundo proceso de transformaciones políticas, económicas y sociales. Por ejemplo, Chávez había ganado en 1998 y en 1999 tomó el poder de Venezuela para impulsar así el avance de la izquierda progresista y revolucionaria en el continente.

El PIE ve entonces en los acontecimientos ocurridos en nuestra región y en el FSP un referente importante en la batalla contra los intereses monopólicos y de dominación. De cierta forma también visualizaban por dónde avanzar en la confluencia de los partidos políticos con los movimientos sociales de la izquierda.

Por eso en este XXIV Encuentro del Foro de Sao Paulo, tendrán lugar dos sesiones de trabajo donde se propondrán dos temas esenciales: los terrenos de intervención común en las relaciones políticas y económicas entre la Unión y Latinoamérica, y la elevación fiscal, una batalla compartida contra el poder de las oligarquías.

El primer punto pretende conseguir una mayor articulación entre las acciones de la izquierda latinoamericana y europea, sobre todo en materia de acuerdos de libre comercio, tratados preferenciales, paraísos fiscales y predominio de las trasnacionales. En resumen, la lucha global contra el capital financiero. Mientras que el segundo intentará construir más puentes políticos para el desarrollo de acciones conjuntas entre ambas partes.

Ya confirmaron su asistencia diez partidos, provenientes de naciones como Bélgica, España, Francia, Italia, Alemania, Chipre y Grecia, que solo vendrán para el tercer Seminario PIE-FSP, aunque 21 partidos europeos estarán participando en el Encuentro en general.

RETOS Y DESAFÍOS COMUNES

Hoy la articulación de la lucha tiene que darse a nivel planetario. Esta es una batalla común contra la hegemonía cultural, la guerra no convencional, la dominación imperialista, la pérdida de las soberanías nacionales y las campañas contra los líderes izquierdistas. Pero esto no sucede única y exclusivamente de este lado del mundo, forma parte de una ofensiva global.

¿Y cómo se identifica esa ofensiva? Pues con el avance de las políticas de austeridad en Europa, las cuales limitan cada vez más a la clase obrera.

También con la precarización de los mercados laborales y mediante duras leyes que solo generan el menoscabo de conquistas ganadas por los trabajadores hace más de un siglo.

Por ejemplo, recientemente el Gobierno austriaco aprobó una legislación que permite a los empresarios imponer regímenes laborales de hasta 12 horas al día. Eso sin hablar del caso de otros países europeos donde el empleador puede despedir a sus subordinados en cualquier momento y estos ni siquiera cuentan con un contrato fijo de trabajo. Y qué decir de la campaña antiinmigrante, destinada a causar miedo e inseguridad entre las personas y que permite la violación de derechos básicos de los ciudadanos, tales como el derecho a la privacidad.

Por eso es tan importante que se conecte la vanguardia de la lucha en nuestro continente con la europea y la de otros continentes, dar un paso más en la articulación entre la izquierda latinoamericana y europea, en la identificación de intereses de lucha comunes y en la construcción de un espacio de unidad y solidaridad.

Hemos visto cómo contra Venezuela, por ejemplo, los ataques no provienen únicamente de Estados Unidos, sino también desde Europa, donde se promueven sanciones hostiles y una campaña mediática para distorsionar la realidad y enjuiciar al presidente Nicolás Maduro.

La izquierda europea también debe velar porque los hechos que tienen lugar actualmente sean apreciados con objetividad, como mismo lo han hecho con Cuba en la denuncia del criminal bloqueo estadounidense. Necesitamos de un espacio de identificación en torno a este y otros males porque, más allá de las diferencias, tenemos desafíos comunes.

Segundo Foro de fuerzas de izquierdas, verdes y progresistas europeas. foto: mundo obrero Foto: Mundo Obrero

FORO DE MARSELLA

El Foro de Marsella se celebró en noviembre del pasado año en la ciudad francesa que prestó su nombre al evento y quiso ser un espacio similar al de Sao Paulo, o sea, un escenario de unidad, de encuentro, que trascienda los partidos políticos para llegar a fuerzas sindicales, organizaciones femeninas, indígenas y otros sectores sociales. Allí tuvo lugar una experiencia todavía limitada, pero que marcó el primer intento en el camino de la emigración hacia un primer congreso birregional previsto para un futuro no muy lejano.

Fuente: GRanma.cu

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>